Aún no eres un seguidor del blog?!

lunes, 11 de febrero de 2013

"Ácronos" ya a la venta!!

Pues sí. Aunque ha estado en pre-pedido desde hace unos cuantos días, a partir de hoy debería empezar a aparecer en las estanterías de las librerías. Si te gusta la época victoriana, la fantasía, historias como La Liga de los Hombres Extraordinarios y/o las ucronías, no deberías dejar pasar la oportunidad. Ácronos tiene eso, y mucho más.

En mi caso, colaboro en la antología con Wukan Inké. Un relato de Weird West, situado en un Salvaje Oeste que nunca ocurrió. De hecho, se trata de unos de los primeros cuentos que nunca haya escrito. Su primera versión, una mezcla de Alien y los monstruos multiformes de novelas como Fantasmas de Koontz, "nació" cuando aún estaba en secundaria y fue madurando con el tiempo. Luego, a medida que la escritura dejaba de ser sólo una afición puntual, lo pulía de nuevo si encontraba un concurso en el que pudiera presentarlo. Y así, durante más de 20 años, ha estado descansando entre las demás obras que aún no han logrado publicarse.

En Ácronos, como se puede suponer, el espacio se ha cambiado por las praderas del Oeste; los astronautas, por pioneros; los aliens, por indios americanos. Pero su ambientación le debe mucho a un juego de rol, Dead Lands, y al principio básico que regía su universo: que los indios habían invocado la magia de los grandes espíritus para expulsar al hombre blanco.

No puedo contar más sin destripar la historia. Pero, si queréis descubrir cómo acaba, hacedle un hueco en las estanterías. Y recordar que, el día 16 de Febrero, podéis conocer a parte de los autores en la semana retrofuturista de Barcelona...

viernes, 8 de febrero de 2013

Creciente Lista de Publicados

Se está convirtiendo en mi frase recurrente del 2013: este año parece que las cosas pintan bien para mi currículum literario. Mi instinto perfeccionista me impide ver el vaso más que medio vacío, me temo, pero no por eso dejo de alegrarme de cada una de las noticias que me van llegando.

La última, junto con el hecho de la próxima publicación de "Ácronos", es que al fin se ha puesto a la venta la recopilación con los relatos mejor valorados en el Concurso de Primavera del 2012 de Abretelibro!. Con el título de Donde se tejen los cuentos, reúne 20 relatos de las temáticas más variadas. Y aunque, por enésima vez, me quedé con las ganas de triunfar, reconozco que el vencedor es una obra de una gran calidad.

En el caso del mio, La Caja Mágica fue escrito en principio para uno de los ejercicios literarios que organizaban periódicamente en mi grupo de escritura creativa de mensistas. Para aquella ocasión el tema era Los Años 20, y tomando ese concepto como base para la ambientación escribí una historia más bien intimista. Un cuento sobre un niño, la pérdida, el deseo de recuperar a los seres queridos, y la magia.

Para aquellos que tengan interés por leerlo, en formato digital o en papel, enlace a un click.

lunes, 4 de febrero de 2013

"El Nombre del Mundo es Bosque" de Úrsula K LeGuin

En 1973, Úrsula k. LeGuin ganó el premio Hugo de Novela Corta con la primera versión de esta obra. Y tres años después, habiendo engrosado su tamaño, sería finalmente publicada como parte de “El Ciclo de Ecumen”. En la actualidad, resulta complicado para un aficionado al cine de ciencia-ficción leer la novela sin ver paralelismos con el “Avatar” de Cameron: una colonia humana que busca materiales preciosos en un planeta lejano, el conflicto con la raza homínida nativa, el enfrentamiento bélico final... Sin embargo, LeGuin pone siempre el acento en los aspectos sociológicos y la pirotecnia se reduce en su caso a lo mínimamente imprescindible.

Para entender la historia hay que repasar los conceptos que rigen el Ciclo de Ecumen: una raza humana primigenia (los hainitas), se extendieron en el pasado por incontables mundos; poblándolos con una versión adaptada al medio ambiente y las condiciones peculiares en cada caso. Tras el derrumbamiento del imperio hainita cada sociedad humana se desarrolló de forma independiente y, en el momento del relato, han vuelto a entrar en contacto las unas con las otras. Así, aunque muy distintos física y socialmente entre ellos, todos los personajes son definidos como humanos. Y ese hecho (todas las especies se consideran humanas), es un puntal básico de la trama.

En el caso del planeta 41 (también conocido como Nueva Tahití), el encuentro entre los humanos terráqueos y los athstianos no se puede considerar que haya resultado afortunado para ambos. La población local, apenas avanzada hasta un nivel pre-industrial y del tamaño de un niño pequeño, poca oposición puede presentar al apetito de los colonos interplanetarios. Hambre de la madera, extinguida junto a la mayoría de la fauna de su Tierra natal, que amenaza con arrasar igualmente este eden. Y esto es porque, aún regidos por un control central, el dilatado tiempo que requiere la comunicación (27 años) convierte en imposible el afectar a su gobierno. Esta independencia ha favorecido que los terráqueos interpreten en su beneficio la idiosincrasia de los athstianos; traduciendo la pasividad nativa como “voluntariedad” a la hora de obligarles a realizar tareas, hasta convertirles en mano de obra esclava. Situación que va en contra de las leyes de convivencia entre especies humanas, y que va a sufrir un gran vuelco cuando los “creechies”, como son llamados los athstianos por los terráqueos, comiencen a devolver los golpes.

El conflicto entre las dos especies discurre en torno a las personalidades del capitán Davidson y Selver. El primero encarna el prototipo del imperialismo desbocado: desprecia a los athstianos apoyado en el convencimiento de su superioridad racial, justificando así tanto el maltrato de la población nativa como el expolio de sus recursos; de hecho, vemos cómo su concepción de la naturaleza se reduce a términos de utilidad para los fines de quien esté dispuesta a dominarla. Racista, violento y paranoico, los pasajes en que LeGuin describe el mundo a través de sus ojos resultan, cuanto menos, escalofriantes.

Selver, por otro lado, es nuestro guía a través de la peculiar cultura de los athstianos. Gracias a él descubrimos que perciben el universo como una combinación de dos realidades interrelacionadas: el tiempo-sueño y el tiempo-mundo. Y es que no sólo son capaces de soñar “despiertos” si no que aprenden a moverse por los sueños con entera libertad. Igualmente, es el máximo exponente del maltrato recibido a manos de los terráqueos. Así, tras perder a su pareja por culpa de Davidson, cuando intente vengarse será golpeado por el soldado hasta bordear la muerte. Esta horrible experiencia cambiará para siempre la forma en que Selver interactúa con la percepción dual del mundo y, en última instancia, trasladará esa modificación al resto de su especie.

Como pura apreciación personal, y dada la relevancia en la trama, debo decir que la naturaleza del tiempo-sueño hubiese necesitado quizás alguna explicación más. A través de la narración se establecen varias de sus cualidades, pero en unos términos más bien difusos. Por ejemplo, se da a entender que los “sueños” abren la conciencia del athstiano a un plano de percepción precognitiva, permitiéndoles experimentar situaciones futuras. Pero aún más importante es su capacidad para actuar en este plano onírico con la misma libertad que en nuestro plano de realidad. Precisamente esta habilidad de “moldear los sueños” es el principal punto de conflicto con los humanos, ya que la agresividad atshtiana parece canalizarse mediante este procedimiento. Un hecho que se modificará por completo cuando Selver “enseñe” a sus congéneres a aplicar la violencia física en el tiempo-mundo.

La rebelión athstiana coincide en la novela con dos hitos en el Ciclo de Ecumen: la aparición del ansible (un dispositivo que ella misma había postulado en “El Mundo de Rocannon”) y la creación de la Liga de los Mundos. El ansible supone comunicación inmediata entre planetas, que unido al nuevo poder central (y severo respecto al cumplimiento de sus leyes) supone un control más estricto de las administraciones locales. Para los terráqueos supervivientes el cambio es radical: de la noche a la mañana pasan a sufrir las consecuencias de estar en minoría y tener que respetar a los humanos nativos. Una situación contra la que se rebelará Davidson, en su versión más paranoica y xenófoba, con terribles consecuencias.

En definitiva, la novela plantea una problemática que no resulta novedosa: el choque de la cultura conquistadora con el pueblo nativo, y el efecto de la opresión sobre la identidad del avasallado. Quizá por el momento de su redacción (las tropas americanas estaban retirándose de Vietnam), puedan hacerse paralelismos con este conflicto; e incluso el aspecto de los atshtianos, el hecho de que su mundo sea una jungla, la guerrilla en que se organizan y hasta el funesto final que imagina para los ocupantes, podrían sustentar esta teoría. Por otra parte, también puede verse un punto de optimismo (o de crítica a las organizaciones tipo ONU) al hacer que la Liga de los Mundos sea capaz de revertir la situación pacíficamente, negando la opción de revancha a los terráqueos y reconociendo a los athstianos el derecho a decidir quién puede establecerse en su planeta. Al final, su especulación incide en la relevancia de una comunicación eficaz como remedio para esta clase de desmanes. Una interesante teoría, y una buena razón para acercarse a la obra.

viernes, 1 de febrero de 2013

Nocteutores: David Jasso

El mes de Febrero ha llegado, y no puede empezar de otra manera salvo con una entrevista. En esta ocasión, un nuevo representante de Nocte se asoma a este blog. Y no uno cualquiera. Se trata de David Jasso, uno de los más veteranos autores de la asociación y Presidente de Honor de la misma desde 2011 (después de cinco años dirigiéndola).

Es difícil abarcar toda la actividad de David Jasso en el breve espacio de esta presentación, así que os animo a pasear por su blog para descubrir el extenso curriculum literario que ha acumulado en estos años. Por mi parte, es una gran alegría cederle este espacio para que podamos disfrutar de lo que nos puede contar un "perro viejo" del mundillo.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
Siempre quise ser escritor, ya desde niño. Empecé a escribir mi primera novela a los 9 años. Hay que joderse. Aunque olvidé todo durante muchos años y no ha sido hasta más de tres décadas después cuando me lo planteé en serio.

2. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, tu experiencia en el mundo editorial?
Pues te confieso que un poco agridulce, por una parte he conseguido publicar todos mis trabajos con bastante facilidad (por lo que ya me doy por satisfecho), pero por otra han sufrido normalmente problemas de distribución y algunas editoriales han tendido a olvidar sus compromisos contractuales (ya te puedes imaginar a qué me refiero).

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
No tengo que buscar inspiración. Aparece sola. La principal inspiración es mi estado anímico. A veces me siento ante el ordenador sin tener absolutamente nada en mente y me pongo a escribir. Sorprendentemente lo que sale es coherente. Yo también alucino. Otras veces me basta con una imagen potente, un concepto simple o una idea borrosa.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Personalmente prefiero la novela, ofrece más recorrido y el lector tiene más tiempo para familiarizarse con los personajes e implicarse en la historia. Los relatos son más difíciles, exigen mucha más concreción al autor y le piden más esfuerzo al lector. Pero cualquiera de los dos medios me aporta satisfacción. Es como elegir entre un bomboncito o una tarta: depende.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y/o tu profesión a la hora de escribir?
Yo soy productor videográfico y estoy familiarizado con el medio audiovisual. Por eso es posible que mis trabajos tengan una gran carga “cinematográfica”. Pero creo que cualquier autor de estas nuevas generaciones se ha visto influido por los medios audiovisuales (incluyendo los videojuegos) tanto como yo, porque son los formatos con los que todos hemos crecido.

6. Aparte de la escritura “literaria”, ¿hay algún otro medio que practiques, o que te gustaría probar? (poesía, periodismo, teatro, guión de cine/cómic/tv...)
He trabajado profesionalmente como periodista y me toca bregar profesionalmente con guiones de videos. Así que procuro no tocar esos campos en mi tiempo libre y me dedico a aspectos diferentes. De vez en cuando toco la poesía (y tengo alguna antología), pero la practico con poca frecuencia. Eso sí, creo que hacer guiones completos de cómics es una de las cosas más difíciles que hay, porque no solo tienes que pensar literariamente, sino en imágenes fragmentadas y tener en cuenta conceptos como la paginación, las “manchas” de texto o el cambio de hoja

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Uff, me has pillado, ese es mi principal defecto: me da mucha pereza ponerme a escribir y me escaqueo a la menor excusa. Call of Duty y los Angry birds se han comido varias novelas mías. Normalmente escribo mejor de noche y suelo aprovechar las vacaciones. Me cuesta encontrar tiempo para escribir. Soy vago, lo admito.

8. ¿Hay algún manuscrito que guardes en un cajón porque aún no lo consideres suficientemente bueno?
Pues la verdad es que no. Creo que soy uno de los pocos autores que ha colocado todo su material. Tampoco soy demasiado productivo. Ahora, lo que ya no puedo asegurar es que sea capaz de colocar la novela en la que estoy trabajando. El mundo literario está un poco revueltillo y no sabe por dónde tirar. Son tiempos extraños.

9. Algo que puedas contar sobre tu último proyecto literario...
Es una novela muy perturbadora, no me atrevo a calificarla de terror, pero sí espero que sea uno de los textos más desasosegantes y enfermizos a los que el lector pueda enfrentarse. Quiero ponerle mal cuerpo y hacerle removerse en la silla mientras traga saliva. Que se joda. Es todo lo contrario a un libro de autoayuda. Un buen eslogan podría ser: “Nadie en su sano juicio debería leer este libro. Está escrito para ti”. Llevo mucho tiempo con “Lo que ves cuando cierras los ojos” y hago crecer la novela sin prisa y solo cuando me lo pide el cuerpo. A ver si la remato pronto, pero no prometo nada.

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca? Pues no sé qué decirte, no hay un título concreto que pueda elegir. Por razones sentimentales (y sin querer ser pretencioso) quizá salvaría mi primera novela, “La silla”. No porque sea el mejor libro de mi biblioteca, sino porque le tengo un cariño especial.

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
Hace mucho tiempo que no leo una novela que me llene por completo. Supongo que es porque me estoy volviendo muy exigente (o más cabrón). Pero si tengo que decirte algo, nombraré la antología “Una edad difícil” de la autora rusa Anna Starobinets. Pero porque me obligas a decir algo, que conste.

12. ¿En qué personaje literario te reeencarnarías?
¿Reencarnarme? ¿Para qué, para vivir otra vez? No, gracias. Ya me vale con una única vida en este mundo injusto y cruel. Pero si de nuevo me obligas a decirte algo concreto, me quedo con “Pumby, el gatito feliz” de los tebeos de Sanchis.

13. ¿Edición tradicional, o edición digital?
¿Por qué elegir? Ambas. Cada una tiene sus características y beneficios. Jo, ¿de nuevo me obligas a que concretar? Vengaaa, papel, por supuesto.

14. ¿Con qué escritor te gustaría coincidir en un ascensor? ¿Qué le preguntarías?
Me gusta coincidir con los compañeros de Nocte, la asociación española de escritores de terror, con ellos comparto muchas cosas, tanto aspiraciones como pasiones. Me siento cómodo hablando de libros con los amigos. Paso de hablar con King o cualquier otro relumbrón; que les den.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Tengo una vieja aspiración literaria que me temo nunca se cumplirá: Ver varios palés de mis libros en la zona de novedades de Alcampo. Eso es el no va más del llegar al público. Me encantaría llegar a tanta gente con mis historias retorcidas y malsanas. Pero no sé si hay tanto demente; y, pensándolo bien, no sé si sería bueno que lo hubiera.