Aún no eres un seguidor del blog?!

jueves, 1 de mayo de 2014

Autores Acrónicos: José Ramón Vazquez

Para comenzar el mes de Mayo, nada mejor que seguir con la costumbre de este blog y presentaros a otro de los autores que han dado forma a Ácronos 2. En esta ocasión, José Ramón Vazquez, otro "cuentista" con un recorrido profesional que ronda ya los diez años y un currículum que incluye la Mejor Novela Corta del Ignotus 2013.


A pesar de su tendencia a esquivar las cámaras, una búsqueda concienzuda nos ha permitido saber que se trata de una estrella "emergente" de apenas 30 años, nacido en Segovia y cuya afición por la ciencia ficción podemos pensar que tiene algo que ver con sus estudios en Física. Pero, sobre todo, resulta fácil comprobar su hiperactividad: además de escribir relatos para Ártifex, Miasma, Vórtice y Sedice.com, se ocupa de la edición de Literatura Prospectiva. Así que los participantes de Ácronos 2 podemos sentirnos muy honrados de tenerle entre nuestras filas. Y, sin más que añadir, dejo paso a la entrevista para que podáis descubrir más cosas sobre él.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué  te motivó a hacerlo?
Realmente creo que soy un caso raro, porque el primer relato que publiqué fue con 18 años, después de quedar finalista en un concurso. La motivación fue presentarme a un premio y ganar 300 euros. El primer sorprendido de que acertara a la primera fui yo.

Si me preguntas por escribir, simplemente porque le daba vueltas a ideas que tenía en la cabeza y tenía que dejarlas salir. Se me ocurren símiles escatológicos, pero digamos elegantemente que había un exceso de presión imaginativa y tenía que reducirla como fuera. Me sigue sorprendiendo que a alguien más que a mí le interesen mis desvaríos, pero no me voy a quejar.

2. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, tu experiencia en el mundo editorial?
En general, buena. No tengo una “ansiedad” por publicar y prefiero ser selectivo con lo que mando y escribo. Si me interesa un proyecto hago lo posible por aparecer y, como digo, hasta ahora no he tenido demasiado problema. Y si no me convence demasiado algo que he escrito, lo guardo en el cajón, no pasa nada. Creo que hay gente que cae en la trampa de las empresas de autoedición disfrazadas de editoriales

Si alguien quiere ver un repaso de lo que he ido escribiendo, en la web de la Tercera Fundación, una biblioteca online imprescindible para el aficionado aparece casi todo lo que he ido publicando: aquí.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
La inspiración te encuentra a ti, no al revés. De hecho cuando me vienen ideas suele ser en momentos en los que no estoy pensando para nada en ello. Aunque si algo he descubierto es que hablar con gente a la que emocionan las mismas cosas que a ti estimula la creatividad. No hay nada mejor que comentar cosas con otros amigos de intereses similares para que se te ocurran nuevas ideas.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Como lector creo que me gusta más el relato que la novela. Un buen relato es como una montaña rusa: condensa sensaciones en un espacio de tiempo corto, hasta un punto que probablemente sería inaguantable si durara más. En el mundo frenético que vivimos parece que el relato cuadra más.<

Como escritor casi toda mi producción han sido relatos. Quizá por eso mismo que digo, o simplemente porque he seguido una idea que no tiene por qué ser correcta pero a mí me ha funcionado: primero relato y ya pensaremos en algo largo más adelante. Tengo una novela terminada que no sé si verá la luz alguna vez porque necesita más trabajo para quedar presentable del que probablemente pueda prestarle. Tal vez por eso me dé vértigo ponerme a escribir una novela, aunque tenga mucha más salida que un relato.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Aparentemente uno diría que todo, dado que soy científico y escribo ciencia-ficción, pero en realidad me alejo bastante de la ciencia ficción más cercana a las ciencias duras y tiendo a centrarme en una de tipo, digamos, más sociológico.

6. ¿Cuál fue tu camino para llegar al Steampunk?
Supongo que conocí su existencia a raíz del ciberpunk y como, medio en broma medio en serio, leí que una especie de broma con el término dio origen al steampunk. Como el género de la ucronía, la historia alternativa, siempre me ha fascinado poco a poco fui introduciéndome en el tema y pensé “Me gustaría escribir algo parecido a esto”. Me sorprende que ahora se haya convertido en un movimiento estético, casi una tribu urbana, con bastante éxito. No hace tantos años hablabas de steampunk y te miraban raro hasta los aficionados a la fantasía y la cifi. Ahora aparece en revistas de moda.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Me cuesta llevar una rutina para todo, mucho más para escribir. De hecho suelo escribir cuando llega un punto en el que lo necesito, como si mi cuerpo me lo pidiera. A veces he tenido semanas en las que no fallaba a mi cita con el procesador de textos y rachas de meses en las que apenas escribo.

8. ¿Qué se van a encontrar los lectores cuando lean tu relato en Acronos 2?
En realidad fue un relato que me inspiró la chica con la que estaba saliendo en esa época. Así que por ese lado es una especie de pornografía emocional que me da un punto de vergüenza liberar al mundo. Sí puedo decir que coincidió en el tiempo con la lectura de relatos de Francis Scott Fitzgerald e intenté introducir algo de ese ambiente de época que tan bien refleja. Pero para quedar menos trascendente puedo decir también que es una partida al OutRun (el videojuego de 1986 en el que conducías un Ferrari con una chica al lado) por una Siberia postnuclear tras la Segunda Guerra Mundial. Como muestra de que me vienen inspiraciones como fogonazos sin mucha conexión entre sí.

9. Algo que puedas contar sobre tu próximo proyecto literario...
Bueno, próximo, próximo... Escribir una tesis doctoral titulada Impacto del Fluorescence Yield en los parámetros reconstruidos de los rayos cósmicos de ultra-alta energía con el Observatorio Pierre Auger. Eso es lo que estoy escribiendo con más ahínco últimamente.

Pero en el tema literario tengo demasiadas cosas empezadas que no sé dónde me llevarán. Un relato protagonizado por Vicente Yáñez Pinzón a modo de James Bond en una Venecia que es un nido de espía en la Guerra Fría existente entre el Papado de Avignon y el de Roma, un relato en el mundo de Crónica de Tinieblas de Eduardo Vaquerizo sobre la revolución bolchevique otomana, una novela noir/policíaca ambientada en el mundo de Novedad en el Alcázar (mi relato en Ácronos 1) y un fix-up de microrrelatos titulado Guía de viaje de la Estación 81... Ahora solo tengo que tener tiempo para ponerme a ello.

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
Me encanta Todos sobre Zanzíbar, de John Brunner, me parece la mejor novela de CF que he leído y creo que ni de lejos tiene el reconocimiento que merece. También me vuelve loco La broma infinita de David Foster Wallace, pero afrontar sus 1100 páginas (notas al pie incluidas) creo que vuelve literalmente loco a cualquiera.

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
Últimamente leo mucho en inglés, así que tanto en novela como en relato mis recomendaciones son en el idioma de la Pérfida Albión y desgraciadamente no disponibles en castellano. High Aztech es una novela de Ernesto Hogan que habla de un México cyberpunk futuro que ha superado económicamente a su vecino del norte y en el que la cultura (y religión) azteca está resurgiendo. Una de esas locuras que mezcla mil y una referencias y tanto me gusta. Y en relato, Paintwork, una antología del autor inglés Tim Maughan que puedo definir como un cruce entre William Gibson, el escritor de Neuromante, y Charlie Brooker, el guionista de la serie Black Mirror.

12. ¿Con qué escritor te gustaría coincidir en un ascensor? ¿Qué le preguntarías?
Con los guionistas de la realidad, y les preguntaría que si no creen que ya va siendo hora de acabar con esta historia. Y si no con George Orwell, para preguntarle si no le da miedo que todo lo que pensó se haya convertido en realidad.

13. ¿Edición tradicional, o edición digital?
Creo que lo mejor ahora mismo es la digital. Yo no tengo más sitio en casa para tanto libro, eliminas a los intermediarios, puedes encontrar casi todo a un solo clic... Pero la estructura profesional de la edición tradicional (editores dedicados a indagar autores y proponer mejoras, correctores de estilo...) es básica y no ha llegado aún al mundo digital. No soy demasiado partidario de las autoediciones, cualquiera que escriba debería ser consciente de que una mirada de una persona externa a la obra es básica para conseguir el mejor resultado final.

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
Llevo un año y pico apuntado a wushu, no sé si cuentan las artes marciales... Soy bastante negado dibujando, pero me gustaría alguna vez hacer un cómic. Tendré que intentar convencer a alguien con más maña.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
El único continente de la Tierra que me falta por pisar es la Antártida. A ver si lo consigo y puedo ya empezar a pensar en la estratosfera... Porque lo de jugar al baloncesto de manera profesional ya lo doy por imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario