Aún no eres un seguidor del blog?!

jueves, 27 de marzo de 2014

"Los Hijos de Anansi", de Neil Gaiman

En 2005 Neil Gaiman retomó a uno de los personajes de American Gods, el Señor Nancy, se dedicó a juguetear con el concepto del poder que adquiere el narrador de cualquier historia, y de este experimento surgió Los Hijos de Anansi: una novela con las habituales características de la literatura de Gaiman cuando se trata de hacer disfrutar a sus lectores.

La sinopsis de la obra se centra en Charles "Gordo" Nancy, un afroamericano "exiliado" en Reino Unido al que le llega por sorpresa la noticia de la muerte de su padre justo cuando se dispone a contraer matrimonio. A este golpe emocional le seguirá el descubrimiento de que tiene un hermano, y antes de darse cuenta Araña (su "gemelo") se habrá colado en su vida para cambiarla de forma radical.


El protagonista, Charles Nancy, es el prototipo de "macho beta" que se ha podido ver en obras de Gaiman como Neverwhere o Stardust: su mustia vida transcurre sin que consiga hacer nada por mejorarla, limitándose a sobrellevar lo mejor que puede a un jefe que es una comadreja financiera y a una suegra que le odia (y a costa de la cual se forjan algunos chistes geniales sobre su naturaleza inhumana). El único toque de color a esa gris existencia es Rosie, una novia con la mojigata conducta moral de un personaje del Hollywood de los cincuenta.

Sin embargo, lo que Charles Nancy no sospecha es que va a ser el centro de un montón de eventos para nada normales, que van a trastocar su existencia para siempre.

En primer lugar, el progenitor al que lleva años sin ver va a morir. Y cuando vuelva a Florida para enterrarle (en más de un sentido), sus antiguas vecinas le anunciarán dos hechos increíbles: que su padre era un dios, y que tiene un hermano del que nunca había sabido nada. Revelaciones que, igual que haría cualquier persona con los pies en la tierra, va a tratar como meras fantasías de unas ancianas seniles. Una presunción que le hará invocar a su hermano sin saber cuáles van a ser las consecuencias.

Porque, si Charles pensaba que los vergonzantes traumas infantiles causados por su padre eran malos (siendo el mote de "Gordo" el que más le duele), convivir con Araña va a multiplicar astronomicamente el nivel de caos en su vida: no sólo conseguirá que los vecinos le tomen por un delincuente, si no que va a robarle el amor de su querida Rosie y va a provocar que su jefe intente inculparle en un crimen de fraude fiscal.

Aún más. Si todo lo anterior parece horrible, cuando resulte evidente que desembarazarse de Araña no va a ser tan fácil como señalarle la puerta, Charles recurrirá a los talentos de las viejas vecinas para la santería. Y entonces la situación se tornará en una completa locura. Porque, no en vano, la magia no suele funcionar nunca tal y como nosotros deseábamos. Siempre hay efectos secundarios. Y cuando en la ecuación intervienen además los dioses, las consecuencias son imprevisibles. Así que el desenlace de la historia incluye sangrientas torturas en el mundo de los espíritus, almas en pena "recientes" con ganas de venganza, fugitivos que huyen a destinos paradisíacos, desengaños amorosos, agentes de policía que persiguen a fugitivos a escondidas de sus jefes, actos de extrema valentía en un karaoke... y una extraña fascinación por las limas. Todo ello con la habitual combinación de humor inglés de la que suele hacer gala Gaiman.


Y, como he dicho, detrás de esta narración eminentemente cómica se dibuja el planteamiento del poder de Anansi: las historias-leyendas-fábulas, como la fuerza capaz de modelar el mundo. Dejando aparte lo que es el talento más inmediato del dios y sus hijos (el poder de embaucar a cualquiera hasta hacerle creer lo que Anansi desee), la narración nos descubre una y mil veces cómo la voz del narrador es la que "empuja" al auditorio a convencerse de que el mundo es de cierta manera. Y, una vez que el concepto cala en los que le escuchan, la realidad es obligada a amoldarse a la idea que se ha lanzado. 

Probablemente, las razones para escribir esta historia hay que buscarlas en la tendencia de Gaiman a fijarse en fuerzas sobrenaturales cuya "conducta moral" tiende a la neutralidad. Eso le permite desarrollar la peculiar cosmogonía de la novela, situando a Anansi como una potencia traviesa que hace una interpretación muy libre del bien y del mal (habitualmente, según le conviene). Aunque, finalmente, muchas de sus travesuras sean castigos contra dioses de corte "malvado", de quienes las demás figuras del panteón no se atreverían a burlarse. Ese factor, y la filosofía implícita en las historias de Anansi (usar tu cerebro puede proporcionarte lo que deseas... aunque sea mediante engaños) le otorgan un carácter de antihéroe que divierte al lector (amén de que ni siquiera el campeón de los tramposos está a salvo de ser castigado, a veces hasta por su propia inventiva).

En definitiva, Los Hijos de Anansi constituye una fuente de entretenimiento muy válida para todos los que disfrutamos con las comedias de enredo y los personajes apocados que descubren el héroe que anida en su interior.

martes, 25 de marzo de 2014

Resultado del Resorteo...

El generador de ganadores Alazar ha decidido, tras una larga reunión de debate y discusión, que los ejemplares de Ácronos 2 que estaban buscando dueño debían de ser para...

Sonido de timbales....


Así pues, felicidades a los afortunados seguidores y en breve me pondré en contacto con vosotros para saber la dirección a la que enviaros los libros firmados.





jueves, 20 de marzo de 2014

Escribir y Escribir

No hace mucho, una aspirante a escritora preguntó, en un grupo de Facebook que frecuento, qué estudios universitarios serían más recomendables para escribir bien. Más en concreto, si era preferible cursar estudios de Letras o de Ciencias si se pretendía seguir una carrera literaria. Tan inocente cuestión acabó derivando bien pronto, como suele suceder, hacia duelos concretos respecto a puntualizaciones hechas por quienes habían intentado dar respuesta a esa pregunta. 

De entre esos debates, los más destacables fueron: los que defendían los estudios universitarios de Letras en general, contra un estereotipo de estudiante de Ciencias, incapaz de redactar sin cometer las más horrísonas faltas de ortografía. Y un bando más selectivo aún, que tomaba como ejemplo la universidad anglosajona, en la cual (yo desconocía este dato, y lo expreso en la confianza de que no fuimos engañados) aquellos con aspiraciones literarias cursan estudios de Filología. 

(Rays in the fog. Fotografía  de Joshua-Cramer)

Personalmente, oponer carreras científicas y humanitarias como si unas fueran mejores "canteras de literatos" que otras, no tiene sentido. Desde mi perspectiva de aficionado que se crió con la ciencia ficción, sólo hay que revisar la nómina de autores de la Edad de Oro para comprobar que estudiar matemáticas, física, ingenierías, etc... no les impidieron alcanzar una cierta excelencia literaria (y no digo "cierta", dejando en el aire su valor cualitativo, si no como una certeza de que la excelencia está implícita en sus obras). Asimov, Arthur C. Clarke, Jack Vance... crearon los cimientos del género a base de escribir; y, dejando aparte gustos personales sobre que su prosa sea mejor o peor que la de Fitzgerald, Faulkner, Hemingway u otros, no por ello dejaron de hacer buena literatura. Escribir día a día afina el uso de los recursos literarios, engrasa las neuronas y suelta la lengua para que las palabras fluyan mejor cuando nos sentamos frente al papel en blanco.

Por supuesto, y antes de que las turbas comiencen a preparar palos y antorchas para salir a lincharme, no me paro en la rutina de escribir. Ya defendí, tiempo atrás, que los conocimientos gramaticales y ortográficos son indispensables para hacer arte con nuestras palabras; y, a partir de ahí, podríamos enredarnos en disquisiciones eternas respecto a la preponderancia del talento sobre la constancia, o de los narradores experimentales sobre los narradores "a secas", dentro de un debate que nunca he visto terminar con un ganador claro. Cada postura tiene su parte de razón, y no hay más que decir.

Todo esto viene a colación de que me apetecía hacer una pequeña disgresión sobre esa máxima del "a escribir se aprende escribiendo". Especialmente, porque éste está siendo un año en el que he recuperado (de momento) la constancia de redactar algo cada día, o cada pocos días. Y al final acabas notando esa diferencia en el fluir de ideas. En mi caso, con varios frentes novelescos abiertos, y los relatos distrayéndome de vez en cuando, el 2014 apunta a que puede ser el año en que anuncie la culminación de varias obras... por la sencilla razón de que llevaban todo este tiempo a medio escribir. 

Como ya he dicho, la rutina diaria se nota. Durante el año pasado, mucho del texto que escribí se limitó a relatos porque era incapaz de recuperar el tono de ninguna de las novelas, o de "caminar junto a los personajes" cuando escribía (no se me ocurre una forma mejor de describirlo). Sin embargo, hace poco me sorprendí a mi mismo al replantearme una escena porque sentía que la historia (y el personaje) debían reaccionar de otro modo. Ese "dejarse llevar por la narración", que se suele referir muchas veces, sólo me ha ocurrido a mí cuando realmente tengo a los personajes pululando por mi cabeza y siento que conozco su forma de ser. Y esto, así lo pienso yo, no es si no el efecto de escribir a menudo. 

(Afterlives. Fotografía de Lissy Elle)

Porque, como digo, al escribir una historia larga necesitas no sólo poder ver el decorado y los actores. También debes tener claras sus personalidades. Lo ideal es que los sientas como a viejos amigos de los que conoces sus tics, sus aficiones y su forma de ser día a día. Y si no puedes escribir más que de cuando en cuando, es más complicado recuperar el espíritu de la narración o que tus personajes sean coherentes con sus conductas. Lo cual (también es mi opinión) te afea el resultado.

Por supuesto, puede que haya quien me diga que a él o ella no le afecta eso, y que no necesita escribir todos los días, pero aquí me permitiréis que recurra al socorrido dicho de que "Cada maestrillo tiene su librillo". En mi caso, lo reconozco, muchos de mis problemas para hacer avanzar una novela tienen que ver con que deba replantearme el comportamiento de algún personaje. O la lógica de un suceso de la trama dentro del universo que he creado. Y, mientras que la solución acude fácilmente cuando se trata de un texto elaborado día a día, resolverlo adquiere las cualidades de un nudo gordiano si la rutina se afloja.

Y hasta aquí mi briconsejo de hoy. Así que ya saben: encuentren un momento a diario y dedíquenlo a redactar.

lunes, 17 de marzo de 2014

El Extraño Caso de los Ganadores Desaparecidos

Por si acaso el título del artículo no lo deja claro, procedo a realizar la explicación completa: Tras el sorteo que llevé a cabo el Jueves 13, y tras realizar otros dos sorteos en Facebook y el foro Abretelibro!, el Viernes 14 les mandé un correo a los dos ganadores de los ejemplares de Ácronos 2. 

A fecha de hoy, y aunque 3 días sean pocos, ninguno de los dos ha dado señales de vida. Así que, por aquello de irme curando en salud y para que la cosa no se demore mucho, voy a proponeros una cosa al resto de seguidores del blog.

Si el LUNES 24 sigo sin tener noticias de El Desvan Encantado o Nefertiti551, realizaré un nuevo sorteo entre aquellos seguidores del blog que hagáis un comentario en este artículo confirmándome vuestro deseo de haceros con uno de los libros. Al igual que hice en el sorteo anterior, realizaré una lista y dejaré que el programa alazar me dicte los ganadores.

Así que nada, ya sabéis: iros numerando desde ya, por si acaso tenéis una nueva oportunidad.

Y eso es todo.

jueves, 13 de marzo de 2014

And the "Ácronos 2" goes to...

Tal y como prometí, hoy he procedido a sortear dos ejemplares de la Antología Steampunk Ácronos 2 entre los seguidores del blog. Procedo, pues, a relatar los pormenores del sorteo y anunciar el nombre de los ganadores.

(los 67 posible ganadores, pasando lista...)

Como no estaba muy por la labor de ponerme a numerar papelillos, ya comenté que prefería no complicarme mucho en manualidades caseras y hacer  uso de los medios que internet pone a disposición de uno. Por lo tanto, le he preguntado al generador de ganadores aleatorios alazar quiénes se habían merecido más recibir un ejemplar dedicado en sus casas. Y la respuesta ha sido:



Así pues, sólo me queda felicitar a El Desván Encantado y a Nefertiti551, a los que enviaré un e-mail muy pronto para que me indiquen dónde debo hacerles llegar su premio. Como no es el único sorteo que he organizado, puede que hasta mañana o pasado no recibáis noticias mías, así que no os agobiéis, chic@s.

Y esto es todo. Muchas gracias a los que seguís el blog, por los ánimos que me dais para mantenerlo activo, y sólo espero que los afortunados ganadores disfruten tanto con su lectura que se lo recomienden a sus amigos. 

Un saludo.

lunes, 10 de marzo de 2014

Saborea la Locura: colaborando a aterrorizar.

A principios de Noviembre del año 2013 se organizó en Madrid el MadTerrorFest, dedicado al cine de terror. Y, entre las actividades que se llevaron a cabo en paralelo al festival, se convocó un concurso de relatos. En otras condiciones, quizás no me habría atrevido a participar. Pero ya había participado en los concursos del foro Abretelibro! con unas cuantas obras que buscaban erizar el cabello del lector, las cuales fueron acogidas con cierto éxito, y acabé animándome a enviar un relato.

Para la ocasión decidí probar suerte con una historia que ya había escrito tiempo atrás; de hecho, con una de las que iban a formar parte de la colección de relatos que redacté a lo largo del verano de 2012. Pero durante el proceso de pulido y reescritura consideré que, aún siendo una aceptable historia de terror, no se ajustaba al tono que yo quería imprimirle a la colección. Así que cambié el punto de vista del narrador junto con otros detalles y esta "primera versión" se quedó archivada, a la espera de una ocasión en la que aprovechar el trabajo realizado. 


Sin embargo, y a pesar de mis optimistas previsiones, no logré el triunfo. Así que me quedó la consolación de formar parte de los autores cuyos relatos habían sido seleccionados para la recopilación que ahora va a aparecer: Saborea la locura. Un total de 81 historias, pensadas para aterrorizar a sus lectores a lo largo de 428 páginas. Disponible aquí.

Así pues, si alguien está interesado en acudir a la presentación, le espero junto a unos cuantos de los autores este domingo 15 de Marzo en el Café la Flauta Mágica (C/ Alcántara, 49) a las 18:30.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Sorteo: Nuevas noticias

Como ya anuncié a finales de Febrero, mi intención es celebrar el buen comienzo del año 2014 regalando un par de ejemplares de Ácronos 2 entre los seguidores del blog.

Para que podáis seguir comiéndoos las uñas a discreción, y por aquello de cumplir con los límites de tiempo que me había establecido, ya os puedo decir cuál será la fecha del sorteo: el 13 de Marzo. Y por aquello de que sepáis cómo se va a hacer, os adelanto que haré uso de un programa online llamado alazar. Básicamente introduciré los nombres de todos los seguidores del blog, y dejaré que sea el azar electrónico el que decida quiénes son los afortunados.

(otras opciones de sorteo barajadas por la organización)

También advertí de que no me sería posible enviar ejemplares fuera de la península (las Canarias están consideradas como parte de la misma), así que agradecería que me dejarais un comentario en este mismo artículo si es vuestro caso. No me gustaría enviaros un mensaje para preguntaros la dirección, y luego tener que disculparme por no poder enviar el regalo (aunque, si tenéis una dirección en la península a la que remitir el regalo, podéis utilizarla).

Por último, y como sé que algunos de los seguidores pertenecen también al foro Abretelibro!, me permito avisarles de que allí también se está llevando a cabo un sorteo.

Ya sabéis... el 13 tiene que ser vuestro día de la suerte.

lunes, 3 de marzo de 2014

Alistado para Alambre de Letras

Ya lo había comentado el mes pasado, pero hasta el día 1 de Marzo no se supo nada. Uno de los objetivos principales que me había marcado para el año 2014 se ha cumplido, al hacerse pública la lista de relatos seleccionados para la antología Alambre de Letras. Y allí estaba yo (junto a Eduardo Vaquerizo, con quien voy a repetir participación este año, después de Ácronos 2).

Para ser alguien aficionado a la historia bélica, es curioso reconocer que no había caído en la cuenta de que este año se cumple el primer centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial. Y Neonauta Ediciones eligieron justo ese evento para convertirlo en el tema principal de la antología que va ser una de sus primeras obras en este inicio de singladura en el mercado editorial. Pero, eso sí, para demostrar su vocación por la fantasía nos pidieron a los autores que nos llevásemos los relatos al plano de la ciencia-ficción, el pulp, el terror o el steampunk.

¿Adivináis por qué género me decanté?

(soldados desfilando durante la batalla del Somme)

En un principio no lo tuve nada claro, porque no sabía qué clase de historia podía contar sin que me pareciera que volvía a pisar sobre huellas anteriores (y hay huellas geniales, como Arrowsmith o Baltimore). Además, la historia de la Gran Guerra suele enfocarse de inmediato en las trincheras y la tierra de nadie, de forma que resulta complicado imaginar una idea que no se meta en esos barrizales ensangrentados. Así que mi primer empeño fue buscar algún aspecto de la guerra que no resultase tan obvio. Una solución que me vino de pronto: el espionaje.

No puedo contar mucho sin adelantar acontecimientos (y aún es pronto para revelar demasiados detalles), pero creo que bastará con decir que en Puro Artificio he jugado con los autómatas, un personaje legendario y mi tendencia a provocar un último escalofrío al lector.

Por cierto, y por si alguien le interesa, la lista de relatos seleccionados es la siguiente:

La Mano Negra - Araceli Rodríguez

Recordadnos - Gala Medina

El lobo de invierno - David Gambero

La sima de los muertos - Luis Guillermo del Corral

M,mon kleine envious любовь infeliz – D. Bravo Ruiz

El ángel de la trinchera – David Corral

Esfuerzo de guerra - Aitor Solar

Misión cumplida - Armando Valdemar

Hombres vacíos - Eduardo Vaquerizo

Kindermord - Candela Robles Abalos

El gas de la muerte – Miquel Lahoz

El hombre que vivió un instante entre dos guerras - Ricardo José Gómez Tovar

La evaluación - Serafín Gimeno

Y así es como Marzo ha comenzado con una noticia genial. Esperemos que el resto de proyectos se resuelvan con el mismo éxito.

sábado, 1 de marzo de 2014

Autores Acrónicos: Gloria T. Dauden

Continuando con las entrevistas que inauguró Josué Ramos el mes pasado, Marzo comienza presentando a otro de los autores que han participado en Ácronos 2. En esta ocasión, una escritora polifacética y multi disciplinar, que ha repartido su actividad entre la literatura y la creación gráfica: Gloria T. Dauden. Desde las "islas afortunadas", viene para aportarnos su habilidad creadora.


Si bien sus primeros pasos literarios tuvieron que ayudarse de la autoedición, el hecho de haber ejercido de profesora para otros aficionados dice mucho de su ambición y su confianza. Sin mucho más que poder añadir, os dejo un enlace a su blog y las interesantes respuestas que ha dado al sempiterno cuestionario de este vuestro espacio.

1.  Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué  te motivó a hacerlo?
He escrito desde siempre. En mi casa en Gran Canaria guardo como el mayor tesoro una caja en la que están los cuentos de mi infancia, todos escritos e ilustrados por mí. Son cuentos de la época en la que soñaba con ser escritora; la mayoría elaborados entre los ocho y los nueve años. Luego están los primeros relatos adultos a partir de la adolescencia, pero pertenecen a un tiempo en el que todavía no me había formado en escritura creativa. Son unos textos que nunca verán la luz, pero que me gusta conservar.

Publicar  de verdad fue otro asunto, claro. He estado muy perdida respecto al mercado editorial hasta hace nada y tampoco es que ahora sepa gran cosa, pero al menos he logrado meter la patita e ir dando pasos. Digamos que siempre he estado motivada para publicar, aunque no me he atrevido hasta haberme formado lo suficiente.

2. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, tu experiencia en el mundo editorial?
Empecé autoeditando mi libro de relatos La Galería de Espejos junto al Colectivo de Ilustradores Canarios. Además de eso me han seleccionado y publicado cuentos en varias antologías como las de Escuela de Fantasía (en la que he sido profesora de escritura), los de Descubriendo nuevos mundos y un Calabazas en el trastero especial Polidori y, claro, la joya de la corona: Ácronos 2.

Con mi último proyecto Fae, el libro de las fantasías eróticas me debato entre meterme en crowdfounding para autoeditarlo o probar editoriales. Ya se verá.

La espinita la tengo con la vieja novela. Una historia de fantasía épica en la que trabajé casi cuatro años y que aún no ha visto la luz. Espero conseguir una editorial que se interese por ella en 2014.

Os dejo el blog que le abrí, aunque no he subido mucho por ahora. 

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
La inspiración está en todas partes. De hecho tengo demasiadas ideas apuntadas ya, lo que no tengo es tiempo para llevarlas a cabo :P. Me inspira la música, el cine, la pintura, un paseo, una ducha, una charla y, por supuesto, la lectura. Si alguna vez me atasco, releer un fragmento de alguno de mis favoritos suele ponerme en marcha de nuevo. En ese sentido destacaría a Ende, a Dunsany y a Poe.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Ambos. El relato es fascinante porque al ser breve te permite experimentar con los recursos y  los géneros. He escrito relatos de todo tipo. La novela exige un compromiso mayor, hay que vivir con ella durante años, puliéndola, y con un rumbo fijo. La ventaja es que te permite profundizar, tanto en el mundo como, sobre todo, en los personajes. En cierta forma los personajes de novela son más reales.  Vives con ellos mucho más tiempo y los perfilas en más aspectos de los que permite el relato.  Sinceramente, espero seguir cultivando tanto relato como novela.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Hubiese deseado estudiar algo como escritura creativa o literaturas globales, pero no existía. Así que al final hice Publicidad y RRPP. Mi carrera me ha influido sin duda, sobre todo las asignaturas de sociología, aunque la que más me está inspirando es la carrera actual: historia del arte, que, de hecho, empecé para documentar mejor mis textos. Algunos de mis relatos, como el de la reina egipcia Nitocris o incluso el relato La galería de espejos (que, es, a fin de cuentas, mi declaración de amor al arte, muy carnal, eso sí ;) ) no existirían de no haberme apuntado a la Uned.


6. ¿Cuál fue tu camino para llegar al Steampunk?
Como indicó Josué Ramos en su entrevista, ya nos gustaba el steampunk, solo que no sabíamos que eso tenía nombre. No recuerdo cómo entré en el mundillo, aunque estoy segura de que empecé por la imagen, por la fascinación ante obras en deviantart y luego, cuando ya sabía bastante más, fui modelo fotográfica para un par de sesiones de la temática. Mi incursión en la literatura del género vino después. Por el momento tengo dos relatos steampunk publicados, uno en Descubriendo nuevos mundos 2  titulado A mis brazos, que mezcla lo erótico con el steam y luego Las hermosas Jaradalias ,que es el que tengo en Ácronos 2.  Si puedo, pretendo seguir en el género mucho tiempo. Varios de mis proyectos de novela en proceso incluyen elementos cercanos al steam.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Más que rutina, manías. Me gusta escribir las planificaciones en libretas a bolígrafo, pero me aburre pasar a ordenador lo indecible, así que ya hace años que solo escribo directamente con el portátil. Mi ambiente ideal es uno con música instrumental de fondo, una vela ardiendo y sentada frente a una ventana o a un póster o cuadro que me inspiren. Ah, y con el té humeando a un lado.  Y si tengo al gato por ahí, pues mejor. ¿Qué tendrán los gatos que nos gustan tanto a los escritores?

Puedo escribir a cualquier hora aunque, las horas más inspiradoras son las de penumbra, cuando el mundo está dormido y parece que todo se ha parado y solo existes tú y tu historia.

8. ¿Qué se van a encontrar los lectores cuando lean tu relato en Acronos 2?
Van a encontrar un retazo de uno de mis mundos. No especifico el lugar, pero ya os adelanto que no es Londres ;) Ni ningún lugar de la tierra, sino de Rohzar, uno de mis mundos de fantasía, en el que suelo ambientar mis relatos, como los del libro La Galería de Espejos, por ejemplo.

Encontrarán muchos de mis temas recurrentes que no citaré para no destripar nada.

Lo que sí os diré es una curiosidad, de estas simbiosis artísticas que se dan de tanto en tanto. Resulta que una ilustradora a la que admiro mucho y con la que he trabajado en varias ocasiones, Leticia Zamora, pintó un hada steampunk inspirada en unas de mis fotos, pues , a partir de esa ilustración construí al personaje de Jara, una de las hermanas protagonistas de esta historia de falsas hadas en un mundo de apariencias y miseria.

9. Algo que puedas contar sobre tu próximo proyecto literario...
Fae. El libro de las fantasías eróticas es una antología con relatos en los que mezclo lo erótico con diversos subgéneros fantásticos: con steampunk, con terror, con ciencia ficción más clásica, con fantasía maravillosa... un poco de todo.

Luego tengo las novelas. Tengo unas cuantas empezadas a la vez y no sé cuál acabaré antes. Una de ellas parte de ideas bastante viejas que se han unido a los personajes nacidos en mi relato El séquito (publicado en Descubriendo nuevos mundos y en La Galería de espejos) y a elementos steam.

También tengo novelas que suceden en mi mundo principal de fantasía, varias de hecho, con distintos personajes, pero a esas aún les queda mucho trabajo.  

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
¿Solo uno?  Mi primera edición de La historia interminable, la que empecé a leer con seis años y me hechizó para siempre. Está destrozadita la pobre, pero es uno de mis tesoros.


11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
Pues dentro de las antologías, lo último que he leído es Ácronos 2 y lo recomiendo, sin duda, la verdad es que hay historias muy buenas.  En novela, una de las últimas que me ha marcado de verdad ha sido La chica mecánica, maravillosa obra. Es de esos libros que mientras los leo no paro de dar la tabarra a todos los que me rodean con lo maravilloso que es.

12. ¿En qué personaje literario te reeencarnarías?
Xayide de La historia interminable de Ende y no me dejaría vencer ;)

13. ¿Edición tradicional, o edición digital?
Las dos. Han de convivir. Me gustan las dos, como lectora sobre todo. Como autora me gusta el bajo precio y facilidad de lo digital para llegar a más gente, pero no hay nada como tener tu libro físico en las manos o verlo en las librerías, en los escaparates... Una gozada.

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
Pintura ante todo. Siempre he tenido claro que era solo una afición, pero es algo que me apasiona y me lo he tomado muy en serio, he expuesto en muchas ocasiones ya. También me gusta mucho la fotografía, idear conceptos, buscar vestuario, atrezzo, localizaciones y posar como modelo para ello. Son actividades secundarias, pero que me llenan, me permiten expresarme. El teatro también me ha gustado siempre, aunque por desgracia no he hecho gran cosa. Al final hay que centrarse un poco y yo siempre he sabido que mi destino era la escritura, aunque nunca abandonaré la pintura del todo. La verdad es que me resultan actividades complementarias en muchas ocasiones.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
A nivel literario publicar La era de Nir, la novela de fantasía épica que comencé al regresar de mi viaje más importante hasta el momento, el que me llevó a Grecia. Trabajé cuatro años en esa novela y sigue siendo mi "hija predilecta" ;). También me gustaría viajar más. Conocer Europa en detalle, sobre todo, y tener tiempo para escribir (a ser posible cobrando, para que la culpabilidad de no estar haciendo algo más productivo me distraiga en exceso :P )

Muchísimas gracias por la entrevista.