Aún no eres un seguidor del blog?!

miércoles, 31 de diciembre de 2014

"Medallero" del 2014

Este es un artículo que me he preguntado si debía escribir en el mismo instante en que he puesto el plumín sobre el papel (a pesar de que imita lo que ya he hecho en años anteriores). ¿Es correcto hacer un resumen de los logros conseguidos durante el año? ¿Acaso no habrá quien lo entienda como un exceso de pompa por parte de un autor que no tiene demasiado de lo que presumir? ¿No sería mejor cambiar esta "costumbre" y mostrarme más modesto?

Y al final he pensado que la falsa modestia no va conmigo. Quien me conoce sabe que le tengo mucho cariño a lo que escribo, y que me puede la ilusión por ver que a los demás (cuantos más mejor) les gusta. Pero no por eso dejo de ser igualmente realista, y sé que no sólo hay otros autores derramando su enorme creatividad en lo que escriben, si no que es muy complicado ser siempre tan bueno (al menos) como ellos. Así que creo que tengo todo el derecho del mundo a sentirme orgulloso de estos logros.

En ese recuento de cosas positivas la primera anotación corresponde a las antologías de cuentos en las que he ido apareciendo durante el año. Comenzando por Ácronos 2, que supuso además la confirmación del proyecto iniciado por Josué Ramos y Paulo César Ramirez, al unirse a sus filas figuras del panorama steampunk como Selena J. Chambers, Eduardo Vaquerizo o Rodolfo Martínez. Poco después le llegaría el turno a Alambre de Letras, con sus muchas versiones de la Gran Guerra que nunca fue (y que con toda probabilidad se trate del libro más llamativo en el apartado gráfico de todos en los que he participado este año). Y para completar el pódium del 2014, mi primera colaboración junto a los miembros de NOCTE: Donde reside el horror; la antología con reminiscencias de los mundos de Lovecraft que me ha permitido cumplir el sueño de todo aficionado a las historias del "genio de Providence": la oportunidad de intentar emular al maestro.

Las antologías que completan la lista de mis participaciones en el 2014 son Cuentos en el bolsillo y Navidades sangrientas, fruto de mi participación en los concursos del foro Abretelibro!. En ambas ocasiones, con relatos de corte terrorífico que obtuvieron unas críticas muy dispares (el cuento "navideño" entró en el palmarés del concurso, mientras que el otro les evocó a los lectores similitudes estilísticas con China Mieville pero no superó a sus competidores). Y aunque no estuviera incluido en una antología, creo que este es un buen lugar para mencionar Buscadores de leyendas, mi colaboración en el número dedicado al Steampunk de la revista INARI (con una versión extendida del relato que ganó el "Castillos en el Aire" de Dragones y Steampunk).

Logros de este año que no podré disfrutar hasta el 2015 fueron mi inclusión en la edición digital de The Best of Spanish Steampunk (con un relato significativamente terrorífico); la colaboración en el próximo volumen de Ácronos (en un ejercicio de mezcla de influencias que combinará a H.G. Wells, las películas de Miyazaki y los animes de robots gigantes); y, por último, la próxima publicación (espero) de los relatos ganadores del concurso Mil Palabras: Terror, para poder presumir de historia de actividades paranormales y el miedo al intruso invisible.

Aparte de todo esto, también me alegra recordar las oportunidades que me han dado para estar en los eventos de promoción y en alguno de "tertuliano literario". Y haciendo memoria, han sido más de los que esperaba.

La primera, y en la que más protagonismo tuve (aunque fuera sólo por falta de más compañeros con los que compartirlo) fue la entrevista radiofónica en La Biblioteca Encantada de Radio 21 para hablar sobre Ácronos 2. Sin la presión de un público que pudiera causarme miedo escénico y en un ambiente tan amigable como el del Pub Ithilien, se convirtió en casi dos horas de disfrute. A esta entrevista le siguieron las múltiples presentaciones de Ácronos 2, tanto en librerías como en grandes eventos (Feria del Libro, Sant Jordi, Festival de Fuenlabrada, SteamCon de Zaragoza) que me sirvieron para conocer a un buen número de los autores que colaboraron en este volumen... y trabar amistad con algunos de los colectivos steampunk del país.

Aparte de estas actividades de promoción, también merece la pena comentar mi colaboración en la Semana Gótica de Madrid; el compromiso que más miedo escénico me provocó y, a la vez, el que más ilusión me hizo. Reconozco que me sentí un poco empequeñecido frente a mis compañeros de debate, eso sí, pero es una experiencia que espero seguir repitiendo en el futuro.

¿Qué más puedo reseñar de este año? Pues el haber sido "aceptado" dentro del grupo de tertulianos que conforman el grupo Madrid Escribe, en el cual he podido trabar amistad con unos cuantos soñadores que, como un servidor, mantienen la ilusión por contar historias que hagan disfrutar a los demás. Y en ese mismo sentido, debo recordar también la muy satisfactoria experiencia que fue mi asistencia a la HispaCon de este año.

Si no me equivoco, hasta aquí puedo llegar. Este es el resumen más completo (y breve) que puedo hacer de los momentos más significativos del año. Ahora sólo queda esperar a que el 2015 iguale (por lo menos) estas emociones y mantener la ilusión para sacar adelante los proyectos que me he ido planteando durante estos meses (señores editores, ahí voy a estar). Así que me despido, confiando en que vuestro recuerdo de este año sea igualmente grato y que en los próximos 365 días podáis celebrar también muchos momentos felices.

viernes, 26 de diciembre de 2014

"Aleación de Ley" de Brandon Sanderson

Entre los años 2006-2008, Brandon Sanderson publicó la trilogía de Nacidos de la Bruma; una saga de fantasía épica en un universo dominado por el terrorífico Lord Legislador, donde existía un reducido grupo de elegidos capaces de usar el poder de una extraña magia llamada alomancia (una habilidad de tintes alquímicos, en la que el cuerpo de la persona actúa de crisol para determinados metales). Sin embargo, tras dar por terminada esta historia, Sanderson quiso fantasear sobre cómo se desarrollaría en el futuro esa sociedad que había inventado. Y un punto intermedio entre la trilogía original y la que sería su nueva ambientación se ubicó Aleación de Ley: una novela de aventuras clasificable como Weird West.

Personalmente, me considero una fan "no practicante" de Brandon Sanderson. A pesar de la extensa cantidad de obras que ha publicado, sólo había leído una de ellas antes de esta: Elantris. Sin embargo, mi falta de fidelidad se debe al hecho de que las ambientaciones de las demás novelas no me resultaron atractivas. Elantris planteaba un mundo de fantasía épica en decadencia, y Aleación de Ley me picó la curiosidad precisamente por su trasfondo Steampunk.


(portada británica del libro)

¿Steampunk? ¿Pero no era Weird West? Me explico. Esa ambivalencia se debe a que el universo nos recuerda a esos dos géneros: Elendel, una ciudad de brillantes avances tecnológicos (una especie de Nueva York decimonónica, mejorada por la ciencia del vapor y la electricidad), contrapuesta a los Áridos, un territorio donde la ley es practicada sólo por unos pocos valientes, enfrentados a grupos de forajidos. Cierto es que la mayoría de la acción transcurre en la ciudad, pero el protagonista y sus compañeros no dejan de compara cada lado de esta moneda una y otra vez. Amén de que el vestuario de los personajes recrea de inmediato la imagen de un vaquero en la mente del lector. Y el hecho de que el componente "mágico" (la alomancia) tenga una gran relevancia argumental me hace situarla dentro del género Far-West fantástico.

El planteamiento de la historia es sencilla: tras muchos años ejerciendo de Vigilante en los Áridos, una terrible pérdida personal empuja a Lord Waximillian Ladrian a regresar a Elendel para tomar las riendas de su decadente casa nobiliaria. A partir de entonces su costumbre de inmiscuirse en los asuntos de la policía le irá causando problemas de lo más variopinto, hasta verse inmerso en una increíble conjura que amenaza socavar los cimientos del poder aristocrático de Elendel.

Eso sí, aunque la historia gire en torno a un caso misterioso (unos escurridizos asaltantes de trenes) y el protagonista (y su amigo/ayudante) actúen como defensores de la justicia (a pesar de la policía), la comparación con cierto detective asesor no son fáciles. A menos que lo comparemos con el Sherlock de Guy Richie, estrenado en cines dos años antes del lanzamiento de la novela. Comento esto porque, aún siendo discutible el nivel de influencia que pudiera tener sobre Anderson, cierto es que al pensarlo uno encuentra bastantes similitudes en la ambientación y la personalidad de sus protagonistas (aunque en la novela es probable que debieran intercambiarse los roles entre Robert Downey Jr y Jude Law). De todo esto puede deducirse cuánto prima la acción a lo largo de la trama: tiroteos, persecuciones, explosiones...

Sanderson hace evolucionar la historia siguiendo el esquema arquetípico de una trama de detectives: presentando el misterio y dejando luego que el protagonista demuestre sus habilidades deductivas, reuniendo las piezas del puzzle de forma paulatina junto con sus compañeros de aventuras; lo cual lo va llevando hacia los preceptivos enfrentamientos con los aliados o lacayos del cerebro criminal responsable de todo. Eso sí, aparte de esas escenas de acción trepidante el lector también puede divertirse con la traviesa conducta de Wayne, el ayudante de Waximillian, y con los muy peculiares problemas del antiguo Vigilante con las mujeres y la encorsetada sociedad de Elendel.


(imagen de la portada en la edición USA)

La parte más original (y que, habiendo leído la trilogía inicial, supongo que será más fácil de entender) es el funcionamiento de la alomancia y la feruquimia: una "anomalía" física por la cual ciertos individuos actúan como catalizadores de un metal (o par de metales) concreto. Estas habilidades se activan de formas diferentes, pues en un caso la persona consume (literalmente) ese metal para llevar a cabo ciertas proezas físicas o mentales, mientras que otras le son "innatas" por esa misma relación con el metal, de forma que puede hacer un uso más generalizado de ellas. Así, por ejemplo, el protagonista tiene vinculada su naturaleza al acero (y lo ingiere en forma de limaduras diluídas en alcohol), lo cual le permite "quemarlo" para percibir la presencia del metal alrededor y actuar sobre el acero que le rodea, con una forma muy especializada de "telekinesis", por así decirlo. Sin embargo, cada metal tiene asociadas una propiedades alománticas diferentes, por lo que las habilidades que despliega cada personaje varía según el metal (o aleación) vinculado a su naturaleza (aceleración temporal, regeneración, control mental...)

Como ya he dicho, aparte de la dificultad de comprender cómo funciona la alomancia y la feruquimia al principio, la novela es muy amena. Como libro independiente funciona a la perfección ya que la mención al pasado de Elendel, a través de ciertos personajes mitológicos y sus religiones, no estorba a la lectura (y puede desarrollar interés por la saga de Nacidos de la Bruma). Un detalle interesante, y casi pintoresco, es el uso de portadas de periódico figuradas que abren varios de los episodios; una nota de color que permite a Sanderson introducir detalles sobre esta nueva versión del universo de Scandriel sin estorbar a la historia. El único pero, eso sí, se puede encontrar en el hecho de que deja abierta la puerta a una secuela que remate del todo la trama; y, como sucedió con Elantris, se trata de continuaciones "en preparación".

lunes, 15 de diciembre de 2014

Mi Primera Aventura HispaCon

Aunque la convención acabó el lunes pasado, y de seguro que habréis podido leer muchos artículos contando las noticias más relevantes de lo que allí ocurrió, ajetreos varios y otros compromisos me han impedido sentarme a redactar la crónica de mi primera experiencia en una HispaCon. Así que empezaré diciendo que la he disfrutado mucho. Confieso también que no había previsto asistir, ya que siempre pensé que era un evento para profesionales y veteranos del mundillo (entre los cuales aún no me atrevo a añadirme). Sin embargo, durante la presentación de Retrofuturismos de Nevsky me recomendaron que asistiera de una forma bastante vehemente y, por suerte, hice caso a mi consejero.

Para aquellos que no se enterasen, la HispaCon tuvo su sede este año en Montcada i Reixac; un municipio en la provincia de Barcelona, que de hecho (aunque apartado) forma parte de la capital. Allí se dieron cita editores, profesionales de la traducción, blogueros y autores de ciencia-ficción, fantasía y terror, para hablar sobre asuntos de interés, presentar nuevos libros, y de paso conocer a los ganadores del premio Domingo Santos y los Ignotus.

Por desgracia para mi, me fue imposible acudir a la primera jornada de actividades, el día 6. Así que no pude asistir a presentaciones (Calabazas en el Trastero, Retrofuturismos) y charlas (la ci-fi "hard" en español, los límites del steampunk, la nueva ciencia ficción...) que había marcado al ver el calendario de actividades. De hecho, en ese día sólo tuve tiempo para acercarme a Montcada y descubrir que había sido demasiado optimista respeto a la regularidad de paso de los trenes de cercanías. Aunque, por suerte, coincidí con un compañero habitual de la tertulia Madrid Escribe: Magnus Dagon, junto con Raelana Dsagan, lo cual sirvió para cenar en compañía y ponerme al día sobre lo que me había perdido.

El domingo 7 comenzó con la desilusión de no poder llegar a tiempo al inicio de las actividades (de lo cual aprendí que debería haberme hecho con los horarios de cercanías), pero fue evolucionando a mejor hasta acabar con una enorme satisfacción. La mejoría comenzó con las mesas de debate a las que asistí: tanto el problema de la traducción en la literatura fantástica como la posterior charla sobre los blogs (y su influencia en el mundo literario) reunieron a una numerosa audiencia con ganas de escuchar anécdotas y preguntar a los ponentes. De hecho, la mesa sobre blogs me permitió poner cara y voz a Sergio Mars, cuyo Rescepto indablog es una fuente inagotable de datos sobre la literatura de fantasía y ciencia-ficción. Y a pesar de la coincidencia de horarios, me alegró poder acudir después a la charla con Nina Allen (la autora de Máquinas del Tiempo), o recorrer las distintas formas en que el cine ha abordado la representación del futuro.


(Aunque parezca mentira, esto es una charla sobre la traducción de literatura fantástica)


(De izquierda a derecha: Sergio Llamas, de El Rincón de Koreander, Alfredo Álamo de Lecturalia, Alexander Páez, y Marc Miarnau de La Casa de El. El mundillo blogger bordeando la masa crítica)

Sobre todo, lo más interesante de este día (y de la HispaCon en general) fue la posibilidad de coincidir con esos autores y departir con ellos sobre la situación del mundo literario desde diferentes puntos de vista, amén de aprovechar para comentar proyectos literarios futuros con algunos editores a los que ya había tenido el placer de conocer (véase Tyrannosaurus Books, por ejemplo). Conversaciones que tuve el placer de continuar durante la cena de la gala de entrega de los Ignotus, al coincidir en la mesa con Ignacio Borraz (compañero de antología en Libro de Monstruos), Inés Arias de Reina (profesora de Escuela de Fantasía), Pedro Moscatel (autor Acrónico) y Ricard Ruiz Garzón (profesor en el Ateneu Barcelonès). Nada mejor que compartir charla con unos profesores tan reputados y unos autores tan simpáticos para hacer de la velada algo interesante.

De la gala, por cierto, recordar el premio Ignotus otorgado a la web Tercera Fundación (uno de cuyos responsables, José Cárdenas, también es contertulio habitual de Madrid Escribe); el galardón por duplicado que se mereció Eduardo Vaquerizo (con quien es un honor haber compartido sitio en Ácronos 2 y Alambre de Letras); y, por último, el premio Domingo Santos que se concedió a Juan Laguna Edroso, presidente de NOCTE, y que fue recogido por nuestro compañero de mesa Pedro Moscatel.

La única desilusión, y muy pequeña, fue una de las actividades paralelas que se habían organizado: el juramento de la Guardia de la Noche. A pesar de reunir a unas treinta personas, más que dispuestas a vestir el negro, me había hecho la ilusión de que contarían con la colaboración de algún grupo de cosplayers para hacerla más "verídica". Pero eso sí, conste que hice mi juramento.

Ya por último, insistir en la muy buena sensación que me llevo de la HispaCon. Que el año que viene estaré atento para no faltar a la cita en Granada. Y que la gala me ha creado una nueva ambición: poder colocar un monolito en el salón de mi casa.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Autores Acrónicos: Paulo César Ramirez

Tal y como prometí, empieza Diciembre y termino con mi recorrido por la lista de autores de Ácronos 2. Una despedida que tiene como protagonista al autor que llegó desde más lejos hasta estas antologías: Paulo César Ramirez. Escritor mexicano que durante este 2014 ha colocado su nombre en varias de las recopilaciones de relatos steampunk que se han publicado, amén de estrenarse en solitario con Reward, una novela Weird West de la mano de Neonauta Ediciones. Lo único que debemos lamentar es que aún no haya habido ocasión de unirle a las muchas actividades que se están desarrollando al amparo de la efervescencia steampunk en España, porque es obvio que estamos ante un autor que está disfrutando de la oportunidad que le ha brindado el género. Así pues, vaya un saludo virtual desde aquí y la esperanza de que sigamos leyéndole en el futuro.

De paso, me gustaría aprovechar también la ocasión para darles las gracias a todos los autores que han querido participar en esta ronda de entrevistas durante el año. Además de para darles a conocer, espero que estos artículos hayan servido para animar a mucha gente a acercarse al Steampunk, tanto lectores como escritores, y así lograr un fin aún mayor: que las calderas no se apaguen y los engranajes sigan moviéndose...

Y ya, sin más... pasamos a la entrevista. Que ustedes la disfruten.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
Creo que todos los escritores tenemos muchas cosas que decir. En nuestra mente se entretejen historias, mundos y personajes que piden a gritos ser plasmados en el papel. Desde pequeño siempre me gustó escuchar y contar historias, así que ponerme a escribir fue el siguiente paso lógico cuando crecí. No voy a decirte que siempre quise ser escritor porque sería mentirte, pero el darme cuenta que siempre tenía alguna idea para desarrollar una historia clavada en la cabeza fue una de las razones que me llevó a querer publicar.

2. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, tu experiencia en el mundo editorial?
Tendría que dividirla en dos partes. Primero, en México es muy difícil publicar un libro. No existen suficientes editoriales que volteen a mirar a los escritores del país y si encima hablamos de géneros como la fantasía o la ciencia ficción, más que difícil se convierte en imposible. En segundo, ya podría hablar de lo que ha ocurrido en mi experiencia personal. En definitiva no es como la esperaba, o al menos como lo decían mis profesores de los talleres de escritores. Actualmente parece que las editoriales están únicamente enfocadas en publicar y el trabajo de difusión corre un poco más a cargo de los autores. Vaya, quizá simplemente los tiempos han cambiado porque tampoco puedo decir que me ha ido mal.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
Leyendo mucho, documentándome. Soy de la firme creencia que un escritor no puede hablar sobre algo que desconoce. Puede intentar plasmar una historia con elementos imaginarios o fantásticos, pero si no los sustenta aunque sea solo para él mismo a la larga se notará en su escritura. Por eso, y especialmente hablando del Steampunk, suelo recurrir a momentos históricos para poder empaparme de ideas, haciendo una mezcla de historia alternativa y ficción especulativa al mismo tiempo. Eso me ayuda a construir un universo verosímil y por supuesto la historia fluye mejor.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Curiosamente me inclinaría más por la novela. Y digo curiosamente porque me he iniciado en esto con relatos cortos para las dos antologías de Ácronos y mi primera publicación en solitario es más bien lo que yo llamaría una novela corta. Me siento en ocasiones presionado por llegar al final cuando hay que escribir relato, con menos libertad vaya. Aunque disfruto de ambos, si he de elegir lo hago por la novela.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
En realidad no lo había pensado nunca, pero imagino que sí han tenido que ver. Estudié psicología y es muy difícil no hacer perfiles psicológicos de los personajes de los que escribo. También estuve dando clases de filosofía y teología, por lo que escribir al respecto de algún personaje con cierta ideología o corriente de pensamiento se me facilita. Pienso que no han sido determinantes, pero sí han influido lo necesario.

6. ¿Cuál fue tu camino para llegar al Steampunk?
Yo no voy a responder con el típico cliché de decir que desde hace mucho era Steampunk y yo no lo sabía. Primeramente entré por la puerta por la que, me parece, muchos de los aficionados entran. Me refiero a la parte estética, no es un secreto que el Steampunk es bastante visual y es algo que cuando lo miras o te atrapa o simplemente lo rechazas. En mi caso fue al ver la fotografía de un amigo con su bombín, bufanda y goggles. A partir de ahí me sumergí en el mundo para averiguar todo lo que he podido al respecto. Como se conjuntan muchas cosas que disfruto como son la ciencia ficción, la historia, la fantasía, la aventura y por supuesto la literatura fue sencillo quedar atrapado por ese universo.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Creo que llamarle rutina es darle un adjetivo agradable. Más bien tengo muchos vicios al sentarme a escribir, desde tener mi cajetilla de cigarros y un cenicero de vidrio en color verde a la mano, servirme un refresco de cola en un vaso especial y ser preferentemente nocturno. Encima de ello tengo que ambientarme, ya sea con música o viendo imágenes. Después de que tengo todo eso, me dejo llevar. Pueden ser vicios o manías incluso, pero desde ahora creo que será agradable llamarle mi rutina de escritor.

8. ¿Qué se van a encontrar los lectores cuando lean tu relato en Acronos 2?
La Revolución de los hermanos Serdán es un relato que transcurre en el México de inicios del siglo XX en lo que sería el equivalente a la época eduardiana, lo cual ya marca una diferencia de las típicas historias centradas en el Londres Victoriano; pero además está basada en un acontecimiento histórico muy importante que es el inicio de la Revolución Mexicana. Pero no es un relato histórico estrictamente, ya que contiene elementos anacrónicos. Es en definitiva lo que se llama una ucronía que, por supuesto, cuenta con diferentes elementos que lo convierten en un Steampunk fresco, fuera de clichés innecesarios. Espero que los lectores disfruten del relato y les guste.

9. Algo que puedas contar sobre tu próximo proyecto literario...
Si todo marcha bien, en unos meses NeoNauta ediciones publicará mi primera obra. Se trata de una historia de Weird Western con toques Steampunk. La historia trata respecto de un grupo de forajidos formado por las minorías de la época, que son dirigidos por un mexicano que posee el ojo del diablo, un artefacto mecanizado a la vez que maldito. Es una historia con un universo muy rico y que espero que pueda haber más a futuro. Ahora mismo trabajo en una novela de corte pulp con una idea que me surgió a partir de la convocatoria de Alambre de Letras también hecha por NeoNauta.

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
Se me ocurren varios libros que, por diferentes razones, rescataría a toda costa. Algunos los rescataría por su valor sentimental, otros por su contenido e información. Algunos más por su rareza y por último elegiría por simple gusto. Por ejemplo, se me ocurre que por valor sentimental elegiría Ilusiones de Richard Bach, que es un libro que me regaló mi padre cuando yo era un adolescente. Por su contenido e información El Universo de la Kabbalah de Shimon ben Halevi. Tengo un manual para aprender español que está escrito en alemán publicado en 1873 que rescataría por su antigüedad y por último La historia interminable de Michael Ende que es un libro que me gusta mucho, tanto por su historia como por la maquetación.

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
Actualmente estoy leyendo Lendaria de Josué Ramos, que es una space opera steampunk y la cual me ha sorprendido gratamente. Me parece que es una obra muy adelantada dentro del género steampunk en español, con mucha visión. Aunque aún no la he terminado, dudo mucho que el final me defraude. En definitiva la recomiendo.

12. ¿Con qué escritor te gustaría coincidir en un ascensor? ¿Qué le preguntarías?
Con Philip K. Dick, aunque no sé si charlaría con él como escritor que quiere aprender o como observador en una especie de terapia de ascensor. Creo que sería una experiencia fascinante de cualquier modo.

13. Aparte de la escritura “literaria”, ¿hay algún otro medio que practiques, o que te gustaría probar? (poesía, periodismo, teatro, guión de cine/cómic/tv...)
Desde Marzo de 2011 dirijo la revista digital El Investigador que trata sobre Steampunk y otros retrofuturismos. He escrito varios artículos de la temática y he tenido la fortuna de entrevistar a artistas y escritores dentro del movimiento. Además, me gustaría escribir un guión de cómic o alguna novela gráfica Steampunk, que es algo que me parece le está faltando al género en español.

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
En mis ratos libres (que no suelen ser muchos) estoy aprendiendo a realizar modificaciones de armas de juguete y la creación de goggles de manera más artesanal, que en lo personal lo considero una especie de arte decorativo. Finalmente el Steampunk es muy amplio y permite esa libertad al momento de expresar la creatividad en diferentes áreas.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Pues pienso que me quedan muchos sueños por cumplir. Así, sin pensarlo demasiado me gustaría andar por España para asistir a alguna EuroSteamCon o algún evento con cualquiera de los amigos que tengo por allá.

Una vez más, encantado de haberte tenido aquí. Y ya sabes que cuentas con este tablero para subirse encima y hacerse notar cuando sea necesario...

lunes, 17 de noviembre de 2014

"Herejía de Horus VII (Legión)", de Dan Abnett

Aprovechando un impass entre libros he retomado la lectura de la saga de la Herejía de Horus (cuya traducción al castellano fue lamentablemente interrumpida hace ya unos meses). En este caso, obviando algunos de los volúmenes que seguirían en orden al último que leí para llegar al séptimo publicado. Un libro que además adquirí por recomendación de un amigo, ya que la historia que contiene no me llamaba la atención, y que ha resultado ser una muy satisfactoria sorpresa.

Tampoco es que convencerme para adquirir Legión fuera tan complicado, ya que ese amigo jugó una baza muy buena: su autor es Dan Abnett. Y para alguien que disfrutó tanto con la saga del Inquisidor Eisenhorn, esa era una razón más que válida para confiar en la calidad del relato. Un convencimiento que se vio corroborado por completo. Aunque, hasta que no cogí el libro y empecé a pasar páginas, embarcarme en una lectura sobre la Legión Alfa (cuyo trasfondo en el juego es casi inexistente, y siempre había considerado una legión "de segunda fila") no me parecía demasiado interesante. Máxime cuando la sinopsis sugiere que se trata de eventos apartados de la trama principal de la Herejía de Horus. Sin embargo, debo reconocer que la forma en que Abnett desarrolla la trama y, sobre todo, la resolución final, te absorben para luego escupirte y dejarte con esa cara de "esto no me lo esperaba" que sólo algunas historias consiguen.

¿Y cuál es la trama de Legión? Pues se trata de la campaña contra el planeta Nurth, durante los últimos años de la Pre-Herejía. Otra de esas misiones de "reencuentro" con las sociedades humanas que habían quedado aisladas del resto en la Era de los Conflictos y que, una vez más, acabó como una simple invasión y exterminio de los habitantes del planeta. Sin embargo, a diferencia de todas las ocasiones anteriores, la 670ª Flota Expedicionaria del Imperio de Terra se iba a encontrar en Nurth con un rival que le pondría las cosas muy difíciles.

En estas circunstancias, la historia se va desgranando a través de un numeroso grupo de personajes de la flota, de los que dos mantienen una relevancia mayor: John Grammaticus y Peto Soneka. El primero es un psíquico de alto nivel que actúa como espía infiltrado entre los nurthenos... y cuya lealtad resulta estar realmente del lado de una facción poderosa y sorprendente en extremo: la Cábala. Peto Soneka es un oficial de alto rango de la Geno Cinco-Dos Chilíada, una brigada cuyo origen se ubica en tiempos anteriores a la fundación del Imperio, que se verá envuelto de pronto en el peligroso juego del cambio de lealtades, las intrigas y las mentiras. Y por detrás, como una sombra, a veces más un enemigo que un aliado, atisbamos la actividad de la Legión Alfa.

Dan Abnett aplica en esta obra esa maestría que posee para narrar historias de espionaje, tal y como hizo en la saga del Inquisidor Eisenhorn. A pesar de estar narrando unos sucesos que tienen lugar en plena campaña de conquista, y de contar con una legión de marines espaciales para regodearse en combates extraordinarios, la parte "bélica" queda en segundo plano durante la mayoría del tiempo para centrarse en las dudas que acosan a los protagonistas: dudas sobre estar haciendo lo correcto al engañar a los suyos, dudas respecto a aquellos a los que sirven, dudas sobre la lealtad de aquellos que les rodean... Durante el 90% de la novela no sólo no tenemos claro cuáles son las intenciones de la Legión Alfa o de esa Cábala que guía a Grammaticus, si no que es imposible saber a cuál de las facciones deberíamos considerar "malvada".

Sólo en el último tramo de la historia se aparta un poco ese velo misterioso y podemos vislumbrar, de una forma muy fugaz, cuáles pueden ser las verdaderas intenciones de las dos fuerzas que han estado usando como peones a los componentes de la 670ª Flota. La más curiosa, por lo inesperada, es la Cábala: un elemento que resulta poco menos que incompatible con todo el trasfondo "canónico" del universo Warhammer 40000, ya que es una especie de Consejo de Seguridad de razas alienígenas. Y que, si bien demuestra tener intenciones benéficas para la supervivencia del universo, sólo puede plantear medidas desesperadas para conseguirlo. En el otro lado, la Legión Alfa se muestra como una fuerza bajo sospecha: sus métodos no tienen nada que ver con el procedimiento habitual de los marines espaciales, y tanto su gusto por el subterfugio como el uso de agentes dobles, la mentira y la tortura recordarán mucho a los aficionados otras historias que involucran a la Inquisición. Y que, llegado el momento, deberán tomar una decisión muy complicada para cumplir con el juramento que hicieron de proteger a la Humanidad.

¿Qué más puedo contar para acabar esta reseña sin estropear el misterio final? Pues que, tal y como han ido haciendo en esta saga con mucha de la "historia conocida" del universo Warhammer 40000, al acabar la novela nos encontraremos replanteándonos nuestras filias y fobias hacia el "bendito" Imperio de la Humanidad o las "Legiones Traidoras".

viernes, 14 de noviembre de 2014

Eurosteamcon Zaragoza 2014

Después de unos cuantos días, necesarios para recuperarme de la "tunda" que supuso conducir durante casi 700 kms en apenas trece horas, os traigo hoy la crónica de mi experiencia en la Eurosteamcon de Zaragoza.

En primer lugar, confieso que nunca me habría planteado la locura de un Madrid-Zaragoza-Madrid de no haber sido porque Pedro Moscatel (autor Acrónico de la propia Zaragoza) nos comentó que se iba a realizar una presentación conjunta de Ácronos 2 y Calabazas en el Trastero: Steampunk, y nos preguntó a los demás por nuestra disponibilidad para acompañarle en el evento. Y una vez más, ese loco instinto egomaníaco del escritor me empujó a ofrecerme voluntario. Una decisión que sólo me planteó dudas el mismo día del viaje, cuando el despertador comenzó a sonar a las siete de la mañana.

Por suerte no se me ocurrió echarme atrás, porque la experiencia que me esperaba en Zaragoza ha sido de las mejores que he tenido en mi corta carrera en el mundillo literario (y el steampunk en concreto). Bien es cierto que el lugar elegido para la convención no disponía de esa pátina "retro" que lucen otros, como la Estación del Norte en Barcelona; pero en cuanto empezaron a aparecer los asistentes con sus galas, el contenido eclipsó al continente: damas victorianas (de armas tomar), aventureros, caballeros... fueron ocupando el espacio y haciendo que el evento resultase de lo más colorido.


(Una muestra de los vestuarios que se lucieron. Fotografía de Julio Marín)

Debido a la estrechez de mi agenda, la presentación de Ácronos se había programado en el horario matutino. Y allí me presenté, con mis "galas victorianas", dispuesto a cantar las bondades de la antología junto a Pedro. Un objetivo que quedó más que cumplido tras charlar sobre nuestras respectivas influencias literarias, los relatos con los que habíamos participado, los géneros "herederos" del steam, nuestros proyectos futuros, y una entretenida ronda de preguntas que puso sobre la mesa, entre otros temas, la pujanza de escritoras en el Steampunk.

A la hora de comer, mi vergüenza (la que aún me queda) me impidió unirme al Picnic Victoriano que se había organizado. Pero aún así, pude disfrutar después con fuerzas renovadas de las actividades programadas para el horario de tarde, y ser testigo del éxito de asistencia de la convocatoria.

Antes de hablar de las cosas que más me gustaron, no quiero dejar de mencionar a quienes fueron a la Eurosteamcon a mostrar su habilidad o poner al alcance de los aficionados libros y juegos inspirados en ese universo. Hubo allí un buen muestrario de vestidos, complementos, armamento y, como ya he dicho, libros y juegos para todo aquel con ganas de aumentar su arsenal Steam. Y además, la organización contó con unas cuantas actividades destinadas a entretener a los asistentes: talleres para fabricar rayguns, otro para decorar las cubiertas de libros con detalles steampunk, una charla en la que se dieron sugerencias sobre cómo usar Arduino e impresoras 3D para crear complementos interactivos... y la muy simpática Regata de Dirigibles.

Mención aparte merece una actividad que me había ilusionado desde que vi por primera vez la programación, y que fue la principal razón para quedarme allí más tiempo del que mi agenda de viaje recomendaba: la proyección de Viaje a la Luna, de Georges Mèlies, acompañada por un pianista "in situ". Se trataba de una copia de la versión coloreada, restaurada por la Filmoteca de Cataluña. Una experiencia curiosa y muy simpática, desde luego.

En definitiva, que se trató de una jornada maratoniana pero muy satisfactoria. Personalmente me encantaría poder repetir en el futuro... con más calma, eso sí. Y sólo me entristece (aparte de no haber podido quedarme) que la promesa de firmarle su ejemplar de Ácronos a Ana Sihaya que hice en Facebook no pudiera cumplirse.

Así que ya sabéis... si el año que viene vuelve a organizarse, no dejéis de pasar la oportunidad y acercaros a Zaragoza.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Tiramisú entre Libros (Cuánto Tiempoooo!!): Terror y Misterio

Poco puedo contar sobre esta iniciativa, nacida del foro de Anika entre libros, porque nunca he tenido la fortuna de lograr acudir a ninguno de sus eventos. Sin embargo, y como goloso confeso que soy, en el pasado ha estado muchas veces marcado en rojo en el calendario. 

Sin embargo, esta vez estoy casi obligado a hacer cualquier esfuerzo posible por poder asistir. Terror y Misterio son dos de mis temas más recurrentes en los últimos tiempos, y todo lo que se pueda aprender para mejorar será bienvenido. 


Así pues, recordar: 8 de Noviembre. Fnac Callao. Tiramisú entre libros. Tiramisú. Y Terror. Tiramisú. Y Misterio. 

sábado, 1 de noviembre de 2014

Por Halloween... Terrores Que se Avecinan

Para no romper con la sana costumbre de publicar un artículo el primer día de cada mes (y prometiendo que en Diciembre volveré a traer un autor para que le conozcáis mejor), voy a aprovechar la celebración de Halloween para comentaros un par de noticias que le vienen muy a propósito a estas fechas.

La primera es un recordatorio sobre algo de lo que ya había hablado, debido a una oferta que quizá queráis aprovechar alguno: a partir de hoy, y durante un tiempo limitado, Ediciones Javisa23 va a ofrecer a mitad de precio la colección de cuentos formada por los mejores relatos del concurso Mil Palabras: Terror. Como ya conté recientemente, esta fue una convocatoria que tenía casi olvidada hasta que me notificaron que era uno de los tres ganadores.

Así pues, si sois aficionados a que os pongan la piel de gallina, os animo a ir a la página de reservas, disfrutar con las veinte historias de terror que contiene... y apuntar de paso el nombre de algún autor al que empezar a tener en cuenta. Que seguro que lo hay.

La segunda noticia tiene que ver con un proyecto en el que me hizo mucha ilusión participar, pero cuya publicación se había ido posponiendo desde el año pasado. Se trata de Dónde reside el Horror, la nueva colección de relatos inspirados en los mundos de H.P. Lovecraft que Edge Entertainment va a añadir a su línea de Los Mitos de Cthulhu (junto a Los Nuevos Mitos de Cthulhu y Las Mil Caras de Nyarlathotep).

Ya he comentado en alguna ocasión que yo tengo antecedentes roleros. Y La llamada de Cthulhu ha sido con bastante probabilidad uno de los juegos con los que he debido de entretenerme más horas. Así que cuando apareció un mensaje en la lista de correos de NOCTE, pidiendo relatos que se apoyasen en esa ambientación, me empecé a devanar los sesos para imaginar una historia que estuviera a la altura de ese reto. Y debo reconocer que me supuso un gran esfuerzo, ya que la antología se regía por la premisa de que debía concederse el mayor protagonismo al lugar en el que transcurría la historia. Y eso provocó que mi primera propuesta fuera rechazada. Pero aún así, y con el tiempo casi cumplido, fui capaz de presentar otro relato que, esta vez sí, agradó al responsable de seleccionar qué obras iban a ser incluidas.

Hubo una vez un lugar es un relato que, valga la inmodestia, va a recordar a los aficionados esas historias de Lovecraft que pueden haber leído de él tiempo atrás. Hace poco lo repasaba, lamentándome por no tener ya la oportunidad de corregir tal o cual detalle, y pensando a la vez que había usado un lenguaje un tanto anticuado y recargado, pero que precisamente ese detalle lo ponía muy cerca de los cuentos Lovecraftianos que recordaba. Además, la puesta en escena tiene no poco de sinopsis para un tarde de rol, y me alegraría saber que el relato pudiera servir de inspiración a otros jugadores para pasar un buen rato investigando misterios sobrenaturales.

Y así, con este pequeño avance de próximas obras, me despido y os dejo descansar de la que, supongo, ha sido una ajetreada noche entre zombies, vampiros, y demás calaña no-muerta.

jueves, 16 de octubre de 2014

Próxima Parada: Semana Gótica de Madrid

Mientras sigo esperando a que vayan anunciándose las fechas de publicación de algunos relatos, ha empezado a perfilarse en el horizonte otra cita en la que poner a prueba mi desparpajo en público: la Semana Gótica de Madrid. Y es que, gracias a ser miembro de NOCTE, he acabado invitado como ponente en una de las mesas redondas que se van a realizar dentro del Encuentro de Literatura (el 28 de Octubre en el Museo Romántico de Madrid, para más señas).

Si digo que estoy entusiasmado por esta oportunidad que se me ha brindado, puede que me quede corto. Y es que, además, debería añadir una buena cantidad de nervios y la sensación de estar afrontando una gran responsabilidad para describir de forma exacta lo que me está pasando por la cabeza durante estos días. Desde que estuve en el Dystopic Madrid de 2013, para hacer un taller sobre la escrituras de relatos Steampunk en el club Ithilien, no había vuelto a tener que pensar en "preparar apuntes".

¿Por qué la necesidad de refrescar datos e información teórica? Pues porque el tema propuesta para la charla por la organización es "Terror literario versus Terror audiovisual". Un debate que, personalmente, supone un gran desafío. En primer lugar, por mi temor natural a "no saber suficiente". Mis lecturas en el género han consistido en "picotear" aquí y allá en algunos de los grandes nombres del terror: Poe, Lovecraft, King, Lefanú... llegando después hasta Koontz e incluso obras "tangencialmente terroríficas" (El Descenso de J. Long, El corazón de la oscuridad, Las aventuras de Arthur Gordon Pym...) y que en conjunto me han servido para aprender los recursos que ahora pongo en práctica al intentar causar espanto en el lector; sin embargo, mi relación con el cine de terror no ha sido tan amplia. Y por motivos muy claros: no me llevo demasiado bien con las temáticas más en boga en el género. Las historias de casas encantadas me han desasosegado desde que era muy joven, y lo mismo me ocurre con las películas que juegan con posesiones. Si a eso se le añade que el cine gore nunca me ha seducido, es fácil darse cuenta de que existe un buen número de películas de terror que he "esquivado". Aunque, por si alguien se lo pregunta, diré que mi ránking de películas que me provocan un escalofrío al recordarlas tiene en su parte alta a Al final de la escalera, El exorcista, Invasores de Marte, Señales, Los Otros, La Morada del Miedo, y algunas más que ahora no recuerdo (o mi memoria ha decidido olvidar, en pro de mi salud mental)

El hecho es que, en esa búsqueda de datos para "organizar ideas", se me ocurrió marcar cuáles serían los elementos definitorios de una buena historia de terror. Y cuando consulté con posterioridad qué decía internet al respecto, descubrí que esa lista correspondía con bastante exactitud a las bases del terror psicológico. Así que, a pesar de mi tendencia a trabajar con elementos sobrenaturales, se puede entender que no comulgue mucho con la corriente actual del sobresalto repentino. Y cuál es el tipo de terror que defiendo. Por otra parte, el tema puede dar pie a un debate bastante interesante (siempre y cuando no se limite a cuál de los medios es más efectivo a la hora de cumplir con su fin). Porque, obviamente, si medimos el terror en magnitudes de salto en el asiento y decibelios de gritos, la literatura se va a encontrar en desventaja. Y yo, al menos, no me atrevo a ser demasiado optimista respecto al mérito que le va a conceder la audiencia del evento a la capacidad de sugestión de un texto bien escrito. Aunque puede que me equivoque y el público sea más bibliófilo que cinéfilo...

En definitiva, que Octubre me está convirtiendo en un manojo de nervios. Por la llegada de este nuevo "cara a cara" con el público, por las ganas de ver publicadas al fin las antologías que estaban anunciadas para este mes y porque, sin proponérmelo, me veo de pronto mucho más integrado en el mundillo literario (y en primera fila) de lo que habría esperado sólo unos meses atrás.

Ahora, como me decía una amiga recientemente, sólo falta que me crea de una vez que soy bueno en esto y deje de tener dudas a la hora de encarar el futuro.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Primeras Imágenes de Alambre de Letras

Aunque aún no haya aún fecha concreta para la publicación del recopilatorio que organizó NeoNauta Ediciones, a cuenta del centenario de la Primera Guerra Mundial, Alambre de Letras se ha levantado la falda y ha dejado que se le vea el tobillo (perdón por la referencia, pero teniendo en cuenta la temática no se me ocurrió otra más apropiada). Y lo que más me alegra de todo ello es que, entre esas imágenes "de ejemplo", se han podido ver algunos detalles de cómo va a lucir el relato con el que he participado: Puro Artificio. Una historia con autómatas y un personaje bastante peculiar dentro del conflicto, que me sirvió perfectamente para elaborar la trama del mismo.

La primera de las imágenes, de hace una semana, era la versión definitiva de la maquetación que iban a recibir los textos. Y cuál sería mi sorpresa al comprobar que ahí estaba justo la primera página de mi relato, consiguiendo que el "orgullo de padre" se desbocara. El diseño en doble columna pretende recordar a las viejas novelitas pulp, y esa ilustración de la parte superior combina un montón de elementos de la antología (el alambre de espino que se usó como juego de palabras para el título, ese recuadro que recuerda a un tanque, y el rostro del autómata que referencia al propio relato)

Y justo en el día de hoy, NeoNauta ha vuelto a filtrar otra imagen del libro. En esta ocasión ha sido el propio índice de la antología, para que podamos saber el nombre de todos los autores que van a participar, acompañado por otra tanda de ilustraciones inspiradas en cada uno de los cuentos. Y de nuevo me han dado una alegría, porque la imagen que se refiere a Puro Artificio se aproxima mucho a lo que yo podría haber pensado.

Así pues, y aunque se está haciendo esperar más de lo que yo hubiese querido (confiaba en que la fecha de salida estaría más cerca de Agosto-Septiembre, que fue cuando el conflicto se declaró), lo cierto es que estos pequeños "aperitivos" me están haciendo ver el gran trabajo y el cariño con el que se está llevando a cabo la edición. Y casi me provocan más ansiedad porque esté disponible para su lectura y pueda comprobar cuál es el veredicto del público.

Muy pronto, espero.

domingo, 5 de octubre de 2014

Mi Septiembre Literario

Hasta hace bien poco Septiembre era para mí "el mes del Zinemaldia", el festival de cine de San Sebastian. Había convertido en tradición el planear con unos amigos nuestro viaje y disfrutar durante una semana loca de horas y horas de películas en VO, yendo de sala en sala hasta que el tercer o cuarto día ya no podíamos decir cuándo habíamos visto qué. Y así era como ha estado marcado este mes durante buena parte de este año.

Sin embargo, el destino ha querido que en este 2014 no hubiera quorum entre nuestro grupo de cinéfilos, hasta el punto de verme en la desagradable tesitura de no tener con quién ir al festival. Y aunque habría podido hacer el viaje en solitario, no me apetecía estar allí sin nadie con quien comentar la película que acababa de ver, sentarme en nuestra cafetería favorita a comer una "bomba de nata" o parar en cierta heladería de camino al Kursaal. Pero, cuando ya pensaba que la casilla de eventos memorables iba a quedarse en blanco este mes, me surgieron dos citas que han acabado por compensarme "el disgusto". Amen de hacer que me replantee mis prioridades en años venideros.

Por orden de importancia (o de inyección al ego, como quiera verse), la cita más importante ha sido el Festival Fantasía Fuenlabrada (FFF). Este era el segundo año en que se organizaba, y ha querido la casualidad que decidieran dedicarlo al Steampunk. Así que los autores de Ácronos nos dispusimos a hacernos notar (en el buen sentido de la palabra), y todos hicimos cuanto estuvo en nuestras manos para asistir y participar. De hecho, aunque la promoción de las antologías se redujo solo a una pequeña charla, en el resto de mesas de debate del FFF ha podido verse a un buen número de "acronistas" entre los ponentes (Eduardo Vaquerizo, Jose Ramón Vazquez, Victor Conde, Josué Ramos...). Y con notable éxito, como han reflejado algunas crónicas, pues los asistentes al taller de creación de mundos steampunk (de la mano de Eduardo Vaquerizo) parece ser que disfrutaron mucho de sus consejos, así como los asistentes a la mesa sobre ucronías, en la que se reunió a los cuatro autores que he nombrado anteriormente.


(panorámica de la carpa central)

Por mi parte, tuve la suerte de estar en la carpa principal junto a Josué Ramos y Victor Conde para hablar sobre las antologías de Ácronos. Una charla que quiso hacer un repaso desde que el primer volumen empezó a fraguarse, pasando por nuestras experiencias personales al participar en ellos y, por último, revelando algunas pinceladas de lo que pueden ir esperando sus lectores en el futuro (toda vez que ya hay un Ácronos 3 horneándose). Y, aunque ya digo que fue breve, fue un gran honor formar parte de un evento que ha congregado a tanta gente y que ha dejado un regusto tan dulce a quienes nos dimos cita por allí.


(junto a Victor Conde y Josué Ramos, durante la charla sobre Ácronos)

Por desgracia, y aunque hubiese querido ir a Fuenlabrada los dos días que se prolongaron las actividades, el FFF coincidió en el tiempo con las VII Jornadas Literarias de Abrete Libro!! Y, tras años sufriendo las puyas de sus organizadoras (por no hacer acto de presencia, después de haber dicho cuánto me gustaría ir), este año no tenía excusa para hacerles el feo. Y la verdad es que me he alegrado bastante.

De hecho, creo que es una pena que estas jornadas no dispongan de mayor reconocimiento entre los aficionados a la literatura (ya sea lectores o escritores). Y me temo que el principal "pero" que le achaca se encuentra en el hecho de tener que pagar para asistir a sus mesas de debate. Un problema derivado de la ausencia de espacios públicos en Madrid que no te obliguen a pagar para poder usarlos. Aún así, creo que el "caché" de los ponentes compensa con creces el muy reducido sacrificio económico que le supondría a cualquier asistente potencial, y animo a cualquiera a acercarse en un futuro. Este año, por ejemplo, se tuvo la posibilidad de debatir con Leon Arsenal, Virginia Pérez de la Puente, David Jasso, Juan de Dios Garduño e Ismael Biurrún (entre otros). Y aquellos que se quedaron a comer tenían incluso la oportunidad de continuar charlando con algunos de ellos sobre lo divino y lo humano.


(Virginia Perez de la Puente, a la izquierda, y Leon Arsenal a la derecha)

De entre la media docena de temas que se fueron poniendo sobre la mesa, escogí la mitad. Y en todas esas charlas disfruté de una mezcla de datos curiosos, preguntas interesantes lanzadas desde el público y réplicas ingeniosas. En particular, la mesa de audiolibros resultó muy instructiva sobre el procedimiento para crear una lectura dramatizada, además de intentar dilucidar el misterioso hecho por el cual el audiolibro es un medio con tan poco predicamento en nuestro país. En la mesa sobre elitismos literarios se comprobó que muy pocos de los presentes éramos permeables a los pontificados de ningún gurú del buen gusto literario (además de demostrar, sin lugar a dudas, que Leon Arsenal puede hablar sin parar). Y, por último, en el debate sobre el terror disfrutamos con una clase magistral sobre el tema a cargo de David Jasso, Juan de Dios Garduño e Ismael Biurrún. Mención aparte para el primero de los tres, por su desparpajo y su capacidad para explicar los engranajes del género en pocas palabras. Además de que, como miembro de NOCTE, me alegró poder conocerles en persona pues en el corto tiempo que llevo perteneciendo a la asociación nunca había coincidido con ellos en ninguna reunión. Eso sí, también me llevé un pequeño berrinche. Y es que mi única desilusión fue olvidarme el ejemplar de Máscaras de Matar en casa y no poder conseguir que Leon Arsenal lo firmase, ya que soy un firme defensor de esa novela.


(de izquierda a derecha: Juan de Dios Garduño, Ismael Biurrún, y David Jasso)

Como decía al principio del artículo, la experiencia de estos días me ha hecho replantearme mi "tradición donostiarra". Y es así porque durante estos eventos han surgido un par de oportunidades de promoción; lo cual, mal que me duela tener que renunciar a las "bombas de nata" mientras paseo por la Concha, es un factor a tener muy en cuenta en el futuro. Así que (procurando hacer caso al consejo de Orson Scott Card sobre no prodigarse en exceso), supongo que empezaré a acudir con mayor frecuencia a los "saraos literarios". Para que el nombre les vaya sonando a los lectores y los editores...

miércoles, 1 de octubre de 2014

Autores Acrónicos: Eduardo Vaquerizo

El autor que honra este mes la sección de entrevistas de Parrafos Perturbados es Eduardo Vaquerizo. Personaje con todas las implicaciones de la palabra en lo que se refiere al mundo de la ciencia ficción, porque posee una de las trayectorias más dilatadas que conozco. De hecho, y según la Wikipedia, ya andaba recogiendo premios (Ignotus y Domingo Santos, por ejemplo) cuando un servidor aún no escribía más que redacciones para el profe de turno. Además, he tenido durante este año el gran gusto de conocerle y tratarle en persona, y me alegra haber tenido la oportunidad de compartir espacio en Ácronos.

Aunque su última obra en publicarse ha sido Tres Motivos Para Morir en Madrid, quizás os suene su nombre por las muy premiadas Danza de Tinieblas y La Última Noche de Hipatia. Y, por experiencia personal, también os animo a acudir a cualquier evento en el que vaya a contarse con su presencia. Porque es de esas personas de las que se aprende algo, por poquito que sea, cuando se le oye hablar. Además de que resulta casi imposible aburrirse si él está presente.

Y ya, sin más dilación, pasamos a la entrevista. Para saber más sobre él, como siempre, acudan a su blog.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
La insensatez. Era joven y creía en la mística del escritor. De mayor, ya descreído, persigo con un puñal a mi voz interior que me dice que publicar es la caña. Aún no la he acorralado convenientemente, pero ya la pillaré ya.

Es broma.

Publicar es como alcanzar una meta, subir un escalón más en la “carrera” de un escritor. Pongo las comillas porque posiblemente haya tantas definiciones de ese término como escritores. Cuando comenzaron publicarme algún texto el acceso era mucho, mucho más difícil y los filtros más arduos. Eso era bueno porque, si lograbas acceder a una editorial o revista de prestigio, sabías que habías hecho algo bien, progresabas. Ahora llegar a ver tu texto impreso (o digitalizado) es más sencillo. No es que eso sea malo, me parece estupendo que existan miles de editoriales y que se pueda uno autopublicar, pero eso obliga al escritor a buscar otros criterios para la evaluación de sus textos, lo hace un poco más complicado medir tus progresos. Y, créeme, eso es fundamental. Es muy fácil enamorarse de un texto defectuoso y no ver sus verrugas y sus malos hábitos. Lo sé porque me ha pasado.

2. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, tu experiencia en el mundo editorial?
Buena, aunque tampoco tengo una carrera editorial muy larga. Lo mejor de acceder a una editorial es, con diferencia, la eficacia de los editores que seleccionan los textos, de los correctores, maquetadores y demás. En algunas, además, te pagan, que no es mala forma de incentivarte a seguir escribiendo y mejorando.

Curiosamente, mis mejores experiencias editoriales no siempre han sido con editoriales grandes, a veces las pequeñas le dan un amor y un oficio a su trabajo que lo engrandece.

No todo han sido rositas, claro. Algunas editoriales con las que he trabajado han mostrado poco respeto por el trabajo bien hecho. Otras poco respeto con las ventas de un autor pequeñito como yo. No soy un superventas, eso no es un secreto, cosa que te deja en una situación incómoda en una editorial enorme, que mide los éxitos por cientos de miles de ejemplares vendidos.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
Me alegro que me haga esa pregunta. Ni idea. Dentro de la cabeza supongo que tendré un montón de iteraciones cuánticas raras que, combinadas con el impacto aleatorio de alguna partícula de alta energía, logre eso, una idea. Lo normal es que cuando me siente a escribir no tenga ninguna, o solo un germen pequeño, inane, un bichillo de idea que apenas respira. Luego, con el sonido de la tecla, parece que las ideas se animan a salir en desbandada y, a veces, tengo que pararles los pies y decirles a alguna de ellas. “oye, no te da vergüenza salir e intentar colarte en el texto, con esa pinta” No me suelen hacer caso.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Siempre había sido un escritor de cuentos y cuentos no muy largos. Me horrorizaba la extensión de novela, tantas palabras y páginas que controlar, argumentos, personajes, tensión. Primero di el salto a la novela corta y luego, con Danza de Tinieblas, a la novela larga. Bueno, para los estándares actuales, medio larga. Tanto me he hecho a ello, que ahora me es difícil lo contrario, escribir cuentos cortos. Enseguida me enrollo y se me van a las veintemil palabras. Me pasó con el cuento que aparece en Más allá de Némesis. Quería que fuera de cinco mil palabras o así y se me fue a las quince mil sin darme ni cuenta. Ahora mismo, me encuentro más cómodo en las extensiones largas, aunque me hagan sufrir de impaciencia. Es mi mejor defecto, no tengo paciencia, me aburro enseguida y quiero cambiar de proyecto enseguida, por lo que concentrarme en una novela, se me convierte en un esfuerzo notable.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Memos de lo que la gente piensa. Al ver mi carrera y mi profesión, siempre me colocan en el lado hard del género. En realidad he escrito muy pocos cuentos hard. Stranded es hard, Rax podría serlo, definitivamente La Última Noche de Hipatia no. Y las novelas steampunk tampoco son muy hards, aunque sí procuro que la ciencia que sale en mis escritos sea sólida. Incluso en el cuento de la antología, me he resistido a poner un motor de éter y lo he cambiado por otra cosa. Y las naves que salen son bastante hards, dentro de que alguna de ellas es de madera.

Supongo que la influencia mayor es la necesidad de coherencia, aunque no estoy seguro si viene de ahí o es algo consustancial al género, o géneros. Sea fantasía desbocada o ciencia ficción más o menos hard, necesito que las premisas sean coherentes y que se mantengan en la narración.

Más que un escritor muy cientificista o tecnológico, a lo Egan, no me gusta hacer de la idea, la trama tecnológica, el centro de la narración, pero sí que en la periferia se respeten las leyes científicas. Vamos que lo que soy es un escritor respetuoso del propio orden establecido en los mundos creados.

6. ¿Cuál fue tu camino para llegar al Steampunk?
Claramente la diversión. Y un elemento que estimo esencial en los retrofuturismos: la añoranza de un positivismo a ultranza, de un futuro luminoso al que correr con los brazos abiertos. Desde que dimos la espalda a la exploración del espacio, se acabó, la tecnología da miedo, no crea expectativas de un mundo mejor. Creo que es un error y que volveremos a estimar la ciencia y la técnica en lo que valen, que es mucho. Mientras, especulemos con otros futuros que no han sido.

Mi camino al Steampunk fue literario y no a través de Sterling y los otros, ni de películas o cómics, que conocí después, sino de Pavana, de Keith Roberts, un libro magnífico dónde hay locomotoras de vapor que se mueven por los caminos, dónde España ha conquistado Inglaterra y la ha hecho católica y más cosas maravillosas y chocantes. Llegue al steampunk cuando era tan poco conocido que lo llamaban ucronía, que también es, claro.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Tengo una rutina sí, releer lo escrito el día anterior y corregir algo y luego darle a la tecla hasta alcanzar una cifra de palabras razonable. La hora, hora y media que me deja la niña y las cosas que hacer de la existencia mundana familiar, me dan para unas mil palabras, a veces algo más, dos mil si tengo algo más de tiempo.

Lo más importante, he descubierto, es escribir todos los días. Es como un entrenamiento, si lo dejas de hacer, luego volver a recuperar el tono se hace muy duro.

Ah y el chocolate de almendras del Lidl. Antes era una copita de oporto o de Mac Allan, pero eso a diario se hace muy cuesta arriba. Me avergüenzan un poco mis drogas, comparadas con las de otros como Dick o Bukowski la verdad.

8. ¿Qué se van a encontrar los lectores cuando lean tu relato en Acronos 2?
Un relato divertido y desenfadado, canónico dentro de los límites del género, un cuento de aventuras, de barcos reconvertidos en naves espaciales, de persecuciones, peleas y grandes conspiraciones desveladas. No he querido salirme está vez de los límites del Steampunk y he manejado la subversión —si no se pulsan los límites de alguna manera, no es divertido— de otro modo. Los lectores juzgarán. Al menos espero que pasen un buen rato leyéndolo.

9. Algo que puedas contar sobre tu próximo proyecto literario...
En estos momentos estoy corrigiendo una novela de Ciencia Ficción de futuro cercano, muy emparentada con el ciberpunk clásico al que he mezclado con un Apocalipsis que, está vez, no es zombi. Ha sido un proyecto curioso, surgió como una idea sencilla y se ha vertebrado y ha adquirido densidad a través de la protagonista, un personaje de esos que crecen solos y que casi se te escapan de las manos y hacen lo que les da la gana. Es, igual que en el cuento de Acronos 2, una mujer.

Debería considerarlo, desde La última Noche de Hipatia me estoy aficionando a escribir con mujeres como protagonistas. Creo que dan una dimensión a las historias de Ciencia Ficción que me resulta interesante explorar. Es como si, visto a través de los ojos de ellas, los argumentos y métodos de la CF se vieran de otra manera más fresca e interesante.

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
¿Uno solo? como decía aquel memorable personaje de El hombre tranquilo cuando le ofrecían agua “ni los Borgia eran tan crueles”.

Sería difícil elegir un libro; durante un tiempo mi libro preferido fue El señor de los anillos. Durante otro periodo, lo fue Regreso de las estrellas de S. Lem. Por periodos, he tenido muchos libros preferidos, pero ninguno ha aguantado en el podio por siempre.

Creo que mi mejor elección ahora mismo sería el libro electrónico, dónde tengo unas cuantas novelas por leer que me interesan mucho.

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
La Canción Secreta del mundo. Cotrina era ya grande, pero se está volviendo un gigante. Incluso ahora me parece hasta más guapo y todo :) No es la novela que más me ha gustado de él. La saga de la Luna Roja tiene unas dimensiones épicas y de calidad apabullantes. La canción Secreta, es un libro que se disfraza de fantasía urbana juvenil para pegarte más duro y fuerte. Tiene un calidad literaria muy alta. Lo recomendaría a todos los aficionados a leer libros de calidad y que no tengan miedo a mancharse los ojos de la sangre y la intensidad que salpica de la novela.

12. ¿En qué personaje literario te reeencarnarías?
Esa es fácil. Dios. Sería genial aparecerse en sueño a algún obispo casposo o político meapilas. Además, luego me suicidaría de un modo que no dejará abierta la posibilidad de ninguna religión más. Sería genial.

13. ¿Edición tradicional, o edición digital?
La edición digital es el futuro sin duda alguna. Es probable que ya sea también el presente y la industria editorial aún no se haya dado cuenta. Hace ya algunos años, posiblemente una década, que la mayor parte de los registros de nuestra civilización son electrónicos. ¿Por qué los libros no? algunas razones tecnológicas hay y, sobre todo, culturales. Sospecho que cambios como el del papel al ebook son generacionales, más por la parte industrial que por los consumidores, mucho más ágiles que la industria y que, incluso, los escritores.

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
El malabarismo presupuestario se practica mucho en casa, sí.

No, por desgracia no lo hago, y no por falta de ganas. No tengo tiempo para desarrollar alguna habilidad que no sea a un nivel vergonzante. Me gustaría saber tocar bien la guitarra, dibujar, hacer portadas e ilustraciones y cocinar como Ferrá Adriá, pero me quedo en aficionado torpe.

Si me preguntas, de todas esas disciplinas artísticas, la que más me hubiera gustado desarrollar es la de ser guitarrista de un grupo de blues y tocar en bares llenos de gente bebiendo cerveza.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Me gustaría escribir mejor, escribir como Borges, como Cortazar, como Lem, como Ballard, todos ellos a la vez y encima, ser divertido y friki y... bueno, no son sueños muy realizables, pero está bien soñar.

lunes, 8 de septiembre de 2014

Próximas Publicaciones Confirmadas

Aunque ya he comentado recientemente cuáles eran mis previsiones respecto a la aparición de antologías en las que participo, en estos primeros días de Septiembre se han concretado algunas fechas y me han sorprendido con el anuncio de la aparición de otras, así que me he animado a escribir esta entrada en el blog.

En primer lugar, quiero insistir en la publicación (con algo más de retraso de lo que esperaba) de la recopilación Navidades Sangrientas. La selección de relatos del foro Abretelibro! fue el fruto de una convocatoria improvisada a finales del 2012, en la cual se animó a los foreros a teñir de rojo hemogoblina y decorar con vísceras tan señaladas fiestas. Un reto al que nos pusimos a la obra un buen número de los miembros del foro, dejando volar al lado más siniestro de nuestra imaginación.

En mi caso, reconozco que quedé bastante satisfecho con el resultado. Y con la valoración que me dieron en la votación final, pues volvía a alcanzar un puesto entre los tres primeros (y si no gané fue, supongo, porque Demasiado Tarde está ambientado en la época navideña pero no jugó con ninguno de sus personajes tradicionales, lo cual se valoró bastante). En cualquier caso, me sirvió para jugar con la mitología de uno de los grandes monstruos del folfklore norteamericano, entremezclándola con las características de ciertas criaturas muy conocidas del Doctor Who. Algo que me divirtió mucho.

Así pues, y aunque no suelo hablar mucho de estas recopilaciones "autoeditadas" (porque considero que suelen sufrir de un exceso de recelo por parte de los lectores), en esta ocasión os animo a haceros con un ejemplar. Y, quién sabe, a lo mejor os sorprende tanto como para animaros a probar con las que se hicieron con anterioridad...

La siguiente recopilación de la que voy a hablar (muy brevemente) es The Best of Spanish Steampunk. Esta gran antología de autores del Steampunk en castellano ya tiene, por fin, fecha de aparición: Enero de 2015. Y lo hará con una versión en inglés, con todo lo que ello supone en cuanto a darse a conocer a nivel internacional. Así que ya sabéis... si sois aficionados al Steampunk, el año que viene tenéis una cita ineludible (en formato digital) con todos los autores que tenemos un corazón de vapor y engranajes en este país.



(The gate of Gothic, de Sedeptra)

Para el final he reservado la última sorpresa. Y es algo inesperado incluso para mi, ya que no recordaba ni haberme decidido a participar en el concurso. Así que podéis imaginaros mi cara al revisar Facebook y descubrir que mi nombre estaba entre los ganadores del concurso Mil Palabras 2014: Terror, organizado por la editorial JavIsa23 a través del grupo Cómo Triunfar en la Literatura sin Morir en el Intento.

Mi relato, Presencias, es una historia en la época de las Grandes Exploraciones que se regodea en el miedo derivado de los intrusos sobrenaturales, demostrando de nuevo mi afición al siglo XIX y a jugar con el terror psicológico. Un cuento con el que ya había probado suerte en otras convocatorias y que, al fin, ha encontrado un hueco adecuado en el que encajar (ayudándome a recordar, de paso, que el rechazo no siempre hay que considerarlo como un sinónimo de "esto no vale para nada"). La fecha de aparición del libro es Octubre, si bien aún no se sabe qué número de relatos lo van a componer; pero a los aficionados al terror os animo a estar atentos para haceros con un ejemplar (y tener así la ocasión de conocer a unos cuantos de esos locos a los que nos gustaría triunfar sin morir en el intento...)

Y esas son las noticias que quería compartir con vosotros. Pronto, otras novedades.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Autores Acrónicos: Cristina Puig

Después del parón veraniego, vuelve de nuevo la sección "Otros Autores" para presentaros a esos escritores de los que probablemente no habéis oído hablar pero deberíais empezar a tener en cuenta. Con la llegada del otoño es el turno de Cristina Puig: una autora balear que está pugnando por hacerse un hueco en el mundillo con sus relatos y novelas (hace dos años vio la luz su Crónicas de Erehländ), a la vez que hace gala de su talento artístico con los lápices en alguna que otra obra.


Lo único que puedo hacer, antes de pediros que disfrutéis leyendo sus respuestas al cuestionario, es que os paséis por su página de facebook y la obliguéis a actualizar su blog, que lo tiene muuuuy abandonado (precisamente ahora, que empiezan a verse los frutos de sus esfuerzos). Y es una pena, porque durante este año me consta que se ha embarcado en unos cuantos proyectos interesantes, tanto a nivel artístico como literario.

Y ya, sin más,.. vaya la entrevista.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
Hace tiempo que tenía pensado intentar publicar una compilación de relatos. Iba a empezar a buscar editorial, aunque también barajaba la posibilidad de publicar en alguna plataforma de auto publicación, pero no me convencía del todo la idea. Por casualidad contacté con Ediciones Parra a través de Facebook. La editorial era nueva y buscaban manuscritos. Envié los relatos a efectos de valoración, y finalmente se interesaron en publicarlos.

2. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, tu experiencia en el mundo editorial?
Positiva. He tenido la suerte de trabajar con gente que ama la literatura y a la que le apasiona su trabajo, estoy muy satisfecha con el resultado. Además he conocido a escritores, editores e ilustradores que con el tiempo se han convertido en grandes amigos. También he aprendido mucho en poco tiempo, ya que me he apuntado a talleres literarios como el que imparte el escritor Santi Baro, que me han ayudado a mejorar diversos aspectos de una novela.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
La inspiración la encuentro en cualquier cosa: una ilustración; un gesto de una persona; una película…pero lo importante es el trabajo y saber desarrollar bien las ideas que tengas.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Prefiero la novela, porque supone un gran reto. Además en un relato estás bastante limitado por lo que hace a extensión. La novela ofrece más posibilidades.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
La verdad es que ser historiadora del arte me ha ayudado bastante, en especial a la hora de describir edificios, obras, hablar sobre pinturas…porque ya tenía conocimientos y notaba soltura al hacer descripciones o tratar sobre ello.

6. ¿Cuál fue tu camino para llegar al Steampunk?
Empecé leyendo relatos y novelas de diversos autores, investigando, documentándome para la novela… y me di cuenta de que no tan solo es un género, ni una moda, es todo un mundo.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Para escribir necesito estar tranquila, normalmente pongo sándalo, tomo un té, y de fondo música (aunque no siempre). Suelo planificar previamente lo que sucederá en cada capítulo de la novela, pero muchas veces la misma historia te lleva donde le da la gana, y debes elegir el camino a seguir.


8. ¿Qué se van a encontrar los lectores cuando lean tu relato en Acronos 2?
Se encontrarán con una historia bastante sombría. Tal vez venga a la mente algún relato lovecraftiano o de Poe al leerlo. En el relato he tocado el Steamgoth, es decir, la vertiente más oscura del Steampunk.

9. Algo que puedas contar sobre tu próximo proyecto literario...
Actualmente estoy escribiendo una novela que se aleja del género fantástico y de las anteriores que he escrito. Se trata de dos historias de ficción que en un principio parece que no tienen relación pero después se entrecruzan, en las que se tratan temas como la organización interna de una doctrina religiosa concreta, la soledad del ser humano, o la pervivencia de la religiosidad popular en determinados ámbitos, entre otros.

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
Por ejemplo El viejo y el mar, de Ernest Hemingway, entre otros miles. En serio, no sería capaz de rescatar solo uno.

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
El despertar. Historias de la Tierra Incontable, de Hazael González (Alberto Santos Editor). Es una novela maravillosa que recomiendo encarecidamente. Ahora voy a comenzar a leer la segunda parte.

12. ¿Con qué escritor te gustaría coincidir en un ascensor? ¿Qué le preguntarías?
Por ejemplo con Neil Gaiman. Le preguntaría en qué se inspira y de dónde saca esas ideas tan locas para escribir sus novelas o relatos. Es un autor al que admiro mucho. Hace poco leí su novela: El Océano al final del camino, y también la recomiendo.

13. Aparte de la escritura “literaria”, ¿hay algún otro medio que practiques, o que te gustaría probar? (poesía, periodismo, teatro, guión de cine/cómic/tv...)
Tal vez cine, pero soy algo tímida. Creo que se me da mejor escribir o dibujar que interpretar.

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
Sí, dibujo desde que era pequeña. He realizado algunos encargos de ilustración y colaboraciones, y es algo a lo que me gustaría dedicar más tiempo. Es mi espinita clavada. De hecho años atrás quise estudiar Bellas Artes, pero finalmente me decanté por estudiar Historia del Arte.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Viajar y conocer muchos lugares, aunque en parte ya lo hago con la escritura.
Muchísimas gracias por la entrevista, os deseo muchísima suerte. Un saludo.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Un Evento Para Cerrar El Verano

Aunque de seguro habrá quien me diga que el verano no se acaba en Agosto, y que Septiembre bien es digno de una escapada a la playa (o la montaña), permitanme la osadía de utilizar ese titular. Y es que el próximo Viernes 29 de Agosto, en Pelayos de la Presa, la gente de Menudo Castillo ha decidido convocar a cuantas personas quieran acudir para charlar sobre literatura. Y como ellos mismos han bautizado la reunión como Fin de Verano Menudo Castillo, pues uno aprovecha la ocasión y les copia la idea.

Además, y por mor de la resistencia física del público que desee acercarse, el horario ha sido situado en un benigno momento de la tarde-noche. Lo cual, teniendo en cuenta la vocación infantil-juvenil de Menudo Castillo, creo que ayudará a que las personillas que estén allí no se cuezan (y de paso me permitirá a mí acudir, ya que deberes insoslayables me hubiesen impedido hacer acto de presencia). 


¿Y yo, qué pinto en una reunión de Literatura Infantil y Juvenil? Pues aunque no se trate de un género que haya puesto mucho en práctica, me ha resultado muy complicado sustraerme a la invitación. No en vano, Radio 21 me ofrecieron mi primera entrevista radiofónica. Y la experiencia fue tan cordial que me resultaba complicado negarme. Aunque sólo sea para hacer de público y levantar la mano si preguntan por gente que le guste escribir...

Así que ya sabéis. Si vivís en las proximidades de Madrid, tenéis una buena oportunidad para pasar un rato agradable y coincidir con algunos de los "wannabe" de la literatura Infantil-Juvenil. Y así le ponemos fin al verano con un toque radio literario...

martes, 26 de agosto de 2014

Agenda Fin 2014

Después de la "marea Steampunk" que marcó el final del 2013 y la primera mitad de este año (convirtiendo casi por entero en monotemáticas mis participaciones en concursos), ahora toca repasar el calendario de convocatorias futuras e ir marcando fechas de entrega para mantener la pluma en acción. Amén de retomar (espero) la racha de publicación de relatos.

El primer proyecto, confirmado salvo que el destino decida lo contrario, es Ácronos 3. El próximo volumen de relatos Steampunk de Tyrannosaurus Books probablemente no vea la luz hasta principios del año que viene (como es costumbre), pero mientras llega la fecha tope para la recepción de manuscritos parece que, de nuevo, va a combinar una mezcla interesante de autores consagrados, nuevos talentos y "novatos"; en esta ocasión, explorando qué puede dar de sí el género al llevarlo hacia ambientaciones "exóticas".

En cuanto a los proyectos sobre los que me encuentro trabajando ahora mismo, puedo comentar tan sólo que se trata de dos convocatorias dedicadas al terror. Una de ellas promovida por Saco de Huesos (cuyas antologías se han convertido, de momento, en un hueso duro que roer para mis obras), y la otra por la Asociación Nocte (de la cual soy un alegre miembro). De momento, eso sí, con avances muy desiguales: uno de los relatos cuenta con un borrador bastante desarrollado (a falta de que, tras la pertinente "puesta a enfriar", lo pase a limpio y reciba las críticas pertinentes de los lectores "beta"), mientras que el otro permanece aún en el difuso proceso de concretar la trama. Algo que se ha estado alargando más de lo que quisiera, porque me estaba resultando difícil encontrar una ambientación y unos personajes que encajasen de forma adecuada.


¿Y después? Pues, tal y como he dicho al inicio del artículo, tocará repasar la lista de "concursos apetecibles" que he ido apuntando en la agenda y sopesar mis oportunidades. Y aunque creo que existe la posibilidad de acabar centrándome de nuevo en un género específico (el del terror, en este caso) es probable que también me descuelgue con algún experimento ci-fi. Todo dependerá al final de mi capacidad de organizarme para equilibrar los esfuerzos y poder llegar a tiempo a las fechas de entrega respectivas. Además, para este otoño espero también participar en varias actividades de promoción de las antologías que siguen pendientes de publicarse: en primer lugar, confío en tener pronto entre las manos cierta colección de cuentos de inspiración Lovecraftiana, que lleva posponiéndose desde el año pasado; luego, cuento con que Alambre de Letras vea la luz en breve (y que Neonauta mantenga el espíritu que ha demostrado hasta ahora para organizar eventos) para disfrutar de otra sesión de firmas con los lectores; y en la lista de antologías pendientes restaría por hablar de "The Best of Spanish Steampunk". Pero, como ya he repetido varias veces, al tratarse de una edición digital me temo que no habrá promoción "física" del libro. Aunque aún mantengo la esperanza de recibir una sorpresa...

Aparte de esos eventos, aún por organizarse, sí puedo confirmar (con bastante seguridad) que, si aún queda algún lector con ganas de conseguir una dedicatoria, podrá encontrarme durante el Festival de Fuenlabrada Fantástica (con un poco de suerte, hasta participando en alguna mesa de actividades) a finales de Septiembre.

De momento, ese es el resumen de propósitos y esperanzas que puedo adelantar para los próximos meses. Y, con un poco de suerte, confío en ir contándoos que se han ido haciendo realidad.