Aún no eres un seguidor del blog?!

miércoles, 14 de octubre de 2015

Retorno a la actividad y puesta al día.

Pues sí. El verano ha supuesto tres meses de dejar el blog "en barbecho".  Una decisión que no me gustó tomar, pero que era necesaria en ese momento para poder cumplir el objetivo que me había propuesto: participar en las convocatorias de relatos que iban a cerrarse entre Septiembre y Octubre. Así que, desde ese artículo de mediados de Julio, la práctica totalidad del tiempo que le he podido dedicar a la escritura ha estado destinado a elaborar argumentos, reelaborarlos, repasar lo escrito, corregir, e intentar hacer avanzar cada historia. De hecho, por primera vez me he llevado el portátil a mis viajes de vacaciones para poder adelantar trabajo pasando el manuscrito al formato digital.

La prueba fehaciente de que han sido unas vacaciones laboriosas...

Y ese esfuerzo... ¿qué frutos ha dado? Pues cuatro nuevos relatos, más la reescritura y ampliación de extensión de otros dos relatos anteriores. En total unas 27000 palabras, repartidas entre el terror, el steampunk, homenajes a Miyazaki y mundos poblados por súper héroes. Poca cosa, si me comparo con algunos compañeros más prolíficos (estoy pensando en los fijos al NaNoWriMo), para los que esa cantidad de texto es su pan de cada día. Pero para mi, que me planteé acabar los textos con suficiente margen como para dejarlos reposar antes de la última corrección, ha sido un "tour de force". Se puede decir que, según le ponía el punto final a un manuscrito, comenzaba a trabajar en el argumento del siguiente. Y aún así, me apenó tener que renunciar a participar en el concurso de otoño del foro Ábrete libro! (con todo el pesar de mi corazón), al ver que no podía simultanear la escritura de dos textos. Pero, salvo por ese "borrón" en mi plan, he logrado presentarme al resto de convocatorias. Y aún hay otras tres fechas con las que pretendo cumplir.

De momento, eso sí, las noticias van siendo buenas. El jurado de Supermalia decidió que mi historia de un justiciero urbano merecía estar entre los elegidos para su recopilatorio; y lo mismo ha ocurrido con otro relato de terror, del que no puedo decir nada más hasta que el proyecto esté cerrado por completo. E, igual que hace un par de años me planteé el reto de estar en todas las convocatorias steampunk  que se convocaron (lo cual casi logré), eso me ha animado a soñar con colocar mi nombre en los libros que están por salir. Y, si confío en la opinión de mis "lectores beta", puede que no sea tan complicado.

Aparte de esta "puesta al día", también quisiera adelantar algunas cosas que me propongo hacer en el blog en el futuro cercano. En primer lugar (y una vez haya dado por concluida esta "temporada de concursos"), intentaré recuperar el ritmo de publicación de artículos en el blog. Tengo claro que este año no voy a poder alcanzar la media de los anteriores, pero no quiero perder la costumbre y que siga habiendo estos lapsos tan largos de tiempo entre un artículo y otro. Y aunque Facebook se haya convertido en mi medio para informar de las últimas novedades, es aquí donde puedo explayarme y profundizar en esas noticias con la calma que se merecen. Así que espero volver a ofreceros una provisión puntual de "artículos para entretenerse mientras desayunas".

Por otra parte, mi experiencia me ha demostrado que la mejor manera de mantener un blog activo es disponer de "secciones fijas". Por eso, de aquí a a fin de año (y puede que principios de 2016) quisiera dedicarle un pequeño artículo a cada uno de los relatos que componen Ni colorín, ni colorado: qué aspecto del relato original me inspiró, qué problemas tuve al escribirlo, qué es lo que mas me gusto, etc... Una forma de dar a los lectores del libro algunas claves para entender referencias que pudieran escapárseles, e intentar animar  de paso a otros a que lo lean. 


Además, me gustaría recuperar también la sección de entrevistas del blog. Creo que era uno de los apartados que más interesaban a los lectores, en especial a los "aspirantes a escritor", y con ese propósito me he propuesto replantear la sección y enfocarla a otros puntos de vista, ampliando así de paso el espectro de datos sobre el mundillo editorial. De momento sólo es un proyecto, y no podré contar nada hasta tenerlo todo más avanzado, pero confío en que salga adelante.

Y eso es todo. Sólo espero en que este sea un retorno más prolongado y constante que el del verano. Intención por mi parte, la hay.

Un saludo para todos, lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario