Aún no eres un seguidor del blog?!

martes, 2 de marzo de 2010

Sacando el paraguas


En este caso, figuradamente. Y con un solo propósito, resguardarme del chaparrón de opiniones que empiezan a aparecer en la red sobre "El secreto de los dioses olvidados". Porque, aunque de momento se trata de una refrescante lluvia veraniega, algún trueno ha sonado en la lejanía. Para que os hagáis una idea hago "corta/pega" del artículo que colgué en el blog de la novela, además de añadir una nueva reseña. Ha aparecido hoy en "La ventana de los libros", y con ésta el marcador se mantiene a mi favor... de momento.

A pesar de que la primera crítica (más o menos) oficial resultó bastante favorable, aún me quedaban un par de pasos por los que transitar antes de haber completado las experiencias del autor novel recién publicado. La primera era leer una crítica desfavorable, y la segunda enfrentarme a una tertulia literaria en la que se debatiera sobre mi libro.

Casualmente, las dos cosas han ocurrido entre el domingo y el lunes. Técnicamente se dieron lugar en la misma fecha, puesto que la crítica de “Sitio de ciencia-ficción” se posteó el domingo, pero no pude leerla. Tampoco puedo decir que se trate de una crítica destructiva, si no de un comentario que debía de llegar. Cuando se entremezclan géneros y el principio y el final pertenecen a dos tipos de literatura tan diferentes, no es fácil encontrar un lector al que le agrade todo el conjunto. Quizás la conclusión final puede resultar dura (no sé si se podría usar el término “descalificante”), pero no deja de ser un “si te gustan las historias con estas características, compra el libro porque lo disfrutarás”. Para quien tenga interés por leerla, la crítica está enlazada en la sección “Libro de firmas” del blog de la novela, después del pequeño extracto que he recogido.

Por otra parte, leer esa crítica me ha “escocido” menos tras asistir a la tertulia literaria en la que se habló sobre mi libro. Organizada por un grupo de amigos, y con la promesa de no poder comentar nada hasta que hubiese acabado, me sirvió para ver qué partes de la obra no acaban de convencer. La experiencia fue bastante constructiva, y supongo que el efecto me duraba aún esta mañana cuando he encontrado la crítica.

Básicamente, hubo acuerdo en resaltar ciertos puntos: El principio de la historia debería haberse pulido (aún) más, para incrementar la agilidad de lectura. Algún personaje precisaba más momentos de protagonismo, y añadirle notas de trasfondo que llevasen mejor los avatares de su destino. Igualmente, tengo amenazas formales para no repetir con la muerte de personajes principales en futuras novelas. O, al menos, para que procure darles una “muerte digna”. Por mi parte, me he propuesto hacer lo posible no repetir esos errores en el nuevo proyecto que tengo entre manos. Aunque me queda la espinita de no haber contado con más lectores que me pudieran ayudar con las revisiones, para haber dirigido el trabajo de pulido hacia esos puntos que no fui capaz de descubrir.

En el lado positivo, recibí buenos comentarios sobre la redacción y la estructura de la trama, así como la sensación de que la historia adquiere más viveza transcurrido el primer cuarto de novela. A los aficionados a la ficción y la aventura el final les agrada lo suficiente como para olvidar los “peros” del inicio, lo cual no deja de ser una ventaja. Así pues, no pierdo la esperanza de conseguir un resultado aún más redondo con mis próximas obras.

6 comentarios:

  1. Me alegra que te haya gustado la reseña. Como he comentado esta reseña no la he hecho yo, sino mi pareja (aunque de casi todas las reseñas me encargue yo porque a él no le gusta leer mucha ciencia ficción y es un género muy minoritario). A él le ha gustado el libro bastante, y te puedo decir que lee bastante. salvo las pejiguerías de editor, hay un buen trabajo detrás. Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Pues me ha gustado, sobre todo porque es positiva sin resultar excesiva en los halagos. Creo que es mucho mejor así, porque de otra manera es fácil que levante sospechas de amiguismo, sobre todo cuando se trata de una primera novela (estoy casi seguro de que no conozco a Juanjo, pero por si acaso...). Además, y por lo que expresa, creo que ha sido un "tiro en la diana", en el que crítico y autor comparten gustos y referencias.
    Por cierto, que ya os tengo enlazados desde aquí. Así nadie dejará de echarle un ojo a vuestras reseñas.

    ResponderEliminar
  3. Personaje principal que muere... para qué me lo has contado... T_T

    En cuanto a las críticas, pienso que las negativa, en una primera obra, ayudan más que las positivas, aunque a veces escuezan.

    ResponderEliminar
  4. Tú tranquila, Laura... que en cuanto empieces la novela lo que te va a extrañar es que alguno salga vivo.. :D

    ResponderEliminar
  5. Estoy con Laura, de las críticas se aprende y mucho. Es más, son preferibles a los excesivos halagos que hinchan el ego del escritor. Siempre que sean con fundamento te ayudan a ver con más amplitud tu obra, y eso siempre es enriquecedor.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. No, si las críticas me parecen estupendas. Lo que pretendía con el artículo era más exponer esa forma constructiva de aceptarlas, que el hecho de que aparecerían antes o después.
    Precisamente las críticas (muy duras) que me hicieron tras la lectura del primer manuscrito fueron las que me llevaron a la corrección y reducción de la novela a sus dimensiones actuales. Así que estas, evidentemente, las voy considerando como referencias para mejorar aspectos en los próximos proyectos. Lo que aspiraba al escribir la novela era que quien la leyera la disfrutase, y eso de momento parece que lo estoy consiguiendo. Ahora lo que quiero es volver a conseguirlo, reduciendo los defectos a la mínima expresión.

    ResponderEliminar