Aún no eres un seguidor del blog?!

lunes, 1 de julio de 2013

Nocteautores: Juan Angel Laguna Edroso

Después de seis meses presentando a miembros de Nocte, ya iba siendo hora de traer aquí a este autor. Y es que, señoras y señores, hoy les presento al presidente de la asociación. Una de las principales cabezas pensantes y responsable de que los aficionados a provocar escalofríos en los lectores nos reunamos a la luz de la luna a conversar sobre las nuevas pesadillas que tenemos en mente.

Probablemente, Juan Angel Laguna sea uno de los autores con una proyección más longeva en esta sección; no en vano lleva "batiéndose el cobre" en el mundillo literario desde el año 2000. Tal es la cantidad de obras, que recomiendo visitar su página en Wikipedia para poder hacerse a la idea. Así pues, y con todo el placer, os invito a leer la entrevista y meteros un poquito en la cabeza de este incansable creador de sombras.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿qué te motivó a hacerlo?
Los meros sueños de grandeza. Desde niño, estaba fascinado con algunos escritores, con la idea de poder dar a luz una fantasía que apasionase a alguien a quien no conoces de nada hasta el punto de que deseara leerla una y otra vez. Me hubiera encantado poder ser alguien así.

2. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, tu experiencia en el mundo editorial?
Variada y algo desalentadora. Tengo la impresión de que hay proyectos magníficos que casi no encuentran eco en los medios ni en el gran público y que, por el contrario, se encumbran productos cuya calidad e interés veo más que cuestionable.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
Me temo que nunca he tenido que buscar inspiración: la muy cabrita me persigue y me llena la cabeza con ideas de lo más variopinto haga lo que haga. Eso sí, me gusta rescatar, sobre todo, historias del pasado de mi pueblo -Santa Cilia de Jaca- e hilarlas con fantasías y tradiciones de otras procedencias.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Llevo unos años que trabajo más el relato, pero creo que es también una cuestión de circunstancias y de proyectos que surgen. Estoy intentando volver a la novela porque hay historias que requieren una extensión mayor.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Mis estudios realmente poco: soy ingeniero químico de formación. Las profesiones que he desempeñado tampoco me han influido demasiado, pero, al mismo tiempo, me han dejado tiempo suficiente para escribir y han fomentado que entrara en contacto con otros medios de inspiración que sí han marcado mi trabajo. Supongo que todo influye, incluso la ausencia, por ejemplo, de un entorno laboral estándar, pero no veo influencias directas en mi obra.

6. ¿No crees que actualmente se enfoca demasiado la carrera de escritor hacia la consecución del éxito editorial, sacrificando incluso la calidad literaria?
Conozco a pocos escritores de carrera. De hecho, es raro poder tomarse esto como una profesión. La mayor parte de los llamados escritores lo que sacrifican, sobre todo, es el tiempo de escritura, pues han de complementar sus ingresos con bolos, artículos, etc.
Sin embargo, no creo que se sacrifique tanto la calidad literaria como a los posibles escritores: en los grandes sellos se ficha a los que venden, con productos ya prácticamente terminados. Se están perdiendo cosas como los correctores de estilo, y eso levanta una pregunta: ¿dónde queda el espacio para que los escritores crezcan? Si no está en el circuito profesional porque no encaja dentro del plan de marketing o con el ritmo necesario para ganarse la vida y en el circuito amateur apenas hay medios...

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Con cuatro críos pequeños por casa tengo de todo menos rutina. Apenas puedes hacer planes para aprovechar X días, que luego además se ven reducidos por fiebres, huelgas, compromisos, etc. A día de hoy me conformo con escribir todos los días, aunque sea un poco.

8. ¿Hay algún manuscrito que guardes en un cajón porque aún no lo consideres suficientemente bueno?
En estos momentos, demasiados. Tengo tres novelas que creo que tienen mucho potencial y no encuentro el momento de sentarme a revisarlas en condiciones. Y también unas cuantas obras más que ni siquiera veo tan maduras. Tampoco sé muy bien en qué sellos podrían encajar.

9. Algo que puedas contar sobre tu último proyecto literario...
Pesadillas de un niño que no duerme ha sido mi primera antología publicada en solitario y, en cierto modo, me ha permitido reflexionar sobre mi propio estilo y las fuentes de las que beben mis historias. Ha sido muy enriquecedor ir conectando las piezas del rompecabezas que componen estos relatos.

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
Un mundo vacío, de John Christopher. Creo que es el único libro físico al que le tengo un apego extraordinario. Y eso que lo compré por menos de veinte duros, de segunda mano. Cuando lo vi en la cesta de libros de saldo fue como un reencuentro. Creo que lo había leído media docena de veces ya en la biblioteca de mi colegio.

11. ¿Permitirías que adaptasen alguna de tus obras al cine? ¿Alguna en especial?
Estaría encantado. Trabajar con otros creadores es muy enriquecedor desde muchos puntos de vista y no me asusta que mi trabajo sea moldeado por otros. Mi hermana siempre decía que Lección de miedo, que va sobre adolescentes y psicópatas, funcionaría muy bien en la gran pantalla.

12. ¿En qué personaje literario te reencarnarías?
A día de hoy, en el capitán Ahab. No concibo nada más aterrador en este momento que carecer de una meta. Él, al menos, tenía algo en mente, ¿no?

13. ¿Con qué escritor te gustaría coincidir en un ascensor? ¿Qué le preguntarías?
Demonios, un ascensor es como muy íntimo... Me encantaría saludar en persona a John Christopher, pero tampoco sabría muy bien qué decirle. Supongo que con cualquier autor con el que he disfrutado de sus obras me gustaría coincidir.

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
Con la suficiente solvencia como para exponerlo públicamente, no. Aunque me lo paso muy bien moldeando cosas.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Que me den algún premio gordo para soltar uno de estos discursillos emocionados. A veces no es fácil encontrar el momento para agradecer a la gente el apoyo que te han ido brindando sin dar la nota. Sobre todo si nos has bebido suficiente cerveza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario