Aún no eres un seguidor del blog?!

miércoles, 24 de febrero de 2010

Influencias III: "El descenso"


Además de elementos literarios particulares, también quiero hacer referencia en esta "sección" a novelas que me han influido, sorprendido, o sencillamente me han gustado tanto como para estar entre mis favoritas.

"El descenso" de Jeff Long es una de esas joyas que se descubren por casualidad. Leí la sinopsis en el catálogo del Círculo de Lectores, y decidí probar suerte. Pero cuando abrí sus páginas, me encontré con algo mucho más allá de mis (muy modestas, lo confieso) expectativas. Y aunque podría haber comenzado por otra novela, la he elegido para resarcirme de la terrible decepción que me provocó la más que libremente inspirada película con el mismo nombre de hace unos años. Valga esto como una defensa de la obra original, de la que muy pocos saben.


Durante la Guerra de los Balcanes, una patrulla de soldados descubre una extraña actividad geológica. Y cuando investigan lo que sucede allí, la Humanidad sabrá de dónde proceden todas las tradiciones sobre el Inframundo. Y que la idea de un lugar bajo tierra en el que los hombres son torturados de maneras inimaginables no era fruto de unas mentes simples y bárbaras.

La obra de Jeff Long combina mitología y ciencia-ficción de un modo espectacular. Por una parte está ese lugar recién descubierto, hostil, tan lejos del mundo que conocemos que es como un planeta alienígena. Un lugar habitado por criaturas extrañas, difíciles de comprender pero aún así algo más que unos simples monstruos dispuestos en la oscuridad para provocar miedo en el lector. Por otro lado está el propio misterio relacionado con la existencia de ese lugar. Porque somos conscientes en todo momento de su vinculación con el Infierno, y de que hay una fuerza superior que rige sobre ese mundo. Ese enigma mefistotélico (nunca mejor dicho) te mantiene atrapado en todo momento. Deseando saber cuál será la sorprendente resolución que Long ha imaginado para su versión de esta mitología.

La trama se enreda en esos dos aspectos, desarrollados durante la mayor parte de la novela entre el mundo subterráneo y el de la superficie. Un mundo exterior temeroso y deseoso de acabar con esa amenaza insospechada que ha dado un vuelco a su realidad. En una versión militarizada de "Contacto", la humanidad reacciona al descubrimiento de una civilización ajena y lejana mandando una expedición para arrasar a los nuevos vecinos. Sólo que el guía de este grupo de elegidos es alguien con un oscuro pasado y motivaciones no del todo claras, que ponen en duda hasta su fidelidad al bando de la superficie.

Comentar más cosas supondría desvelar elementos de la trama que merece la pena descubrir mientras se lee. Tan sólo añadiré que hay un extensivo uso de la cultura del tatuaje, algunos momentos que recuerdan a "Aliens" y mucho entretenimiento en esta versión retorcida del "Viaje al centro de la Tierra".

lunes, 22 de febrero de 2010

Primera crítica para "El secreto de los dioses olvidados"


22 de Febrero de 2010. Llego a casa después de trabajar y me encuentro con la más agradable de las sorpresas!!

Por fin, se ha publicado una crítica relativa a "El secreto de los dioses olvidados". Ha sido en FantasyMundo, y para mi mayor regocijo ha resultado de lo más positiva. Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero... y, en lo personal, me quita un gran peso de encima. Aunque de mis amistades había recibido comentarios tibiamente positivos, estaba deseando leer algo escrito por una persona que no tuviera relación conmigo.

Aunque sé que el libro está en manos de otros blogueros y foros, no sé aún si podré leer su opinión. Así que me alegra mucho que se haya "roto el fuego", y la verdad es que tengo un gran interés en poder leer esos comentarios. Creo que una crítica constructiva por parte de un extraño te puede ayudar mucho. Sobre todo a la hora de descubrir defectos o problemas con la comprensión del texto que, quien está más acostumbrado a leer lo que escribo, acepta con más facilidad.

Con esto se calman un poco mis nervios, y toma el relevo la curiosidad por lo que pueda empezar a comentarse sobre el libro en la red.

jueves, 18 de febrero de 2010

Cuadernos de viaje: Londres


Este post lo he post-puesto demasiado tiempo (perdón por la gracieta fonética), porque no tenía muy claro cómo redactarlo. El hecho es que a primeros de mes acudí, en una visita relámpago, a la capital de la "pérfida Albión". Un viaje que me llevaba por primera vez al otro lado del Canal de la Mancha.

Londres lo conocía (parcialmente) por datos recabados a través de internet o bibliografía escogida. Entre mis proyectos de novelas inacabadas yace aún una novela con tintes "Lovecraftianos", cuyos sobrenaturales eventos tenían lugar en el Londres de finales del XIX. Sin embargo, la dificultad de representar el aspecto y las sensaciones de esa ciudad acabaron por dejar el proyecto en un borrador inacabado. A esto se une los relatos de varios amigos que han vivido allí, y que me hablaban de varios puntos que parecían perfectos para usarlos como telón de fondo.

Con un sólo objetivo "innegociable" (visitar el British Museum), llegamos a la city de noche. Y cuando, al fin, salimos a la superficie, nos encontramos con Picadilly. Así que mi primera impresión de Londres fue haber salido a la Gran Vía madrileña un sábado cualquiera (con ciertos toques de Blader Runner, gracias a esos imponentes murales de video). Y debo decir que esa sensación de "nada nuevo" es lo que más ha afectado al regusto final del viaje.


Lo más parecido a ese Londres victoriano que esperaba encontrar, y cuyos paisajes inspiradores deseaba grabarme en la cabeza, sólo apareció en torno al lugar en el que nos hospedaron. Finnsbury Park posee toda una colección de casas bajas propias de los relatos de Sherlock Holmes, y gracias a eso me veo ahora capaz de enfrentarme al "Proyecto Lovecraft". Pero, y aunque la visita no durase más de dos días, lo cierto es que ver en el horizonte edificios como el BT Tower o el "Gherkin" le quita mucho encanto al centro de esa ciudad. Aunque, eso sí, el entorno del Parlamento durante la noche resulta bastante evocador (si ignoras la gigantesca noria que se puede ver).


Otro momento curioso sucedió en el British Museum, al visitar la zona dedicada a "La Ilustración". En la antigua Biblioteca del Rey, uno puede ver cómo habría sido una colección de piezas científicas en el siglo XIX. De hecho me hizo recordar la primera visita que hice, siendo muy pequeño, al Museo de Ciencias Naturales de Madrid. Ese ambiente se me ha quedado grabado en la mente, y supongo que es el que me gusta reflejar.


Por supuesto, hubo que aprovechar la ocasión para buscar libros que me pudieran ayudar con mi creciente afición a la época victoriana. Aunque los planos de Londres del XIX se me salieron del presupuesto (30 euros me parecían demasiado, de momento), me hice con un pequeño catálogo de ilustraciones antiguas de la ciudad y con el "Diccionario del Londres Victoriano" de Lee Jackson, que recomiendo como una lectura muy práctica para hacerse una idea sobre la ciudad en ésa época. Por desgracia, no encontré ningún ejemplar del manual que escribió Charles Dickens jr sobre su ciudad (tendré que conformarme con la versión PDF que logré capturar por la red).

Así pues, Londres dio para todo esto (o sólo para esto). A ver qué ocurre cuando acabe con lo que tengo entre manos y vuelva a echarle un vistazo a ese proyecto inacabado...

lunes, 15 de febrero de 2010

Otros autores: Guillem López


Llegó Febrero y llegó la hora de romper el silencio de este blog presentándoos a otro de esos autores que quizá no conozcáis y a los que deberíais de dar una oportunidad.

En este caso, Guillem López se asoma a "Párrafos Perturbados" para que sepáis un poco más sobre él. A lo largo de este año se le conocerá como el autor de "La guerra por el norte", que publicará Grupo AJEC en su colección Excalibur de fantasía y épica. Así pues, me adelanto a los hechos y os lo traigo para que podáis empezar a añadirle en vuestra lista de favoritos. Quedaos con este nombre y estad atentos a las noticias para comprar su novela en cuanto salga a la venta.

Sin más rodeos, aquí va el "interrogatorio"...


1.Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
Corría el año 2001 cuando un conocido me dijo: ¿por qué no te dejas de tonterías y te dedicas a escribir de una vez? Desde aquel momento todas mis energías se han encaminado a pulir, mejorar y aprender lo que hasta aquel momento había hecho como algo natural, escribir.

2.¿Cómo ha sido hasta ahora tu experiencia en el mundo editorial?
Llena de golpes. Nunca se está lo suficientemente preparado para recibir una negativa editorial y menos para cosechar una docena por año y seguir escribiendo contra viento y marea. Sin embargo, también se recogen los frutos de la constancia. Hace dos años no tenía fuerzas para escribir otra novela, me encontraba perdido e inseguro, pero aposté fuerte una vez más. Dejé un trabajo y me dediqué a escribir a jornada completa. Pronto, esa novela verá la luz y yo sigo escribiendo. Aunque, después de firmar el contrato, de ver todo lo que has trabajado, te das cuenta de que no era ninguna meta. Sólo un nuevo y, si cabe, más duro principio.

3.¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
Sin duda el cine es una de mis mayores influencias. Me crié en los ochenta, una década en que el cine de fantasía y terror nos mantenía pegados a la pantalla y despiertos por la noche. Le debo mucho al viejo VHS.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Novela. No suelo escribir cuentos. A veces lo hago como ejercicio o para poner en práctica algunos recursos narrativos, pero nunca paso de ahí.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Mucho y nada. No tengo ninguna formación especifica. He estudiado cuatro carreras y no acabé ninguna. Soy un autodidacta en todos los sentidos, y he trabajado en cualquier cosa que me dejase tiempo para viajar y escribir. Hoy en día me pagan por ejercer de guarda forestal en un parque natural, lo que me ha permitido conocer de primera mano la flora, fauna y el funcionamiento de los ciclos naturales. Un conocimiento impagable a la hora de escribir novelas de fantasía.

6. ¿No crees que actualmente se enfoca demasiado la carrera de escritor hacia la consecución del éxito editorial, sacrificando incluso la calidad literaria?
Bueno. No es que crea que se enfoca la carrera hacia el éxito editorial, sino que todo está enfocado hacia esa única cosa: éxito; que a su vez se relaciona con fama, dinero, renombre... Eso provoca, por una parte, la mitificación de la literatura y de la figura del escritor. Normalmente, en las películas, los escritores son vistos de una forma bohemia e idealizada, en una casa de campo, frente a una máquina de escribir. La realidad es que casi la totalidad de escritores en España viven de otro trabajo y escriben cuando y como pueden. El que se mete a escribir con la cabeza puesta en los best-sellers o con ser el próximo Dan Brown lo pasará muy mal, no porque no se pueda, sino porque no es algo real.
Por otra parte, no es que se sacrifique la calidad literaria, sino que el mercado editorial es, justamente, un negocio y como tal se debe a los números. Claro que hay novelistas con mucha más calidad que aquellos que venden cientos de miles de libros, pero estos llevan a cabo su cometido, vender. Productos más especializados, mercados más reducidos. La literatura elaborada tiene menos demanda, esa es la realidad, aunque mantiene su parcela nunca llegará a las cifras de los best-sellers. Suena crudo, y lo es, pero no es una excusa para escribir mal.

7.¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Ojalá tuviese una rutina diaria para escribir. Busco ratos sueltos, le robo horas al reloj o pasó los días libres frente a la pantalla. La verdad es que lo llevo bastante mal porque soy un tipo muy metódico y me gusta trabajar sin prisas. Mi rutina ideal son unas cuatro horas por la mañana para repasar lo del día anterior y cerrar cabos. Y otras tres por la tarde para nuevos capítulos, releer y corregir lo escrito. Siempre trabajo una novela con notas, fichas y un desarrollo de cada capítulo por adelantado. Pocas veces me pongo a escribir sin saber a dónde voy, aunque luego me sorprendo y muchas veces los capítulos se me van de las manos.

8.Por fín eres un autor consagrado... ¿a qué lugar del mundo le pedirías al editor que te enviase “para inspirarte y documentarte”?
A Irlanda. Estuve viviendo allí hace años y es el lugar ideal para dejar la imaginación volar. Quizá algún día vuelva. Es algo que no descarto.

9.Algo que puedas contar sobre tu último proyecto literario...
Estoy trabajando duro en el segundo libro de la saga que publicará Grupo AJEC y, de momento estoy muy satisfecho. Pero prefiero esperar a la acogida de La guerra por el norte. De forma paralela hay un proyecto con otro escritor en el que tengo puesta mucha fe.

10.¿Hay algún libro que no hayas sido capaz de acabar de leer?
Muchos. Soy la clase de persona que tiene media docena de libros en la mesilla de noche y que siempre anda con lecturas varias. No tengo mucha paciencia. A veces los abandonos son victorias, no me arrepiento de haber dejado en la cuneta Las guerras demoniacas de Salvatore. Otras veces, sólo es cuestión de volver a retomar el libro y darle otra oportunidad.

11.¿La última novela que has leído y recomendarías?
Narrenturm, de Sapkowski.

12.¿Con qué personaje literario te identificarías?
Depende del momento en que uno se encuentra se puede sentir identificado con cualquier personaje de ficción. Es lo que tienen los arquetipos bien trazados por un escritor, que siempre llegan al lector. En ocasiones uno es el protagonista de El viejo y el mar, otras eres Jack en el almirante Benbow y muchas mañanas te sientes como Gregorio Samsa.

13.¿Permitirías que adaptasen alguna de tus obras al cine?
Al cine, al teatro, al cómic o cualquier otro medio audiovisual por venir.

14.Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
Tengo un pequeño estudio de grabación en casa donde tonteo con la música. Y también diseño los mapas de los lugares donde se desarrollan mis historias. De hecho, el mapa que se incluye en la novela salió de mi tintero, aunque vistos tus dibujos me quedo como un simple aficionado.

15.¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Los sueños, sueños son.


Gracias Rafael por esta oportunidad que me das.
Hasta la próxima.