Aún no eres un seguidor del blog?!

miércoles, 31 de diciembre de 2014

"Medallero" del 2014

Este es un artículo que me he preguntado si debía escribir en el mismo instante en que he puesto el plumín sobre el papel (a pesar de que imita lo que ya he hecho en años anteriores). ¿Es correcto hacer un resumen de los logros conseguidos durante el año? ¿Acaso no habrá quien lo entienda como un exceso de pompa por parte de un autor que no tiene demasiado de lo que presumir? ¿No sería mejor cambiar esta "costumbre" y mostrarme más modesto?

Y al final he pensado que la falsa modestia no va conmigo. Quien me conoce sabe que le tengo mucho cariño a lo que escribo, y que me puede la ilusión por ver que a los demás (cuantos más mejor) les gusta. Pero no por eso dejo de ser igualmente realista, y sé que no sólo hay otros autores derramando su enorme creatividad en lo que escriben, si no que es muy complicado ser siempre tan bueno (al menos) como ellos. Así que creo que tengo todo el derecho del mundo a sentirme orgulloso de estos logros.

En ese recuento de cosas positivas la primera anotación corresponde a las antologías de cuentos en las que he ido apareciendo durante el año. Comenzando por Ácronos 2, que supuso además la confirmación del proyecto iniciado por Josué Ramos y Paulo César Ramirez, al unirse a sus filas figuras del panorama steampunk como Selena J. Chambers, Eduardo Vaquerizo o Rodolfo Martínez. Poco después le llegaría el turno a Alambre de Letras, con sus muchas versiones de la Gran Guerra que nunca fue (y que con toda probabilidad se trate del libro más llamativo en el apartado gráfico de todos en los que he participado este año). Y para completar el pódium del 2014, mi primera colaboración junto a los miembros de NOCTE: Donde reside el horror; la antología con reminiscencias de los mundos de Lovecraft que me ha permitido cumplir el sueño de todo aficionado a las historias del "genio de Providence": la oportunidad de intentar emular al maestro.

Las antologías que completan la lista de mis participaciones en el 2014 son Cuentos en el bolsillo y Navidades sangrientas, fruto de mi participación en los concursos del foro Abretelibro!. En ambas ocasiones, con relatos de corte terrorífico que obtuvieron unas críticas muy dispares (el cuento "navideño" entró en el palmarés del concurso, mientras que el otro les evocó a los lectores similitudes estilísticas con China Mieville pero no superó a sus competidores). Y aunque no estuviera incluido en una antología, creo que este es un buen lugar para mencionar Buscadores de leyendas, mi colaboración en el número dedicado al Steampunk de la revista INARI (con una versión extendida del relato que ganó el "Castillos en el Aire" de Dragones y Steampunk).

Logros de este año que no podré disfrutar hasta el 2015 fueron mi inclusión en la edición digital de The Best of Spanish Steampunk (con un relato significativamente terrorífico); la colaboración en el próximo volumen de Ácronos (en un ejercicio de mezcla de influencias que combinará a H.G. Wells, las películas de Miyazaki y los animes de robots gigantes); y, por último, la próxima publicación (espero) de los relatos ganadores del concurso Mil Palabras: Terror, para poder presumir de historia de actividades paranormales y el miedo al intruso invisible.

Aparte de todo esto, también me alegra recordar las oportunidades que me han dado para estar en los eventos de promoción y en alguno de "tertuliano literario". Y haciendo memoria, han sido más de los que esperaba.

La primera, y en la que más protagonismo tuve (aunque fuera sólo por falta de más compañeros con los que compartirlo) fue la entrevista radiofónica en La Biblioteca Encantada de Radio 21 para hablar sobre Ácronos 2. Sin la presión de un público que pudiera causarme miedo escénico y en un ambiente tan amigable como el del Pub Ithilien, se convirtió en casi dos horas de disfrute. A esta entrevista le siguieron las múltiples presentaciones de Ácronos 2, tanto en librerías como en grandes eventos (Feria del Libro, Sant Jordi, Festival de Fuenlabrada, SteamCon de Zaragoza) que me sirvieron para conocer a un buen número de los autores que colaboraron en este volumen... y trabar amistad con algunos de los colectivos steampunk del país.

Aparte de estas actividades de promoción, también merece la pena comentar mi colaboración en la Semana Gótica de Madrid; el compromiso que más miedo escénico me provocó y, a la vez, el que más ilusión me hizo. Reconozco que me sentí un poco empequeñecido frente a mis compañeros de debate, eso sí, pero es una experiencia que espero seguir repitiendo en el futuro.

¿Qué más puedo reseñar de este año? Pues el haber sido "aceptado" dentro del grupo de tertulianos que conforman el grupo Madrid Escribe, en el cual he podido trabar amistad con unos cuantos soñadores que, como un servidor, mantienen la ilusión por contar historias que hagan disfrutar a los demás. Y en ese mismo sentido, debo recordar también la muy satisfactoria experiencia que fue mi asistencia a la HispaCon de este año.

Si no me equivoco, hasta aquí puedo llegar. Este es el resumen más completo (y breve) que puedo hacer de los momentos más significativos del año. Ahora sólo queda esperar a que el 2015 iguale (por lo menos) estas emociones y mantener la ilusión para sacar adelante los proyectos que me he ido planteando durante estos meses (señores editores, ahí voy a estar). Así que me despido, confiando en que vuestro recuerdo de este año sea igualmente grato y que en los próximos 365 días podáis celebrar también muchos momentos felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada