lunes, 7 de enero de 2019

Mis deseos para 2019

Comienza un nuevo año y, como mucha otra gente en éstas fechas, no puedo evitar que mi imaginación se enrede en vaticinios sobre lo que me podrían deparar los próximos 365 días. Ensoñaciones que, por supuesto, se centran en todas esas posibilidades cuya materialización me daría una gran alegría. Por eso, y aunque quienes me conocéis sabéis que tiendo a ser bastante comedido en mi optimismo y a no dejarme llevar por cuentos de la lechera, después de los progresos conseguidos en el 2018 me voy a atrever a esperar cosas nuevas y mejores.

Éste deseo hubiese estado bien para el 2019, pero habrá que esperar a otro año. 😆


SAN JORDI
Ya he visitado varios años Barcelona para disfrutar de su fiesta del libro y la rosa, materializada en el extraordinario ambientazo que se vive ese día en la ciudad. Todas y cada una de las veces me ha sorprendido la multitud que pasea arriba y abajo por las casetas que inundan las Ramblas, y cómo el que más y el que menos acaba cargado con un par de ejemplares (y no digo nada si hay niños implicados). Lo que aún no he logrado es participar como autor invitado en alguno de esos puestos, o hacerme un hueco en las sesiones de firmas en la librería Gigamesh. Así que, por soñar...

FERIA DEL LIBRO
2018 ha sido el primer año en el que no he acudido a firmar ejemplares, rompiendo con una costumbre que se había mantenido ya varios años gracias a la participación en una u otra antología de relatos. Por otra parte, hasta ahora solía ocurrir que la publicación de los libros había sido reciente y, por lo tanto, nadie había podido leerse la historia de antemano. Es por eso que me encantaría volver en el 2019, pero esta vez para poder comprobar cara a cara el efecto de la magia de Monozuki en alguno de sus lectores y comentar con ell@s sus impresiones. Creo que, después de las reuniones con clubes de lectura, puede ser una experiencia muy reconfortante.

AVILES
Hasta ahora, nunca he logrado acudir al festival Celsius. Una mancha en mi currículum literario que me encantaría poder borrar éste año, aunque sea solo para estar allí en calidad de visitante. Todo lo que oído a otros escritores sobre el festival es genial (y no me refiero solo a la descripción de los cachopos), y  por eso tengo unas ganas enormes de poder experimentarlo en primera persona. En especial, esos encuentros tan cercanos con algunos de los autores invitados por la organización (Jon Bilbao estará allí y sería genial poder escuchar lo que tenga que contarnos, por ejemplo).

HISPACON
Dado que éste año la reunión anual de la AEFCFyT tendrá lugar en Valencia, y habida cuenta de la proliferación de eventos literarios que ha vivido la ciudad del Turia en el 2018 (incluida la creación del GolemFest), espero poder organizar mi calendario para estar allí aunque sean solo un par de días. Entre otras cosas, porque sigue siendo la mejor ocasión que tengo para reencontrarme con todos esos conocidos a los que la distancia impide que nos veamos durante el resto del año. Y como este año Monozuki podría optar a un premio Ignotus, pues igual hasta es una visita obligada... 

MAS MONOZUKI
A pesar de las buenas críticas que está cosechando la novela, su impacto se está viendo reducido a la página de Goodreads (donde mantiene una valoración muy buena, lo cual no es moco de pavo), mientras que aún no hemos conseguido llamar la atención de ninguna de las demás webs de referencia (aunque, eso sí, en el entorno del Japan Fan contamos con el inestimable apoyo de Kawaii y Frikismo). Así que podéis estar seguros de que durante el 2019 seguiremos en el empeño de descubrirle Monozuki a más lectores, pensando también en la salida de la segunda novela en algún momento de este año. Volumen con el que confío en hacer disfrutar mucho a los aficionados a la fantasía y las aventuras, además de responder a las peticiones de los lectores que querían saber más sobre Monozuki y su mundo. 

Y ADEMÁS...
Por supuesto, también querría recuperar la actividad en el blog a unos niveles parecidos a los que tuve durante años anteriores. El proceso de acabar el último manuscrito me ha absorbido en los últimos meses y esa ha sido la principal razón para que dejase de lado la redacción de artículos. Pero os puedo asegurar que ya hay unos cuantos listos en la recámara para dar los primeros pasos en 2019, y confío en poder ofreceros un ritmo de publicación aceptable hasta el verano por lo menos.  Además, para aquellos que también me seguís por Facebook, os comento que me haría ilusión recuperar esos cuentos "improvisados" que escribía inspirándome en la foto que elegíais. Y, por último, aunque no menos importante, espero encontrar tiempo para retomar mis reseñas de cine y literatura en el Athnecdotario Incoherente.

¿Qué os parece? ¿Estoy siendo muy ambicioso con mis expectativas para este año, o me he quedado corto? Comentad, comentad. Y no dejéis de leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario