Aún no eres un seguidor del blog?!

domingo, 15 de diciembre de 2013

Nocteautores: Míkel Rodríguez

Antes de terminar el año, voy a dar por finalizada la presentación de miembros de la asociación NOCTE con uno de sus decanos (si no por antigüedad en la misma, por edad y experiencia). Se trata de Mikel Rodriguez, profesor en el País Vasco y resucitador de seres fantásticos del folklore del esa zona, al cual se ha podido ver recientemente en las jornadas de la TerBi (con vídeo incluido). A quien le guste ese universo, le recomiendo fervientemente que se acerque a una librería y se haga con algún ejemplar de sus libros.


¿Qué puedo añadir? Pues que es una de esas personas a las que, después de conocerlas por correo, entran ganas de compartir un café (y lo que se tercie). Y, teniendo en cuenta la afición de ambos a recurrir a hechos y personajes reales para crear historias, probablemente sería una charla muy larga. Pero ahora, es tiempo de dar paso a la entrevista.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
En mi caso existe una dicotomía. Como autor de “no-ficción”, mis libros han intentado devolver la palabra y la memoria a los perdedores, a los invisibles de la Historia. Por eso publiqué Maquis y mis siguientes libros. Pero en el campo de la ficción, mis móviles son mucho más egoístas. Se trataba de cumplir un sueño que albergaba desde adolescente: ambientar en mi contexto geográfico y cultural los relatos de terror que por entonces leía. Cambiar las Trece Colonias puritanas o Transilvania por San Sebastián o un valle del norte de Navarra. Poner negro sobre blanco relatos de gizotsos (hombre-lobos), lamias (vampiras acuáticas) y asesinos en serie reales como Díaz de Garayo, el “Sacamantecas”. Relatar cómo a diez días de navegación de la colonia española de Ponape “el muerto Cthulhu espera soñando” y como se erigió el Seminario Seráfico de Lekaroz para evitar que se levantase de nuevo.

2. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, tu experiencia en el mundo editorial?
Excelente. Soy consciente de ser un afortunado. Me han publicado cuatro editoriales diferentes y siempre eran mi primera opción. Muchos compañeros mejores que yo han tenido que peregrinar de editorial en editorial con el manuscrito bajo el brazo. Pero en mi caso todo se ha desarrollado rápido y a satisfacción de ambas partes.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
En la literatura de terror clásica (Stoker, Lovecraft, Alexei Tolstoi...) y en el folclore y la Historia del País Vasco. Curiosamente, no existe una tradición escrita de terror en Euskadi pese a que los mitos y leyendas transmitidos por vía oral son muy numerosos. Que yo sepa, previamente a mi libro se había escrito únicamente el relato La antigua raza de Lovecraft, Infierno helado de Martínez Biurrun y algún cuento de Miguel Ángel López. Así que parece que me toca hacer de pionero.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Yo solo escribo relatos. Pero no porque los prefiera. La novela, de momento, queda más allá de mis aptitudes literarias. Con esto no afirmo que sea un género superior, simplemente que no me veo capacitado.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Totalmente. Soy profesor de Historia y eso se aprecia en mi obra. A menudo mis lectores me comentan: “¡Me gustó mucho ese relato ambientado en el siglo XVI! Más que el que se desarrolla en el Festival de Cine de Terror de San Sebastián o en el instituto”. Soy viejuno por vocación y profesión, no lo puedo evitar. Por otro lado, a menudo mis protagonistas son personajes históricos reales, más o menos conocidos. Escritores como Pío Baroja o Samaniego, notables como la reina Juana de Albret o el conde de Peñaflorida, aventureros como Jean Lafitte o Martina Ibaibarriaga, asesinos en serie como Díaz de Garayo...

6. ¿Son los foros literarios el mejor medio de promoción de los autores noveles? 
No sabría decir si son “el mejor”. Y, como no soy tertuliano de televisión, no lo digo. Lo que sí está claro es que ayudan mucho a los que estamos empezando.


7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
No, simplemente espero que surja la inspiración y, en ese mismo momento, escribo todo el andamiaje del relato, que luego retocaré y embelleceré durante meses. La putada es si la inspiración te llega en la cama a las tres de la madrugada, que en mi caso es lo que suele pasar.

8. ¿Hay algún manuscrito que guardes en un cajón porque aún no lo consideres suficientemente bueno?
No, el 12 de diciembre de 2012 envié a mi editorial todo lo que guardaba en el cajón y ya lo ha publicado. Los manuscritos que no funcionan a la primera alimentan a la chimenea.

9. Algo que puedas contar sobre tu último proyecto literario...
Sí. Como acabo de comentar he publicado mi segunda antología de cuentos titulada Caperucita y otros relatos vascos de terror, que sigue la fórmula del primer libro, Sacamantecas. Ahora estoy de promoción y, en cuanto recobre aliento y ganas, me pondré a buscar la trilogía.

10. Qué te falta por hacer ¿Plantar un árbol? ¿Tener un hijo?
Árboles... Mi abuelo de niño me hizo plantar uno, lo que siempre le agradeceré. Luego en el colegio más y posteriormente en mi casa. Pero la paternidad de momento se me escapa. Porque ellas no quieren, yo lo intento regularmente.

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
Acabo de terminar, con excusable retraso, Las manos del carpintero. Digo excusable porque no estaba traducida al castellano. Es una novela policíaca, cruel y brillante, que me atrapó totalmente y el giro final es de lo mejor que he leído nunca.

12. ¿En qué personaje literario te reeencarnarías?
George Orwell. Soy bastante mitómano, así que para elegirlo no me basta que escriba bien, tengo que admirar al personaje. Y Orwell, además de portentoso (estoy pensando en Homenaje a Cataluña), me parece un ser excepcional.


13. ¿Edición tradicional, o edición digital?
Por gusto, la tradicional. ¡Ese olor a libro nuevo y su deterioro paulatino por el uso...! El libro de papel, que con el tiempo se va haciendo mayor y más sabio, envejeciendo mejor que nosotros. Pero los recursos del planeta son finitos y nuestras necesidades a la fuerza tienen que serlo también. Así que la edición digital deberá crecer a costa de la tradicional. Aún así, no creo que ésta desaparezca.

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
Sí, la circense, con escaso aprovechamiento. Intento domar orangutanes, cebras, ñus y jirafas todos los días de 8.30 a 15 horas, en el Instituto de Lekaroz. También escribo guiones para cortometrajes, siempre en el género de terror. Mal debe de andar el cine porque alguno ha sido premiado.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Con evitar las pesadillas ya me doy por satisfecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario