Aún no eres un seguidor del blog?!

domingo, 1 de junio de 2014

Autores Acrónicos: Hector Gómez Herrero

Comenzamos el mes de Junio con la entrevista a otro autor de Ácronos 2. En este caso, Hector Gómez Herrero. Otra de las "jóvenes promesas" que se ha colado, al fin, entre nuestras filas, tras haberlo intentado en la convocatoria de la primera antología. Y eso que desde 2008 su nombre viene sonando en concursos literarios del género bastante reconocidos (Visiones, Ovelles Elèctriques...)


Ante otro talento para la narración corta como es este caso, lo único que puedo hacer es pediros que os leáis la entrevista antes de pasaros por su blog. Y advertiros de que, en cuanto hayáis disfrutado de Bajo la linterna, no tendréis más remedio que buscar las demás antologías en las que ha participado para comprobar si os puede transportar a otros lugares igual de evocadores. 

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
Supongo que fue durante la adolescencia. Entonces escribir ya era un hábito, y supongo que empecé a plantearme tratar de publicar algo. En aquel momento escribía bastante y me parecía lo más natural tratar de publicarlo. Menos mal que por aquel entonces no lo conseguí porque lo que escribí en aquellos años dejaba mucho que desear. Me quedaba (y me queda) mucho por aprender. 

2. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, tu experiencia en el mundo editorial? 
¿Hasta ahora? Relativamente escasa. He publicado algunos relatos, principalmente en antologías resultado de algún concurso. Me gustaría lanzarme a publicar alguna novela, o al menos algo completamente propio, pero es algo en lo que todavía tengo que trabajar bastante, me he acomodado demasiado en el relato. 

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras? 
Por lo general, no suelo buscar la inspiración en ningún lugar concreto. A veces estoy leyendo un libro (principalmente de mitología) o haciendo algo completamente cotidiano y algo encaja. Mi cabeza relaciona dos o tres ideas que no tienen nada que ver, pero a las que llevo dando vueltas varios días y ya tengo una historia, un comienzo, un hilo del que tirar y con el que poder crear un relato. Otras veces es una imagen mental, como le pasaba a C.S. Lewis, la que me da toda una historia. O me obsesiono con algún detalle hasta que termino por exprimirle algo que contar. Siempre es algo distinto, pero por lo general no es algo que vaya buscando, es algo con lo que más bien me suelo encontrar. 

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela? 
Ahora mismo el medio en el que más cómodo me encuentro es el relato. Aún no he sido capaz de acabar de escribir una novela. Tengo algún relato largo que casi llega a novela corta. Que es quizás el espacio donde más a mis anchas me siento. Siempre que no tengo una limitación de espacio termino tendiendo a esa longitud, lo suficientemente detallada, pero sin necesidad de la cantidad de complicaciones y giros de una novela. 

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir? 
Soy geólogo, aunque ahora mismo no ejerzo como tal. Así que a priori quizás mis estudios no hayan influido, pero sí es cierto que con una formación científica uno se enfrenta de forma distinta a algunos problemas. La ciencia es más creativa de lo que parece, sobre todo a la hora de enfrentarse a los problemas que trata de resolver, así que una formación así te enseña a aplicar otras soluciones, otros puntos de vista a la hora de hacer cualquier cosa, y eso es muy útil a la hora de escribir. Además, mis años de universitario me han influido muchísimo como persona, no sólo desde el aspecto académico, si no como experiencia personal, y eso sí que ha tenido un impacto innegable en mí como escritor. 

6. ¿Cuál fue tu camino para llegar al Steampunk? 
La verdad es que me topé con el steampunk cuando empezó toda esta proliferación de concursos sobre el tema. Y me gustó. Me divierte escribir dentro de un género con el que nunca había jugado y que me resulta tan versátil si sabes mirarlo desde la perspectiva adecuada. Ha habido otras oleadas literarias, o modas anteriores con las que también se podía jugar, pero llegaba un momento en el que era fácil que todo estuviera ya muy manido. El steampunk es todo un género, y con todo un género siempre hay algo nuevo que hacer, algo nuevo que contar. 

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar? 
Cuando escribo, suelo hacerlo por las noches. Sí he tenido temporadas de seguir una rutina muy estricta, cuando tenía una historia muy definida en la cabeza y era algo más largo (una de esas novelas cortas que comentaba antes). Pero cuando estoy sin un proyecto así, y sólo escribiendo relatos, todo termina siendo más caótico, y al final tengo que sacar un rato para exprimir la idea y rezar para que no me pille el toro con la fecha tope del certamen de turno.

8. ¿Qué se van a encontrar los lectores cuando lean tu relato en Acronos 2? 
Algo que no es del todo steampunk. Que creo que es lo que pasa con muchos relatos de este segundo volumen. La idea, la imagen, que me inspiró el relato no era del todo steampunk, me permitía mucho mezclar varios géneros un poco a lo loco, y todos ellos bastante fuera de lo que suelo escribir. Así que aunque es un relato con mucho estética y ambiente retrofuturista tiene mucho de otras ramas de la ciencia-ficción.

(imagen "inspirada" en su relato: Lantern City de Justin Yun)

9. Algo que puedas contar sobre tu próximo proyecto literario... 
Llevo bastante tiempo tratando de recuperar un proyecto un poco viejo, pero que siempre he querido hacer. Encadenar toda una serie de relatos, de forma más o menos evidente. Ambientarlos en un mismo mundo y crear un pequeño universo personal. Me gustaría poder recopilar al menos una antología que funcionase de esa forma, distintas historias pequeñas esparcidas a lo largo del tiempo, pero todas ellas dentro del mismo universo. Lo curioso, es que de forma inesperada he visto que empiezo a tener ideas para hacer lo mismo con un segundo proyecto, así que tendré que aplicarme bastante para dar abasto con todo. 

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
La verdad es que no tengo ediciones demasiado especiales de ningún libro. Si mi biblioteca saliese ardiendo me tocaría volver a comprar un montón de libros de bolsillo. Sí es cierto que tengo una edición relativamente antigua de Las mil y una noches, heredada de mis padres, que es una delicia. Y unos Cuentos Completos de Andersen que recuerdo desde niño y que me daría muchísima pena perder porque recuerdo hasta sus dibujos desde que era bien pequeño. 

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías? 
Pues la última novela que he leído y recomendaría sin duda ha sido El océano al final del camino de Neil Gaiman, porque ha sido un libro que no era para nada lo que esperaba. Gaiman tiene esa facilidad para contar una historia sin importarle lo que esperen de él, pero en este libro ha conseguido al tiempo escribir algo que no se parece en absoluto a nada que él hubiera escrito o pudiera escribir, y que a la vez es completamente personal y auténticamente suyo. Hacía mucho que una novela no me sorprendía tanto. 

12. ¿Con qué escritor te gustaría coincidir en un ascensor? ¿Qué le preguntarías? 
Sabiendo lo cortado que soy para hablar con la gente que no conozco probablemente fuese quien fuese tendríamos un silencio incómodo. A no ser que fuese Terry Pratchett, estoy convencido de que es la clase de persona que nunca tiene uno de esos. 

13. ¿Edición tradicional, o edición digital? 
A mí me gusta pasar hojas, ¿qué le voy a hacer? Pero no tengo nada en contra de las ediciones digitales. Son supercómodas, sobre todo cuando viajas o cuando buscas autores que ya están descatalogados en papel. 

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística? 
Últimamente llevo algún tiempo dedicándome como hobby a la fotografía, de hecho empieza a quitarme tiempo para escribir y comienza a ser algo problemático cumplir con ambas aficiones sin descuidar ninguna demasiado. 

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar? 
Seguir mejorando, y que llegue el momento en que esté completamente satisfecho con lo que escribo, pero creo que ese perfeccionismo es común a todos los escritores. 

También me gustaría poder publicar algo propio fuera de una antología comunitaria. Para eso toca trabajar y no conformarse con lo logrado hasta ahora. Para mi contar historias se hace con la intención de que haya alguien que las lea o que las oiga. Me suelo considerar más narrador o cuentacuentos, que escritor, así que ésa es mi meta más que mi sueño, compartir lo que escribo, llegar a toda la gente posible. Y a día de hoy el método principal para ello sigue siendo la publicación tradicional, así que por ello trabajo, por tener algo que considere digno e interesante para ser publicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada