Aún no eres un seguidor del blog?!

martes, 15 de diciembre de 2015

Mirando hacia delante

Como algunos amigos/as acostumbran a decir que soy un tremendista a la hora de encajar malos resultados (cuando no me tachan de forma directa de "quejica"), este año no voy a repasar los resultados literarios del 2015 y, en su lugar, intentaré comentar los proyectos que ya tengo en mente y/o me gustaría llevar a buen puerto.

Redes sociales: Dando por supuesto que la mayoría de quienes seguís este blog también me tenéis "localizado" en Facebook, no creo que haga mucha falta mencionar el último cambio que he llevado a cambio: trasladar toda mi actividad de escritor a una página profesional, dejando mi perfil tan sólo como un medio para interactuar en los grupos a los que me he ido uniendo durante este tiempo (o los que me pudieran interesar en el futuro). Aparte de los habituales anuncios sobre publicaciones y eventos, el primer elemento novedoso que podéis encontraros son lo que yo llamo, a título personal, "cuentos dispersos"; relatos breves que ya había publicado con anterioridad en internet o revistas, recuperados así y reunidos junto con otras historias inéditas. Mi propósito es mostrar a los lectores registros distintos a los que ya conocen de mí (steampunk, ci-fi, thriller) y acumular suficientes textos como para poder preparar una versión ampliada del  Semillas de tinta y papel.

Además, pensando en reactivar la frecuencia de publicación del blog (y olvidar la "sequía" que ha supuesto este año), para el 2016 voy a recuperar una de las secciones fijas: las entrevistas. En esta ocasión, eso sí, voy a cambiar el foco para centrarme en una serie de personajes que ya no serán escritores (aunque, como siempre, confío en que sus respuestas sirvan de ayuda a los aficionados a la escritura que frecuentan el blog). La verdad es que no sabía muy bien cómo iban a reaccionar los susodichos a mi propuesta de interrogatorio, pero la respuesta ha sido muy favorable, así que estoy considerando la posibilidad de seguir tanteando campos del mundo editorial que había dejado aparte hasta ahora. Que lo lleve adelante dependerá de la acogida que tenga esta propuesta...

(fuente de la imagen: flavorwire)

Escritura: Obviamente, también tengo en mente desarrollar alguna obra nueva. El primero de esos proyectos es una colección de cuentos "de tintes turbios". Mi intención original, tras someterla al jurado de los lectores beta la pasada primavera, era dedicar el verano a repasarla y pulirla, con vistas a presentarla a las editoriales en otoño-invierno. Sin embargo, con la vorágine de convocatorias que me ocupó durante la temporada estival, esa idea no pudo cumplirse. Y, de hecho, descubrí un concurso para colecciones de relatos tan llamativo que me resultó imposible resistir la tentación. De modo que acabé participando con parte del conjunto y, si hay suerte, serán publicados a través de este premio.

El siguiente proyecto, en el cual estoy trabajando ahora mismo, supondría volver a escribir una novela. Partiendo del texto que presenté a una de las convocatorias del verano (y a instancias de una persona que lo ha leído y cree que debería extenderlo), mi intención actual es procurar acercarme al centenar de páginas (al menos) y probar suerte luego con esta historia, en la que he intentado plasmar la influencia de uno de mis artistas cinematográficos favoritos. Ya he dicho alguna vez que soy relativamente supersticioso en cuanto a hablar de proyectos inacabados, de modo que me perdonaréis si no me extiendo mucho más en ello. 

Otra de las ideas que llevo barajando ya unos meses implica también a uno de los relatos que escribí durante el verano. Una historia bastante pulp, en la que reuní elementos de varias de mis series y películas favoritas: Warehouse 13, Sanctuary, El castillo ambulante, las películas de 007... en un universo que a los aficionados a la literatura de aventuras debería de gustarles (y si disfrutaron con la estética de los Sherlock de Guy Ritchie, o de Hellboy, aún más). Ya desde que lo hube acabado pensé que se trataba de un mundo muy rico y abierto a irlo explorando en sucesivas novelas cortas; pero no tenía claro que pudiera encontrar quién quisiera publicarlas. Sin embargo, una editorial ha anunciado de forma muy reciente su interés por publicar novelettes, y creo que voy a tantear con ellos la posibilidad de dar vida a ese plan. Lo cual, si hay suerte, me permitiría ir desarrollando ese particular universo poco a poco.

Y eso es todo lo que puedo avanzar a día de hoy sobre mis intenciones para el 2016. Por supuesto, imagino que irán surgiendo convocatorias en las que intentaré participar, y que quizá me surja algún otro proyecto o alguna de estas ideas acaba enterrada en un cajón. Pero eso ya os lo iré contando...

Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada