Aún no eres un seguidor del blog?!

lunes, 27 de diciembre de 2010

"Narración de Arthur Gordon Pym" de Edgar A. Poe


(Reseña previamente publicada en Melibro)

Antes que nada, quisiera hacer un breve comentario de cómo llegué a leer esta obra. En mi club de lectura se eligió, hace unos meses, “En las montañas de la locura” como obra a debatir. Y fue entonces cuando descubrí que la novela de Lovecraft se construyó como un “homenaje” al relato de Poe. Esto despertó mi interés por comparar ambos libros, dándome una razón para atacar por fin el ejemplar que guardaba en mi biblioteca (fruto de la “liberación de espacio” de un amigo).

Dicho esto, quienes hayan leído la novela de Lovecraft pueden imaginar el tipo de historia que esperaba afrontar. Sin embargo, la una no deja de ser un relato cthulhuliano muy extendido, mientras que Poe navega (nunca mejor dicho) por las aventuras y desventuras marítimas con mayor éxito.


Dejando de lado las comparaciones (difíciles de eludir, en cualquier caso), “Narración de Arthur Gordon Pym” me ha transportado a mi etapa más joven como lector; cuando devoraba a Verne, Salgari y hasta las novelas de vaqueros de Estefanía. Al igual que entonces he pasado página tras página, sufriendo por los infortunios del protagonista. Aguardando al momento en que, con todo perdido, lograría salvarse.

En ese sentido, el viaje que sirve de trama para el relato es un catálogo de los desastres marítimos que acechaban a cualquiera que se embarcase durante el siglo XIX: motines, naufragios, barcos a la deriva, canibalismo de supervivencia, ataques de “tribus salvajes”, y todo un compendio de desdichas capaces de acabar con el ánimo de cualquiera dispuesto a poner el pie en una cubierta. Y cada una de ellas, además, inspiradas por hechos reales (el hundimiento del “Medusa” inmortalizado por el cuadro Gericault, entre otros).

El planteamiento inicial de la novela es original: la historia que se nos va a narrar es la experiencia verídica del Arthur Gordon Pym que le da título, un joven de familia burguesa cuyo sueño de recorrer los mares se tornará en horrorosa pesadilla. Poe pasa a ser “sólo” el que convierta sus vivencias en un texto literario, manteniendo siempre un tono de “testimonio biográfico” que eleva el tono del sufrimiento y la angustia del lector.

Resumir la trama no supone mucho problema: Arthur es un estudiante adolescente que traba amistad con Augustus, el hijo de un capitán de barcos mercantes. Esta relación le pondrá en contacto con los relatos de aventuras en el mar y, a pesar de un incidente cuasi mortal y la oposición frontal de su familia, acabará por planear junto a Augustus el embarque clandestino en un navío.

Con esta simple travesura, la vida de Arthur se verá inmersa en una espiral de desdichas a cual peor. Su experiencia como polizón le pondrá al borde de la muerte por inanición, de la cual escapará sólo para descubrir que la tripulación se ha amotinado; masacrando al capitán y a gran parte de la marinería en el proceso. Aliado con Augustus y un mestizo llamado Peters irán saltando de la sartén al fuego en sucesivas calamidades (galernas, viajes sin rumbo, encuentros con barcos fantasma…) que, como ya he dicho, no olvidan ninguno de los desastres propios de la navegación, aderezados además con explicaciones “para profanos” por parte del narrador.

Manteniendo la primera persona en esa narración de padecimientos físicos y mentales del protagonista, sin escatimar en detalles truculentos, Poe sostiene la intensidad del relato en un nivel muy elevado, que sólo abandona temporalmente con el rescate de los náufragos. En este punto, la trama deriva hacia los viajes de exploración del Polo Sur (muy de actualidad en la época), y con ello a los elementos de mayor fantasía del conjunto. Esta parte se convierte así en la más próxima a su “heredera” lovecraftiana, presentando entre otros fenómenos de dudosa verosimilitud una imposible cultura aborigen en las proximidades del Polo, de cuyas crueles tretas acabaran siendo víctimas. La novela deriva así hacia un final cuasi onírico, interrumpido de forma abrupta para crear lo que, según la opinión de algunos teóricos, puede considerarse el primer final abierto de la literatura. ¿Qué es esa amenazadora figura entrevista a través de la misteriosa niebla en el último párrafo? Nunca lo sabremos. A lo más que podemos aspirar es a elucubrar sobre seres surgidos de tiempos remotos, tal y como hizo Lovecraft.

Quizás ahora que el terror y las historias de supervivientes se han instalado en la temática de los best-sellers, no estaría de más acercarse a un clásico con muchos méritos para proporcionar una gran satisfacción al lector. En mi opinión, no quedará defraudado.


jueves, 16 de diciembre de 2010

Lo legal y lo invisible


En este "inpass" de espera, mientras aguardo a que alguna editorial demuestre un mínimo interés por mi último proyecto, la administración ha llamado a mi puerta para completar uno de los últimos requisitos de la "legalidad literaria".

Lo cierto es que al recibir la notificación de correos para ir a recoger una carta de la Comunidad de Madrid pensé un muchas cosas, y ninguna era buena. En esta ciudad, cada sobre con el sello de la comunidad suele traer incorporada la obligación de abonar dinero. Así que, al abrir la carta y comprobar de qué se trataba, me he llevado una alegría.

La notificación del Registro de la Propiedad Intelectual técnicamente ya no era necesaria, pues pasados seis meses (sin una respuesta negativa) se considera que la obra ha sido "aprobada" y te son reconocidos los derechos de autoría sobre la misma. Sin embargo, yo me siento más seguro con la Resolución en la mano. No es que me pueda sentir más "propietario" de la novela, después de los meses que he dedicado a la escritura y reescritura del manuscrito, pero sí "protegido".

Ahora sólo espero que alguna de las propuestas editoriales enviadas surta efecto y obtenga respuesta. Los que escribís y leéis este blog ya sabéis la clase de angustia por la que se pasa al esperar a que alguien "valore" tu trabajo y decida darle una oportunidad...

lunes, 13 de diciembre de 2010

"Gladiator" de Philip Wylie


(Reseña previamente publicada en Melibro)

La contraportada de este libro hace hincapié en la influencia que tuvo sobre uno de los iconos más populares del siglo XX: Superman. Mal que les pese a Siegel y Shuster, un gran número de estudiosos del fenómeno de los superhéroes afirman la ascendencia, más o menos evidente, de la novela de Wylie sobre el conocido hijo de Krypton.

Personalmente, fue este interés por comprobar cuáles eran las semejanzas entre ambos personajes lo que me llevó a leer el libro. Y aunque el parecido resulta “evidente” (sobre todo respecto al Superman original de 1938), lo es en el entorno de lo puramente físico. Los poderes de Kal-El y Hugo Danner son equiparables, sí. Pero el protagonista de Gladiator está marcado por un perfil psicológico y unos avatares que lo sitúan en las antípodas del Héroe de Acero.

Sobre el autor, nada más decir que probablemente sea uno de esos escritores de los que muy pocos sabemos nada y aún habremos leído menos. Pero el número de obras sobre las que puede reclamar la paternidad Wylie es realmente extenso, e incluso cabe decir que presumir, pues Doc Savage y Flash Gordon también han de confesar una gran deuda de parte de otros dos de sus libros: “Cuando los mundos chocan” y “The Savage Gentleman”.


En Gladiator, la historia que desarrolla Wylie comienza con un científico obsesionado por sus teorías de “modificación genética”, que acaba utilizando a la esposa embarazada (y por ende, a su propio hijo) como inusitada placa de Petri para probar esos conceptos. Este papel del padre, como representante de una ciencia capaz de cambiar la naturaleza de las cosas, sorprende por plantearse en un momento muy alejado aún del momento actual. Y tal y como lo plantea el autor, podemos aventurar que su postura era negativa al especular con la idea.

Quiero aquí añadir una reflexión personal. Se trata de la, a mi parecer, posible influencia psicológica del “Crack del 29” en el espíritu de la obra. A pesar de que esta es la única obra que he leído de Wylie, y aunque en las biografías se refieren a su tendencia a la polémica y al existencialismo, el impulso trágico que subyace en la novela sumado al patente descreimiento en la sociedad me empuja a pensar que no fue impermeable a la impresión que causó la crisis del 29 y sus consecuencias posteriores. Teniendo en cuenta que la obra se publica en 1930, no me parece que la idea de una “causa-efecto” sea un pensamiento peregrino.

Porque eso es algo que aparece a lo largo de toda la obra: un pesimismo trágico, encarnado en Hugo Danner. ¿O acaso puede haber destino más terrible que saberse elegido para un bien superior y ser incapaz de encontrar la manera de llevarlo a cabo? En ese sentido, y por no abandonar los símiles del comic-book, me recordó mucho más al temido y odiado Increíble Hulk. El peregrinar del protagonista le lleva de un lado a otro (de Colorado hasta New York, y de allí al frente de la Primera Guerra Mundial), siempre procurando ocultar lo extraordinario de su naturaleza y, al mismo tiempo, queriendo ser útil buscando una tarea que precise el uso de esos poderes sobrehumanos.

Lo que apena de modo especial al lector es ese descreimiento en el ser humano al que ya he aludido. Wylie no sólo no espera encontrar bondad en las personas, si no que incide en cómo la avaricia, la suspicacia o la simple ignorancia hace de cada uno de vosotros algo horrible. Y los casos en los que permite vislumbrar un poco de luz, son atajados por una nueva bofetada de pesimismo.

En resumen, Gladiator supone un hito muy especial en la literatura de ficción. Un precedente del arquetipo de superhéroes con tintes de tragedia clásica, en el que el autor se planteó cuestiones que ahora nos pueden parecer novedosos; muy especialmente ese sufrimiento al sentirse diferente y temer la reacción de los demás si desvela su secreto. Y con ese planteamiento pesimista, tan alejado de la norma habitual en estos casos, los aficionados al cómic deberían aprovechar la oportunidad para acercarse al texto.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Otros Autores: Oscar Bribián


Este mes toca presentar a otro compañero de editorial, si bien es posible que no se lo esté descubriendo a mucha gente. Oscar Bribián lleva desde el 2002 involucrado en la creación literaria, tocando casi todos los palos "de la profesión": escritor, articulista, director de publicación... además de haber practicado también distintos géneros.


Su última obra, "Raazbal", es una historia de fantasía épica. Pero puede no ser más que un hito en ese camino de diversidad que ha estado recorriendo desde que empezó a escribir. Desde luego, y a la vista de su capacidad para la experimentación, creo que será difícil que acabe encasillándose en un género. Y sin más preámbulos, ahí van sus respuestas al cuestionario del blog.

1. ¿Cuándo pensaste en publicar por primera vez?, ¿Qué te motivó a hacerlo?
Publicar, lo que se dice publicar con una editorial, no hace mucho tiempo. Busqué editoriales dispuestas a apostar por una novela de fantasía que había comenzado hace más de una década, y encontré a Grupo Ajec. Les envié el manuscrito y hubo suerte. La novela ha sufrido un pequeño retraso en su salida y ha sido publicada en 2010, se titula Raazbal. No ha sido el primer libro publicado, pero sí que fue el primer contrato editorial que firmé. Desde luego, el motivo de publicar está claro: llegar a más gente, no solo a tus círculos de amistades.

2. ¿Cómo ha sido hasta ahora tu experiencia en el mundo editorial?
Bastante aceptable. He recibido un buen trato de las dos editoriales con las que he publicado y la distribución ha sido satisfactoria según las expectativas de cada libro. No me puedo quejar, sabiendo cómo llueve ahí fuera en el mercado editorial.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
No la busco. La inspiración debe encontrarte trabajando. Si tienes la cabeza pensando el 90% de tu tiempo en escribir y formular diálogos, historias, tramas, eres una auténtica esponja que puede obtener inspiración de casi cualquier cosa y en cualquier lugar.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
La novela, sin duda. Me gusta documentarme y me gusta ahondar en la psicología de los personajes, mostrar una extensa ambientación y tramas complejas. El relato también me gusta, pero no es mi género predilecto. Prefiero las distancias largas.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Los estudios muy poco… bueno, en realidad, como iba a la biblioteca en lugar de a clase, imagino que indirectamente me ha servido de mucho matricularme en la universidad. Pero reconozco que mis títulos, ligados al mundo económico, no tienen nada que ver con lo literario. El trabajo sí me influye, ya que soy policía y puedo imprimir un gran realismo en el género negro.

6. ¿No crees que actualmente se enfoca demasiado la carrera de escritor hacia la consecución del éxito editorial, sacrificando incluso la calidad literaria?
Cierto, de hecho, muchas veces, quien desea tener asegurada su carrera literaria, debe destinar muchos de sus esfuerzos hacia la literatura infantil y juvenil, mermando su tiempo para producir textos más maduros, o debe escribir sobre temáticas que venden más ejemplares por el impacto mediático.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Me voy fijando objetivos y plazos. Anuales, mensuales, semanales e, incluso, diarios. De esta manera voy avanzando. Pero no me pongo por norma escribir un número determinado de horas diarias. Un día puedo leer todo el día o escribir 10 horas, y al siguiente no producir nada. Lo importante es que al cabo del tiempo estipulado se cumplan los objetivos. También depende de si estoy en una fase de documentación o de escritura, o en un lapsus de descanso.

8. ¿Hay algún manuscrito que guardes en un cajón porque aún no lo consideres suficientemente bueno?
Muchos. A veces pienso en reescribirlos, pero creo que las premisas son algo inmaduras, y prefiero centrarme en los nuevos proyectos, que hay muchos, y son más maduros, con menos tópicos.

9. Algo que puedas contar sobre tu último proyecto literario...
Hay varias vías abiertas. Ahora mismo, este mes he de terminar el guión para un cómic que estoy realizando con el dibujante Carlos Bribián (mi hermano), quien ya sabe lo que es publicar con editoriales multinacionales. He estado varios meses documentándome, porque era sobre la Guerra Civil española, nada menos.
Concretamente en lo literario, en octubre deberé decidirme por abordar una de tres novelas pendientes. Coinciden en que son de género negro, aunque más centrado en el lado de los delincuentes que en el policial.

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
El lobo estepario. Máxime si tengo en cuenta el valor intrínseco del libro, al ser un ejemplar intonso (es decir, virgen) de la primera edición en castellano.

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
“Homenaje a Cataluña”, de George Orwell. Es una novela autobiográfica. Son increíbles sus vivencias en las trincheras aragonesas durante la Guerra Civil y su estancia en Barcelona. Una narración imprescindible.

12. ¿Con qué personaje literario te identificarías?
Ahora mismo con ninguno. Con Harry Haller durante bastantes años, sin duda, pero ahora no me veo reflejado en ninguno.

13. La pastilla azul hace que seas un Best-Seller mundial. La pastilla roja hace que te estudien en la escuela cuando pasen los años. Tú eliges....
Que me estudien. El dinero solo lo voy a aprovechar mientras viva. Pero que te estudien en la escuela… eso es lo más cercano a la inmortalidad. ¿Quién no cambiaría toda su fortuna por la inmortalidad?

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
Artística como tal no. Hace años dibujaba, por ejemplo, pero ya no. Tengo mis aficiones, pero artísticamente prefiero centrarme en escribir, es lo que se me da bien desde niño y lo que siento que debo desarrollar más, ya que es donde tengo mayor potencial.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Hay muchos sueños. Pero centrándome en el aspecto literario, desde luego me gustaría publicar mucho y seguir con buenas críticas, hasta llegar a ser una referencia para muchos lectores. El sueño de todo escritor, vaya.


lunes, 22 de noviembre de 2010

Diplomado


NO, en realidad no estoy festejando la consecución de ningún título académico. Muy al contrario, añado este post porque me apetecía colgar las imágenes que prueban mi asistencia a dos "cursos" relacionados con la literatura y con los que he disfrutado mucho.

En primer lugar, el diploma acreditativo de mi presencia en el Congreso de Sagas Fantásticas de este año. Quise publicar un artículo como resumen de lo que había visto, pero lo fui dejando y esta es la mejor manera de no abandonarlo del todo.


Mentiría si digo que no me lo pasé bien durante los tres días del congreso. No todas las ponencias me resultaron igual de interesantes, pero de unas cuantas saqué apuntes sobre obras o temas que tendré que investigar para futuros proyectos.

Cuando vi por primera vez el programa de actos, pensé que el Congreso se llevaría a cabo en dos auditorios separados. ¿Ponencias escalonadas con sólo media hora entre una y otra? Eso me sugería charlas demasiado cortas, máxime si después se pretendía dejar espacio para cualquier coloquio que pudiera surgir. Al final, y con la salvedad de algún conferenciante obligado a terminar su discurso antes de llegar a hilarlo del todo, esa gestión del tiempo fue lo más problemático del evento.

Debo decir también que el Congreso estaba más dirigido a lingüistas y filólogos que a escritores, aunque este pequeño "curso intensivo" sobre teoría e historia literaria me ha servido para descubrir obras y apreciar elementos de otras que tenía por bien conocidas.

Lo mejor, aparte de ciertas ponencias que me "supieron a poco", fue la oportunidad que me brindó el reducido número de asistentes. Eso propició que pudiera "colarme" entre organizadores y ponentes en las comidas, dándome la posibilidad de intercambiar opiniones con ellos en un ambiente muy distendido.


El segundo diploma me lo ha hecho llegar Nelly, después de completar el curso de escritura creativa que ha estado desarrollando entre Mayo y Septiembre. Personalmente me ha encantado, porque soy de los que pasan por épocas muuuy vagas, en las que apenas escribo más que notas sueltas. Así que esos meses me han servido para tener las neuronas activas, obligándome además a tocar distintos géneros y diversificar los temas sobre los que escribo.

Aparte de eso, el hecho de recibir críticas constructivas sobre el estilo y los "vicios" al escribir nunca están suficientemente pagados. Aquellos que dependemos de amistades y/o familiares para que nos den las primeras opiniones sobre lo que escribimos, necesitamos que de vez en cuando nos den una "colleja literaria" para fijarnos en lo que otros a lo mejor no nos han hecho ver antes. Así que, si aún no lo conocéis, pasaros por su Blog y apuntaros al próximo curso.

martes, 16 de noviembre de 2010

Presentación de "El cementerio de los reflejos"


Para todos aquellos que sigan el blog, o les apetezca conocer a nuevos autores de Grupo AJEC, ahí va una oportunidad pintiparada.

Mañana, 17 de Noviembre del Año de Gracia de Nuestro Señor de 2010, en la Casa del Libro de Madrid sita en la calle Hermosilla (Metro Goya), ejerceré de anfitrión para la presentación de "El cementerio de los reflejos" de la autora novel de éste mes en el blog: Silvia Ibáñez.



El acto está preparado para eso de las 19 horas, así que la invitación ya está lanzada. Como he dicho al inicio de este post, oportunidad de conocer a 2 autores noveles en una sola presentación.

Nos vemos!!

EDITADO:

Silvia ha colgado varias fotos del evento en su perfil de Facebook (desconozco si el álbum está abierto a todos los usuarios de la red social).

jueves, 11 de noviembre de 2010

Los primeros royalties!!


Por si el título no es suficientemente aclaratorio, ahí va la crónica. Hoy he disfrutado una de las últimas experiencias relacionadas con la publicación que me restaban por vivir: por primera vez, he recibido dinero por lo que he escrito. Así pues, de la mano de "El secreto de los dioses olvidados" y Grupo AJEC doy el paso definitivo para entrar en el mundo de los escritores profesionales.

Como ya comenté en un post anterior, los índices de ventas habían superado lo que yo pensaba que iban a ser los márgenes "realistas". Tan sólo me quedaba esperar a que pasaran los días para poder llegar a este momento: recibir el pago de mis derechos de autor.


En un futuro (cercano, espero) puede que este hecho se haya transformado en algo rutinario, pero mientras tanto debo decir que me he llevado una gran alegría. Quizás deba concretar que la cantidad es reducida (aunque algo más que simbólico), y espero poder dedicar ese dinero a celebrar con mis amigos todo lo bueno que ha traído consigo la publicación del libro.

Proximamente, más noticias (a ser posible, sobre la publicación de la nueva novela).

lunes, 8 de noviembre de 2010

Convención Steampunk de Barcelona


Voy a reseñar esta actividad en tierras de Barcelona por dos razones principales: Porque el Steampunk es una ambientación que me interesa mucho, así que me fastidia no poder viajar hasta allí para visitarla "in person"; y porque me sorprendió descubrir que, dentro de los sorteos de libros que van a llevar a cabo, estará "El secreto de los dioses olvidados".


En el futuro espero tener la oportunidad de acudir a la Convención y echarle un ojo. Al igual que iniciativas como la de la "Semana Gótica", me parece muy bueno promocionar géneros literarios con un colectivo de aficionados tan activos ofreciéndoles lo que, de otro modo, es complicado reunir en el mismo espacio. Además, y teniendo en cuenta que ya reconocí la deuda literaria con el steampunk (aunque los puristas lo encasillarán dentro del Dieselpunk), me parece genial que hayan elegido mi novela dentro de esa lista de obras a entregar como un premio.

Así que ya sabéis, si vais a estar este fin de semana por Barcelona, no dejéis pasar la oportunidad de pasearos por entre las maravillas de este pedazo de un mundo victoriano que pudo ser.

Editado:
Fotos de la Convención (la asistencia de público ha sido muy celebrada por los organizadores), en VOL 145 y el Blog de Javier Loba

lunes, 1 de noviembre de 2010

Otros autores: Silvia Ibañez Cambra


A Silvia Ibañez la conocí en el foro de Bibliotecas Virtuales. Por aquel entonces yo estaba en mis labores de promoción de "El secreto de los dioses olvidados", y ella contactó conmigo porque tenía una oferta de Grupo AJEC para publicar y quería saber más sobre la editorial y cómo había sido mi experiencia con ellos. Durante este tiempo, se convirtió en la chica de zaragoza que cada cierto tiempo me mandaba un correo para preguntar por dudas, curiosidades o simplemente para darme ánimos cuando comentaba algo sobre la aventura de la edición.



Bueno, pues hoy tengo el placer de entrevistarla y darla a conocer, a pocos días de haberse convertido en "compañera de editorial". Grupo AJEC ya ha puesto a la venta su primera novela: "El cementerio de los reflejos". Una novela cuya trama nos transporta a la Zaragoza antes de la Guerra Civil y a una historia que desenredar desde entonces hasta el presente. Teniendo en cuenta la "precocidad" con la que ha entrado en el círculo de escritores publicados, habrá que estar atentos a su obra.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
Pensé en publicar por primera vez, al acabar mi primera novela. Pensé que para que estuviera en el cajón, la enviaba a las editoriales. No tenía nada que perder.

2. ¿Cómo ha sido hasta ahora tu experiencia en el mundo editorial?
La típica de todo autor novel. Enviando todo lo que escribes a editoriales y comenzar a recibir un rechazo tras otro. Hasta que finalmente ocurrió lo impensable tras años de negativas y obtuve un SÍ.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
No creo en la inspiración. Cuando una historia te ronda por la cabeza, te sientas delante de la pantalla y comienzas a escribir, sin más. Creo en el hábito, cuanto más agilizas la mente, más ideas te vienen.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
La novela. Cuentan, por norma general, historias más amplias, más completas y con más cabos sueltos para crear más incertidumbre y misterio.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Cero. Comencé a sentir interés por la lectura cuando no me veía obligada a leerme un libro tras otro que no me gustaban durante los años de estudio.

6. ¿No crees que actualmente se enfoca demasiado la carrera de escritor hacia la consecución del éxito editorial, sacrificando incluso la calidad literaria?
En realidad, creo que si el libro es de calidad, tendrá una buena acogida. A todos nos gusta lo bueno, y hay muchos libros que se publican sin ninguna campaña publicitaria tras ellos y que gustan más que otros anunciados a bombo y platillo y que tras la primera edición nunca más se supo de ellos.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Si no tuviera una rutina, nunca escribiría. Normalmente cuando una historia me ronda la cabeza y la tengo lo suficientemente estructurada me pongo desde que me levanto hasta que se me cierran los ojos, sale sola.

8. ¿Hay algún manuscrito que guardes en un cajón porque aún no lo consideres suficientemente bueno?
Tengo muchos en el cajón. Cuando los escribí me parecieron buenos, ahora hace tanto tiempo que no me acuerdo de ellos que ni si quiera sé lo que me parecerían si los volviese a leer.

9. Algo que puedas contar sobre tu último proyecto literario...
Que lo estoy escribiendo ahora mismo y es el segundo libro de mi segunda trilogía.

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
No puedo quedarme con uno sólo...

Jane Eyre, El fantasma de la ópera, Oliver twist, Los miserables, El jorobado de Notre Dame...

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
La última novela que he leído y que sí recomendaría es Bailando para Degas, pero te tiene que gustar el ballet.

12. ¿Con qué personaje literario te identificarías?
Con ninguno en concreto y con muchos a la vez.

13. ¿Permitirías que adaptasen alguna de tus obras al cine?
Si pudiera colaborar en el guión y decidir qué parte se queda y qué parte no, sí.

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
No, lo único que verdaderamente me interesa es la escritura.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Después de conseguir un contrato editorial, todos mis sueños se han cumplido.

This is not like a dream, this is when the dream comes true.

Encantado de haber contado con tu colaboración, y sólo un tirón de orejas: queremos tu blog funcionando de verdad (o eso, o tendrás que añadir a muuuchos amigos en Facebook).

miércoles, 20 de octubre de 2010

Iniciativa Bookcrossing en Madrid


Hoy he leído en la prensa sobre una iniciativa que se va a llevar a cabo en Madrid, siguiendo la filosofía de la "liberación de libros", o bookcrossig, como se denomina en inglés. La actividad consiste en dejar libros usados de la biblioteca personal para que puedan leerlos otras personas, creando así una dinámica en la que pase de un lector a otro, de un modo distinto y peculiar a como ocurriría en una biblioteca.

El hecho es que el día 14 de Noviembre, en Madrid se plantea "liberar" un número récord de ejemplares: treinta mil. La iniciativa cuenta además con el aliciente de que Mahou donará 3€ por cada uno de los tres primeros libros que se registren en la página de los organizadores, destinándolos a un proyecto de inserción laboral para jóvenes en peligro de exclusión.


Así pues, os animo a revisar las estanterías de vuestras librerías y empezar a pensar en qué libros queréis que viajen por el mundo.


miércoles, 13 de octubre de 2010

No pudo ser...


Hoy he podido conocer el palmarés de la Hispacon 2010 (todo un éxito, por lo que comentan los que han acudido a la cita en Burjassot), y mis esperanzas se han desvanecido: el premio para la mejor portada del año ha recaído finalmente en "El adepto de la reina".

Como ya comenté, me hacía ilusión recibir un pequeño premio "tangencial". Que la portada obtuviera un premio podía ayudar a publicitar un poco más "El secreto de los dioses olvidados" entre los aficionados. Sin embargo, la victoria ha sido para otra ilustración "con zeppelin", a la cual hay que reconocer sus méritos. Y, en cualquier caso, seguro que a más de uno le habrá picado la curiosidad al ver la imágen y leer el título.

Por enésima vez, muchas gracias a Calderon Studio por haberle dado esa imagen tan fabulosa a la novela. Hicieron un trabajo fenomenal al desarrollar la portada, y ojalá las obras que consiga publicar de aquí en adelante disfruten de la misma calidad.

Y por si alguien quiere saber el palmarés completo de los Ignotus 2010, aquí pueden leerlo.

martes, 12 de octubre de 2010

Popurrí


Para que no se diga, aquí os dejo unas cuantas notas sobre cosas interesantes:

¡El último borrador de la nueva novela ya está acabado! 310 páginas de aventuras y misterio, listas para enfrentarse al proceso de selección de las editoriales (siempre que mis "lectores de testeo" no encuentren razones para obligarme a modificarlo). Sea como sea, esto supone embarcarme en ese loco desafío que me propuse a principios de año: publicar una saga.
Teniendo en cuenta el esfuerzo que le he dedicado al manuscrito, soy relativamente optimista al respecto (y si algún editor lee ésto, me encuentro abierto a escuchar propuestas desde ya). Quizás lo único que me preocupa (y de lo cual hablaré cuando llegue el momento) es esa sensación que me ha surgido de que, a pesar de que la obra se fundamenta en muchos de los principios de la fantasía que más me gustan y en los que más reincido, me parece haber escrito una obra al amparo de la demanda actual del mercado.

II Congreso de Sagas Fantásticas en la UCM. Los que vivan en Madrid, o puedan acercarse a la capital del reino entre el 27 y el 29 de Octubre, tendrán la posibilidad de asistir a este encuentro literario.
Por mi parte, ya que no me he atrevido a viajar a la Hispacon, me voy a esforzar por acudir a cuantas conferencias me sea posible; por aquello de codearme con otros aficionados y para conocer un poco más a los especialistas del género. El programa, a mi parecer, es bastante interesante y surtido como para atraer la atención de autores o lectores. Y ya que el evento es gratuito, la oportunidad merece el esfuerzo.

II Semana Gótica de Madrid. Por segundo año consecutivo, se organiza este encuentro en torno a la literatura gótica y otras formas de arte relacionadas con al misma. En esta ocasión va a llevarse a cabo en la Casa de Vacas del Parque del Retiro, lo cual supongo que redundará en una mejoría (sobre todo en lo relacionado con las exposiciones artísticas). El año pasado las actividades se desarrollaron en una carpa instalada en la plaza de Felipe II, y los tenderetes de "marketing gótico" que colocaron alrededor no ayudaron precisamente a darle empaque. Espero que el cambio de "sede" sirva para cambiar eso.

Presentación de "Teoría de la literatura de ciencia ficción". Dentro de las actividades literarias de la nueva y remozada Librería Fuentetaja, el día 20 de Octubre se presentará este libro a las 19:00, obra de Fernando Ángel Moreno.
Sólo por las credenciales profesionales del autor, creo que el evento es cuasi de obligada asistencia para los aficionados al género. Un servidor va a hacer lo posible por estar presente, desde luego.

Y eso es todo, de momento.

viernes, 1 de octubre de 2010

Otros Autores: María C. Mendoza


Recientemente he dado en conocer a María, y creo que es un caso paradigmático de la lucha enconada que llevan algunos autores por lograr publicar en el país. Con nueve novelas terminadas, sólo tres han logrado ver la luz en editoriales: "La hermandad de los elegidos", "Liber hespéricus" y "Otoño sangriento" (estas dos últimas publicadas durante el 2010). Y por si su actividad como escritora no le bastase, además es la responsable de un blog de referencia dedicado a la crítica de libros: Regina Irae.

Tras esta breve presentación, aquí tenéis sus respuestas al Cuestionario:


1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
Pues la verdad es que pensar, pensar, lo piensas cuando terminas tu primera novela, aunque lo cierto es que aún no sabes lo difícil que es esto, ni tampoco que probablemente no es lo suficientemente buena… Todos los autores quieren ser leídos, así que supongo que buscar la publicación es una mezcla entre vanidad y deseo de compartir tus fantasías, un intento de comunicación también.

2. ¿Cómo ha sido hasta ahora tu experiencia en el mundo editorial?
Publicar es un logro en sí mismo, así que por ese lado estoy satisfecha, ya que he logrado colocar tres novelas de momento y tengo alguna más firmada. Sin embargo, el trato de algunas de las editoriales no ha sido todo lo positivo que hubiera deseado. Observo que hay poco aprecio por el autor, editoriales que ignoran tus mails, que no corrigen los ejemplares o no añaden las correcciones que les sugieres… y para colmo, ahora este problema que he tenido con la editorial Vía Magna, cuyos editores están desaparecidos. Lo cierto es que me siento algo decepcionada con los editores y con el mundo editorial en general y todo lo que se mueve en torno a él. Hablo en general, también hay excepciones y editores que me han tratado bien, pero no voy a dar nombres.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
Depende de la obra. Pueden ser sueños, ideas, películas, otros libros… Quiero decir que a veces una frase, una música o una impresión, una escena de una película… te puede sugerir un libro completo. A partir de eso luego busco el mensaje, es decir, qué quiero transmitir. Para mí es muy difícil escribir sin un objetivo o sentido más allá de la trama o argumento. Tengo que buscar siempre ese “mensaje”, que casi nadie capta, la verdad sea dicha ja, ja.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
La novela sin duda, ya que tengo tendencia a enrollarme. Hace tiempo escribí relatos, pero considero que es un género muy difícil, para autores con gran capacidad de síntesis y abstracción. No vale cualquiera.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Soy licenciada en Historia y creo que se nota. Cuando invento un mundo me gusta que esté construido de forma creíble, y con bastantes detalles. De hecho, la primera novela que terminé está ambientada en un país imaginario del cual creé desde la geografía hasta la historia, mapas, idioma, etc. Mi formación me influye también a la hora de documentarme. Suelo encontrar fácilmente la información que necesito, y organizarla. Considero que tengo una buena cultura general de base, pero eso no es suficiente. Cada novela requiere aprender cosas nuevas. Siempre digo que el oficio de escritor proporciona muchos conocimientos. En cuanto a mi profesión de de funcionaria… eso sí que no me influye nada, ja, ja.

6. ¿No crees que actualmente se enfoca demasiado la carrera de escritor hacia la consecución del éxito editorial, sacrificando incluso la calidad literaria?
Sí, estoy de acuerdo contigo. Y no me gusta. Antes muchas editoriales publicaban libros que sabían que no serían éxitos solo por su gran calidad literaria, porque daban prestigio a la editorial; ahora solo se busca el éxito masivo, el superventas, y no suelen ser precisamente las obras de mayor complejidad técnica, intelectual y artística. Si se busca agradar al mayor número posible de gente, eso implica rebajar todos los niveles, desde el ideológico hasta el artístico, así que imagina los productos que desea la industria. En cierto modo, es una forma de censura también. Pero claro, si quieres publicar has de dejarte llevar también por la moda impuesta por las editoriales. No creo que sea solo “demanda”; se puede influir en el gusto bombardeando con ciertos temas. Me gustaría más variedad de temas y estilos en la literatura actual.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
No tengo rutinas; soy muy vaga. Escribo cuando me apetece o tengo tiempo, cosa que no suele suceder. Sin embargo, cuando me pongo delante del teclado me sale el texto solo, no tengo que pensar. De hecho, cuando tengo que pararme a pensar entonces me doy cuenta de que algo va mal. Algunos días escribo hasta diez páginas, pero son días excepcionales.

8. ¿Hay algún manuscrito que guardes en un cajón porque aún no lo consideres suficientemente bueno?
Sí, muchos. He escrito diez novelas y solo tengo tres publicadas. Tengo una serie completa de fantasía de mis primeros tiempos ahí esperando que algún día tenga tiempo de meterle malo y tijera. Pero da algo de pereza, que uno de los tomos tiene 800 páginas y otro 1000… Vamos, una G.R.R. Martin de andar por casa, ja, ja.

9. Algo que puedas contar sobre tu último proyecto literario...
Mi último libro entra en el género de terror, pero he tratado de evitar las modas, y no he escrito nada de zombis, jaja. Trata de unos vecinos que llegan a un edificio. Lógicamente empiezan a pasar cosas raras, a desaparecer personas… Los del Otro Lado, se titula. Aún estoy corrigiéndolo un poco con aportaciones de lectores de confianza. Ahora mismo escribo una novela que tendrá una parte de historia romántica y otra de novela steampunk, una cosa un poco rara… Me gusta tocar todos los géneros.

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
Pues no sé, no soy muy de aferrarme a un título mitificado. Tal vez hace años hubiera dicho Así habló Zaratustra, que fue un libro que me marcó mucho, pero ahora relativizo más… Supongo que al final rescataría los míos…

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
Bueno, no es la última, pero me hizo mucha gracia una parodia de las novelas de Stieg Larsson, titulada Los hombres que no ataban a las mujeres. Es que Larsson no me gustó mucho…

12. ¿Con qué personaje literario te identificarías?
Con Don Quijote, luchando contra molinos jaja

13. Aparte de la escritura “literaria”, ¿hay algún otro medio que practiques, o que te gustaría probar? (poesía, periodismo, teatro, guión de cine/cómic/tv...)
Me gustaría dedicarme al guión; aunque tendría que prepararme, parece algo bastante difícil, hacerlo bien quiero decir.

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
Pues antes dibujaba, pero requiere un tiempo del que carezco hoy en día.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Pues espero algún día publicar en una editorial grande. Y poder escribir dos novelas al año, una comercial y otra más personal. Naturalmente, que cada una que escriba sea algo mejor que la anterior. Con esto me conformo.

Encantado de haber contado tu colaboración.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Primeras cifras de ventas de "El Secreto de los dioses olvidados"


Por fin, tras seis meses de la puesta en venta de la novela en tiendas, he recibido los primeros datos sobre cuál ha sido el nivel de ventas. Una información que ansiaba conocer desde antes del verano.

El número de ejemplares vendidos roza los 450; una cifra que, según Grupo AJEC, queda en un término medio entre las previsiones de la propia editorial y los títulos de noveles con menos éxito. Y aunque mirándolo fríamente el número no impresiona, a mí me parece una auténtica montaña.

Hasta ahora he ido recopilando las críticas que recibía la novela y, aunque las opiniones han sido mayoritariamente positivas, no tenía muy claro cuál iba a ser el efecto sobre los posibles lectores/compradores. Pero, visto lo visto, debo decir que me hace sentir muy satisfecho. Personalmente había colocado el listón de las ventas en torno a los 300 ejemplares, así que verlo superado tan ampliamente me ha sorprendido muchísimo. Y las esperanzas de mi editor de que el número pueda incrementarse durante la Hispacon de este año (en el cual la presencia de "El secreto de los dioses olvidados" como aspirante a mejor portada del año podría tener un cierto "efecto llamada"), aún me animan más.

Ahora mismo, ya sólo queda esperar hasta Febrero del 2011 para saber entonces cuál ha sido el nivel de éxito de este novel. Mantendré cruzados los dedos y me permitiré soñar ¿por qué no? con doblar la cifra y acercarme a los 1000 ejemplares...

jueves, 16 de septiembre de 2010

Cornadas Editoriales


Hace poco más de una semana, mientras exploraba la red para localizar nuevos autores a los que proponer que hicieran "el cuestionario de Párrafos Perturbados", me encontré con el blog de María Covadonga Mendoza. Y así me enteré de la caída en desgracia de la editorial Vía Magna.

El caso de una empresa "pequeña" cerrada por los problemas derivados de la crisis no tendría nada de extraordinario, si no fuera por hechos supuestamente acaecidos en paralelo, de naturaleza menos común (y vaya por delante que estoy elucubrando al culpar a lo crisis de lo ocurrido con la editorial). Para empezar, Vía Magna habría mantenido un completo silencio con los autores y los empleados desde principios de Agosto, culminando con la eliminación de la página web y el grupo en Facebook. Los dueños de la editorial, los hermanos Slonimski, parecen haber llevado a cabo una "espantá" o, más finamente, "despedida a la francesa", en la que se ha desentendido de sus obligaciones con quienes dependían de ellos.

Esta, en principio, era la noticia que ha ido comentando María en su blog durante el verano. Pero al hacerme eco en un par de foros, surgieron datos (basados, eso sí, en comentarios) sobre un comportamiento más canallesco.

En primer lugar, un posible saldo generalizado de obras del catálogo. El cual no tendría otra razón de ser que la simple recaudación. Con la tienda on-line clausurada ya es imposible hacer comparaciones, pero ese "arrebañar las últimas migajas del plato" me parece una maniobra horrible. Sobre todo por lo que implica para los autores: sus obras, vendidas a precios de risa sin que les quede siquiera el consuelo de ir a cobrar por ello.

Sin embargo existe otro comentario que ha causado mucha extrañeza a quienes lo han leído. Según lo dicho por un forero, Vía Magna le habría ofrecido manuscritos a otras editoriales. Este supuesto comportamiento, en principio una aparente manera de dar salida a obras que la editorial ya no podría publicar, podría ocultar también un fondo siniestro. Y es que, teniendo en cuenta todo lo anterior, me atrevo a imaginar a esos editores ejerciendo como improvisados agentes, esperando ganar algún dinero con esos manuscritos al presentárselos a otros colegas del gremio.

Lo cierto, en cualquier caso, es que Vía Magna ha cesado su actividad sin dar ninguna clase de explicación y rehuyendo (hasta donde yo sé) todas las obligaciones contractuales contraídas.

Sin querer cubrir de pesimismo el futuro, espero que esta nota sirva para que os mantengáis ojo avizor y estéis preparados para las posibles cornadas editoriales que podáis sufrir en el futuro.

EDITADO 07/06/2011

Tras recibir el siguiente mensaje, proveniente de Letra Clara, debo eliminar la parte del artículo que se refiere a la denuncia de un supuesto autor estafado que utilicé. Aún así, espero saber pronto qué ha ocurrido y si se trató de una pataleta por parte de un escritor frustrado o debo reincorporar el texto ahora eliminado (sobre todo, porque la mayoría de foros en los que se hicieron eco igualmente de la noticia han eliminado el correspondiente hilo)...

Les comunicamos, que con fecha 16 de julio de 2010 se interpuso una denuncia en el Juzgado de lo Penal número 3 de Madrid, por calumnias, injurias, etc., hacia dicha usuaria por lo comentado en su foro y actualmente está en vía judicial, rogamos a la mayor brevedad anulen dicho comentario de su foro, o nos veremos obligados a denunciarles a ustedes también por dichos motivos, ya que el moderador de dicho foro no revisa los comentarios que están contemplados en el código penal y les estamos dando una oportunidad para subsanar dicho error.
Esperamos y deseamos que esta situación se subsane lo antes posible.
Muy atentamente.


martes, 14 de septiembre de 2010

Un posible premio "de refilón"


A través del foro de Sedice sabía que Calderon Studio, los responsables de la portada de "El secreto de los dioses olvidados", habían propuesto su candidatura a Mejor Ilustración en los premios Ignotus.

Quienes hayan leído el blog de la novela, saben ya que siento un especial y profundo cariño por esa ilustración. Yo sólo les envié unas cuantas referencias de la imagen que había creado en mi mente sobre cómo podía ser la portada, y ellos concibieron una ilustración de una belleza genial. Lo que se ve en ese rectángulo de cartoné es una visión muy nítida de la atmósfera general de la novela.



Hoy he descubierto que la portada ha quedado finalista de entre las portadas candidatas. Sus rivales son las ilustraciones de "El secreto de los Aznar" y "El adepto de la reina" (otro con zeppelin, y además aspirante a mejor novela!).

Los ganadores se darán a conocer dentro de las actividades de la próxima Hispacon, entre el 9 y el 12 de Octubre, y con un poco de suerte ¿quién sabe? Lo mismo hasta sirve para ganar un poco de publicidad para la novela. Después de la desilusión que me supuso "caerme" de la lista de recomendados de Literatura Fantástica, creo que este premio, aunque no sea específicamente para mí, me reconfortaría un poco.

Habrá que mantener los dedos cruzados durante un mes.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Influencias V: Steampunk


A raíz del proyecto que me traigo ahora mismo entre manos, voy a aprovechar para hablar sobre un elemento de reiterada aparición en mis universos de ficción: el Steampunk.

Haciendo memoria, supongo que mi primer contacto con el género fue la serie de "Sherlock Holmes" realizada por Hayao Miyazaki. Probablemente también sea uno de tantos que admiraba a Moriarty y deseaba verle aparecer en cada capítulo. Las alocadas máquinas que desarrollaba para llevar a cabo sus crímenes tuvieron mucha culpa en esa primera fascinación y, desde luego, me crearon el gusto actual por la época victoriana: ese momento de la historia en el que cualquiera con un poco de imaginación, muchos tubos, tuercas y una caldera, podía acabar creando una máquina nunca antes vista.



Después de esa experiencia cuasi adolescente, pasó tiempo antes de ascender por el siguiente escalón del mundo steampunk: "Nadia, el misterio de la piedra azul". Con esa serie de anime pasé al nivel de la era victoriana "inverosímil". De pronto, el final del siglo XIX estaba poblado por herederos de estirpes mitológicas y la tecnología se basaba en fuentes de energías capaces de desafiar a las del siglo XX. Pero, sobre todo, introdujo en mi imaginario un elemento que me fascinó: los motores antigravedad y las máquinas gigantes capaces de volar. Quien haya leído "El secreto de los dioses olvidados" tendrá muy claro que esta fascinación está más que demostrada.

Influencias posteriores llegaron a través del rol, donde el uso de tecnologías anacrónicas y de corte fantasioso fueron enriqueciendo estas referencias. Sobre todo, elementos de Los Mitos de Cthulhu, Warhammer y Shadowrun.

Las últimas fuentes que me han inspirado tuvieron un origen más variado. La más importante quizá sea "La liga de los hombres extraordinarios" de Alan Moore. Y su relevancia radica en que es una obra con una trama más adulta, con personajes que me eran conocidos pero aparecían reinterpretados en versiones más "oscuras" de sí mismos. Y como cada personaje (Nemo, Quatermain, Mina Harker, Jekyll...) añadía su propio granito Steampunk a la ambientación, la combinación resultante reunió lo más fantástico de esos mundos. El universo creado por Alan Moore era una mezcla envidiable de ciencia adelantada a su tiempo y criaturas sobrenaturales que aún aspiro a igualar.



En el apartado literario, la "Trilogía del Inquisidor Eisenhorn" me ha servido para incorporar nuevas y buenas ideas. No quiero extenderme mucho, pero la ambientación del universo Warhammer 40.000 probablemente sea la más rica y poderosa que conozco. Y tiene un toque retro-futurista que lo coloca casi en el plano de lo Steampunk, con sus máquinas de funcionamiento inexplicable y el terrible poder de los seres de naturaleza inhumana que pululan por él. Y en concreto, el Inquisidor Eisenhorn y su historia te trasportan por lugares inverosílmente oscuros a la par que grandiosos (o decadentes).



La última referencia a la que voy a hacer mención es un videojuego: "Arcanum". el encanto principal del mismo radicaba en su ambientación, situada en un siglo XIX poblado de criaturas mágicas como elfos, enanos o trolls (los jugadores de rol me entenderán si lo defino como una versión retro de Shadowrun). El juego en sí no tuvo más repercusión, creo yo, porque apareció en el momento en que los juegos On-Line estaban en plena ebullición y, comparado con aquellos que exprimían ese formato de juego, el producto era pobre. Pero ofrecía al jugador un enorme mundo por explorar, misiones innumerables con las que obtener gloria, y la posibilidad de desarrollar a su personaje en base al uso de los poderes arcanos o la simple y fiable tecnología. Yo aún conservo mi copia y todas las notas sobre cómo funcionaba cada aspecto del juego, aunque debo reconocer que abandoné en el momento en que me vi perdido dentro de las numerosas tramas que me habían presentado.

Sé que me debo de haber dejado algún dato en el tintero, pero confío en haber mencionado los más importantes. Desde luego, a los aficionados a la ficción que hayan descubierto un libro, un cómic o un ánime, les recomiendo que se hagan con un ejemplar y los disfruten. Yo, por mi parte, espero poder aportar en breve un bonito grano de arena al género.

lunes, 6 de septiembre de 2010

He vueltooo!!





... Aunque de hecho nunca me fui. Quizás hayáis pensado que me estaba deleitando en playas de límpidas aguas o viajando por el ancho mundo. En realidad, toda esta larga ausencia se ha debido a mi afán por cumplir los plazos que me había autoimpuesto al acometer la reescritura de mi última novela. Ese empeño, y nada más, ha sido el culpable de este prolongado silencio.

Ahora, con el manuscrito limpio y pulido, va tocando dar señales de vida una vez más. Para empezar, quisiera ir colgando nuevas reseñas y articulillos para entretener a los que seguís el blog. Sobre todo me gustaría retomar mi sección de entrevistas a nuevos autores, que creo es una de las que más os "llama".

Así pues, pido perdón por haberos dejado abandonados durante el periodo estival y prometo manteneros informados de mis progresos en el mundillo editorial además de intentar proporcionaros lecturas interesantes.

Saludos!!

P.D.: La foto es de cosecha propia, probando el macro de la nueva cámara con la estilográfica "de escribir".

martes, 20 de julio de 2010

Un poco más...

Este pasado fin de semana llegó, al fin, uno de los momentos clave en el "proceso evolutivo" de mi nueva novela: me reuní con las personas que han leído el primer manuscrito para saber su opinión sobre el texto. Después de cuatro meses con el libro guardado donde no pudiera sentir la tentación de "hincarle el diente", tocaba recoger notas para la inminente reescritura.

El resultado, si lo comparo con la experiencia de "El secreto de los dioses olvidados", fue mucho más gratificante. Para empezar, todo el mundo llegó con su ejemplar impreso y leído de cabo a rabo. Algo que, lamentablemente, no ocurrió con el "test lector" de mi primera obra. Y la diferencia se hizo notar. Tener a media docena de personas opinando sobre cómo mejorar algo que has escrito da un gran placer. Sobre todo al ver que se lo habían empapado, aportando sus dudas o sugerencias y manteniendo un debate continuo en el que, a grandes rasgos, las conclusiones fueron unánimes.

En el apartado de lo bueno me quedo con la confesión general de que la lectura les había enganchado. El arranque de la historia les pareció impactante, luego flojea en un par de capítulos más calmados y después hubo acuerdo en que el ritmo se mantiene a buen nivel hasta el final. La trama y la ambientación del mundo también les ha gustado, en especial las partes de steampunk y magia. Eso me alegró, puesto que una de las cosas más complicadas dentro de la narración fue describir esos objetos de fantasía. Dar "consistencia" a cosas que sólo existían en mi cabeza supuso un reto, desde luego. Y lo mismo ocurrió con los seres sobrenaturales que habitan ese mundo. A pesar de ser mitos reconstruidos, la opinión general fue favorable. En este caso se trataba de algo a lo que le he dedicado mucho tiempo, así que me interesaba especialmente ver si el lector asimilaría bien esa mitología personal o le resultaría demasiado chocante. Pero, al parecer, puedo albergar buenas esperanzas en este universo.

Dentro de lo malo también hubo coincidencia en la mayoría de las opiniones. El peor de los "fallos" que le han encontrado ha sido el retrato psicológico de los personajes protagonistas. Al parecer, me he quedado muy corto al incluir notas sobre sus sueños, filias y fobias. Incluso me criticaron la falta de empatía que habían sentido hacia la "actriz principal". Eso supone que debo profundizar más en las motivaciones y la idiosincrasia de mis protagonistas. Lo cual, por más trabajo que me lleve, sólo puede beneficiarme a largo plazo cuando acometa las secuelas de la saga. Aunque, desde luego, me ha obligado a reconsiderar que tiendo a dar más importancia a la trama que a los personajes.

Por supuesto, también hay cosas en el estilo y la prosa que debería de seguir puliendo. Pasajes con ritmo menos fluido o en los que me he excedido con las descripciones introductorias. Afortunadamente esos "puntos negros" en la narración se ha ido reduciendo desde mi anterior novela y parece que la práctica me ha servido para eliminarlos en buena parte.

En definitiva, la novela les ha parecido mejor que "El secreto de los dioses olvidados". Pero también me han pedido un poco más de esfuerzo para que el resultado final sea redondo del todo. Si mis cálculos son correctos, esa segunda versión (casi) definitiva podría estar lista para Septiembre. Y será entonces cuando llegue el siguiente gran hito en el camino: encontrar la editorial que se atreva a confiar en mi para una saga.

lunes, 21 de junio de 2010

Reflexiones Post-Feria del Libro

Aunque con cierto retraso, aquí traigo mi resumen de la experiencia que me supuso acudir como "firmador" a la Feria del Libro de Madrid.

En primer lugar, debo agradecerle a Generación-X su apoyo al cederme un espacio en su caseta. Sin esa confianza, probablemente éste habría sido otro año en el que sólo hubiera paseado por la Feria como comprador. Por el mismo motivo me ha quedado muy clara la necesidad de "tirar de las amistades" cuando eres un novato y no dispones de otros apoyos para esta clase de promoción. Se demuestra así que cultivar la amistad de los libreros sirve para algo más que conseguir un fascículo atrasado o ese libro de una editorial minoritaria.

En cuanto al evento en sí, sólo puedo decir que superó mis expectativas (que, prevenido como estaba contra un desastre, eran muy bajas). Las cifras de "cazadores de firmas" fueron tan modestas como cabía esperar, pero incluyeron algunas sorpresas: Un forero con ganas de comentar su opinión sobre el libro (gracias, Halobrad) y una visitante que decidió probar el libro después de explicarle la trama (espero que lo disfrutes mucho, Edurne).


Lo más complicado fue precisamente el trato con ese público errabundo propio de la Feria, que va de caseta en caseta igual que un pajarillo a la busca de una miga de pan perdida. Cuando menos te lo esperas, uno de ellos ha ido paseándose por toda la caseta hojeando ejemplares y al levantar la vista está cruzando la mirada contigo. En ese instante se produce un tenso silencio, tras el cual el paseante huye (dejándote tiempo, como mucho, para un "¿le interesa?") y tú te quedas esperando a alguien más dispuesto a escucharte. Lo cual también te obliga a olvidarte un poco de la vergüenza personal, recordar que eres "el escritor", y que durante ese rato tú eres quien impone respeto. Algo que a mí me costó mucho, la verdad, tal y como puede verse en las fotos. Para el tramo final de la tarde logré interiorizar esos conceptos, eso sí, y fui capaz al fin de hablar con aquellos desconocidos sobre el libro. Todo un despliegue de desparpajo por mi parte.

Cuando acabó la firma, los comentarios me permitieron hacer un balance positivo. No en vano, tampoco hubiese sido raro pasarme la tarde sin llamar la atención de nadie. Así que, si hay suerte, espero repetir en el futuro y quedar aún más contento del resultado.

viernes, 11 de junio de 2010

Nos vemos en la Feria

Tal y como he venido anunciando en éste y otros foros de escritores, hoy es el día de mi estreno en la "arena" de la Feria del Libro para darle un pequeño empujón a la promoción.

A partir de las 19:00 estaré a disposición de todo el mundo en el stand de Generación-X (caseta nº 49), donde podréis traer vuestros ejemplares de "El secreto de los dioses olvidados" o comprar alguno para que os lo dedique.

Igualmente, todos aquellos que hayáis leído ya la obra podéis acercaros y comentar vuestras opiniones del libro con este seguro servidor. Siempre será un placer conoceros y hablar sobre el proceso de escribir, la aventura de publicar, y los planes de futuro.

Y en breve, un comentario sobre cómo fue la experiencia!!

jueves, 3 de junio de 2010

Influencias IV: "Neverwhere"

Vaya por delante que, hasta el momento en que leí esta novela, Neil Gaiman no era santo de mi devoción precisamente. Y todas mis reticencias venían provocadas, debo confesarlo, por el origen de los halagos a su obra principal. Quienes me recomendaban la lectura de Sandman, insistiendo en la profundidad filosófica que lo impregnaba, solían rozar peligrosamente el movimiento siniestro o emo. Ignorantes de que esos factores no hacían si no empujarme lo más lejos posible.

Así pues, resulta sencillo hacerse una idea de la cautela con la que acometí la lectura de "Neverwhere". Básicamente, mis expectativas de satisfacción se encontraban en niveles paupérrimos. Y sin embargo, todos esos prejuicios se fueron desvaneciendo página a página. Hacia la mitad del libro, los había olvidado. La razón, por supuesto, es que la historia reunía un montón de elementos que me eran afines.


Para empezar, "Neverwhere" se basa en un universo de realidades paralelas que conviven de forma independiente. Una concepción que siempre me ha interesado, tanto en las lecturas como en lo que escribo. Y en ese sentido, me resultó fascinante el modo en que Gaiman entrecruzó los dos planos de la realidad. Escenas como el Harrod´s tomado por un mercadillo cuasi esotérico son sugerentes en extremo. Pero, por encima de todo, está el hecho de asimilar a los habitantes del Londres de Abajo con los mendigos de las ciudades. Nada más real que la indiferencia que nos produce ese colectivo podría fundamentar la mágica invisibilidad de la que están dotados en la narración.

En cuanto a los personajes, sus características son comparables a muchas de las creaciones de Gaiman. Salvo por el protagonista, un perdedor convertido en mesías, en general despliegan un amplio abanico de apariencias mutables, detrás de las cuales se ocultan monstruos horrorosos, seres majestuosos, o pícaros buscavidas. Y de entre todos ellos sobresale el Marqués de Carabás, cuyos recovecos morales le sitúan a caballo entre el bien y el mal.

La historia en sí quizá sea lo menos original del conjunto. El protagonista que, de la noche a la mañana, debe descubrir un héroe dentro de sí es un argumento bastante trillado. Pero el humor con el que Gaiman endulza las peripecias del sufrido Dick ayudan a empatizar con él y a acompañarle con más ganas página tras página. Como testigo de la travesía al oscuro corazón del Londres de Abajo, no dejé de alegrarme por cada obstáculo superado y cada logro conseguido. Imposible no hacerlo, cuando llegas al punto en el que ese chico podrías ser tu mismo. Aún más. Ese mundo mágico alcanza por momentos tan extraordinaria solidez que lo que deseas es vivir la aventura por tí mismo.

¿Que destacaría del resultado final? La capacidad de Neil Gaiman para sugerir una existencia mágica dentro de lo cotidiano. Algo tan mundano como un puerta se convierte en algo más después de leer el libro, e incluso la noche recupera su ancestral velo de misticismo. Tras pasar la última página de "Neverwhere", el niño que nos queda dentro vuelve a buscar seres mágicos en los rincones oscuros.

martes, 1 de junio de 2010

Otros autores: Fernando Trujillo

Después de un periodo demasiado largo sin esta sección, aquí llega de nuevo una salerosa entrevista literaria. En esta ocasión he invitado a Fernando Trujillo, co-autor de Juego de Alas junto a Cesar G. Muñoz. Éste "dúo dinámico" de la literatura nacional han publicado por primera vez con Mundos Épicos, y ya están a la espera de publicar otra obra. Para quienes quieran saber más, ahí tienen el blog conjunto de ambos autores.



1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿qué te motivó a hacerlo?
La primera vez que lo pensé fue cuando terminé la novela y me di cuenta de que había algo completo que podía ser evaluado por un editor. Hasta ese momento, la novela solo era un proyecto.
La verdadera idea de publicar surgió a partir de los familiares y amigos, que al ir leyendo capítulo tras capítulo, nos animaron a intentarlo.

2. ¿Cómo ha sido hasta ahora tu experiencia en el mundo editorial?
La relación se sostiene a través de correos electrónicos con las editoriales. Por mi experiencia hay un poco de todo, aunque en general, la gente es muy correcta. Hasta el momento la relación más estrecha que ha mantenido ha sido con Mundos Épicos, la editorial de Juego de alas, que ha sido muy fluida. Sus responsables, David Velasco y Joaquín Martínez se han mostrado muy pacientes con mi enorme desconocimiento del mundo editorial. Espero que todo siga por el mismo buen camino.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
Una pregunta complicada. Ni yo mismo lo sé. Sencillamente trato de pensar en algo que me guste, que me sorprenda. De vez en cuando, las ideas se me ocurren. Ojalá pudiese mecanizar el método para dar con ideas que a mí me parezcan buenas y creativas. ¡Lo patentaría en el acto!

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Los dos tienen su encanto particular, pero si tuviese que escoger, sería la novela.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Siempre me he dedicado a la informática, pero eso no me ha influido nada a la hora de idear mis historias. De hecho, una trama que se apoye demasiado en elementos informáticos no me resulta nada atractiva. Dudo que escriba alguna, aunque nunca se sabe.

6. ¿No crees que actualmente se enfoca demasiado la carrera de escritor hacia la consecución del éxito editorial, sacrificando incluso la calidad literaria?
Entiendo que así lo plantean las editoriales y lo veo normal. Son empresas y buscan beneficios, como todas. La calidad literaria, en mi opinión, compete a los organismos que otorgan los premios Nobel y similares. Sin embargo, una editorial busca vender, por lo que considero lógico que actúen en consecuencia.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Me gusta escribir por las noches, en silencio, pero la imaginación manda. Si no se me ocurre nada no puedo forzarlo, así que espero a que se me ocurra algo que me divierta. En definitiva, no puedo emplear una rutina.

8. Por fin eres un autor consagrado... ¿A qué lugar del mundo le pedirías al editor que te enviase “para inspirarte y documentarte”?
Como mis historias son fantásticas, me cuesta pensar en un lugar adecuado para documentarme. Para inspirarme buscaría algo tranquilo y con buen clima, tal vez algo tropical.

9. Algo que puedas contar sobre tu último proyecto literario...
Estoy con una nueva historia que, en principio, está planeada para salir en formato de libro electrónico. Pero todavía está muy verde y le queda bastante trabajo.

10. ¿Hay algún libro que no hayas sido capaz de acabar de leer?
Varios. Yo leo para disfrutar y cuando eso no sucede lo dejo sin contemplaciones. El último libro que dejé a la mitad fue Crepúsculo.

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
Hace poco leí Ubik, de Phillip K. Dick, y me encantó. Una historia muy original que me sorprendió mucho. La recomendaría a cualquiera que le guste la ciencia ficción.

12. ¿Con qué personaje literario te identificarías?
No se me ocurre ninguno. Lo cierto es que los personajes que más me suelen llamar la atención, son los “malos”, pero no me identifico para nada con ellos.

13. ¿Permitirías que adaptasen alguna de tus obras al cine?
¡Pues claro! Es posible que me arrancase un par de uñas si fuese necesario.
Una de mis novelas más cortas ya la he convertido en guión cinematográfico y pienso probar suerte con ella. Y hay otras dos con las que es más que probable que haga lo mismo, cuando encuentre el tiempo necesario.

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
No. Antes tocaba el bajo en un grupo que montamos unos amigos, pero de eso hace mucho. Ahora, a pesar de que llevo tiempo sin practicar, bailo salsa, pero yo no consideraría arte a lo que hago.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
El más importante de todos y que veré cumplido dentro de unos seis meses. En octubre tendré entre mis brazos a mi primer hijo.

Saludos.




viernes, 21 de mayo de 2010

... Pero la fama cuesta!!

Titulo hoy el artículo con la mítica frase de la serie "Fama", que se puede aplicar a cualquier aspirante a best-seller, actor de renombre, concertista, arquitecto... Y es que lo de hacerse un hueco en el mundo profesional no es sólo cosa de decir "¡aquí estoy!" y esperar que los demás nos suban en brazos. Sobre todo cuando el salto lo das desde un escalón tan modesto como el mio...

Y aquí está un servidor, enfrentándose a una nueva faceta de la promoción literaria con la sana intención de que le conozca alguien más que la familia y amigos (bueno, vale, estoy bromeando, que sé que unos cuantos ejemplares ha vendido la novela por ahí entre aficionados a la ciencia-ficción). Eso sí, de momento sólo lo voy a decir "con la boca pequeña", por aquello de que tengo confirmación pero me faltan datos:

Feria del Libro de Madrid, día 11 (Viernes). Firmaré ejemplares (comprados "in-situ" o traídos de casa) en el stand de Generación-X (caseta nº 49) a partir de las 19:00. Procuraremos tener a mano el Valium para remediar los posibles temblores nerviosos, y una chuleta con dedicatorias por si me quedo en blanco.

¡¡¡Ay, Diox, qué nervios!!! Y aún queda casi un mes...

Editado: Algo más de información al respecto en el blog de "El Secreto de los Dioses Olvidados".

miércoles, 19 de mayo de 2010

En curso


A pesar de que este mes de Mayo debía de disponer de más tiempo, al estar a la espera de que lean el manuscrito de la última novela mi grupo de "críticos", al final apenas le he dedicado tiempo al blog. Parte de la culpa la tiene el hecho de que he comenzado un Curso de Escritura. Quizá pueda sorprender, pero llevo dos semanas inmerso en él y la verdad es que me absorbe más tiempo del que esperaba.

Desde el otoño pasado no me había centrado más que en mi último proyecto, así que me planteé la inscripción en el curso como la mejor manera de conservar la rutina escritora. Y, sobre todo, como una forma de apartar de la cabeza el manuscrito recién acabado hasta que llegue el momento de la reescritura.

No sé si quienes también escribís habéis pasado por lo mismo, pero yo siempre me he dejado llevar por el instinto. Al escribir, iba usando aquellos recursos que había visto en alguna obra y que me parecían buenos. Hasta ahora, mis "maestros" en esto de la narrativa habían sido algunos manuales sobre el tema y fascículos sueltos de cursos que he ido adquiriendo. Quienes han recurrido también a estas fuentes sabrán lo complicado que es asimilar y seguir todos los consejos que se acumulan, aunque repasándolos de vez en cuando acabas por ir asimilando los que mejor te vienen. Y si yo no había dado aún el paso hasta el nivel del "curso tutelado" se ha debido más a dificultades para encontrar tiempo libre o la simple deficiencia de fondos con los que pagar las clases.

Hasta ahora, la cosa va bien. Aunque soy bastante crítico como me es posible con todo lo que escribo, me gusta que me indiquen nuevas aristas que pulir. Además, me impone la tarea de acometer ejercicios obligatorios. Así que trabajo aspectos que, de otra manera, podría soslayar o ignorar directamente. A eso hay que unirle también todas las notas que me van haciendo sobre cómo mejorar mi narrativa, algo que me interesa por encima de todo lo anterior. Al final del curso, espero haber descubierto "malos vicios" que pueda eliminar de mi estilo y tener unos cuantos buenos consejos para mejorar. Y no es que mis amigos no me den ideas útiles y sus críticas no sean constructivas, pero a todos nos pasa que intentamos no herir al autor en esos casos. Y para mejorar, también interesa que te señalen los errores de forma clara.

martes, 11 de mayo de 2010

R.I.P. Frank Frazetta


Supongo que quienes sólo lean esto por su interés con la literatura, no tengan muy claro quién es ese Frank Frazetta al que quiero rendir homenaje hoy, fallecido a los 82 años por un derrame cerebral.

Pues a Frazetta se le puede considerar como uno de los más grandes ilustradores de Ficción y Fantasía del siglo XX. La iconografía de Conan y sus imitadores le deben muchísimo a las ilustraciones que hizo para las ediciones en inglés de sus aventuras, aunque también trabajó con la imagen de Tarzán y otros héroes literarios de la época. Las revistas "pulp" de ciencia-ficción tuvieron el honor de contar con sus trabajos (al óleo, la mayoría de las ocasiones) durante muchos años.

Yo descubrí a Frazetta en la etapa de mi afición al dibujo en la que me interesaba la ilustración. Por aquel entonces, sin poder económico como para comprar los carísimos libros de Vallejo, Royo, Olivia, o Frazetta, me debía conformar con coleccionar cartas que reproducían sus obras. Y por esos años (principios de los 90), me topé con la película "Heavy Metal" y "Tygra, fuego y hielo". Ésta última, aunque mucho menos conocida que la lisérgica versión animada del famoso magazine americano, fue sin embargo obra en su mayor parte de Frazetta. Una pieza de espada y brujería al más puro estilo de esas novelas que había ilustrado, animada con la tecnología del rotoscopio. Todo ello confluyó para que admirase a alguien con la capacidad de imprimir tanto dinamismo e insinuar tanto con los trazos del pincel.

Personalmente, coloco a Frazetta al nivel de Asimov. Una estrella que me maravilló en la juventud, cuya carrera comenzó antes de la primera mitad del siglo XX y que está impregnado de esa extraña belleza de la primera ciencia-ficción, inocente y desbordantemente imaginativo.


Como ejemplo de su trabajo cuelgo esta "Reina Egipcia", una ilustración que siempre me cautiva. Es quizás de las más contrapuestas a su corriente habitual, cargada de fuerza y violencia. La pose de la muchacha es pura calma. Y la combinación de colores (incluso para un daltónico como yo) es estupenda.


Descanse en paz, maestro.


miércoles, 28 de abril de 2010

"Fábulas"


Añado esta reseña plenamente consciente de no estar innovando en absoluto. Quizás aún pueda descubrir esta joyita del cómic a algún lector, pero doy por supuesto que se trata de una obra en boca de todos. En mi caso, me la habían recomendado de forma entusiasta y me arrepiento de haber tardado tanto en acercarme a ella.

¿Por qué hablar entonces de "Fábulas"? Porque me parece una idea ingeniosa, difícil de acometer y aún más complicado de mantener viva en el tiempo.


En primer lugar, Bill Willingham ha tenido la increíble idea de reconstruir el universo de los cuentos y leyendas de toda la vida, para situarlos en un mundo más "real" y más "adulto" (sobre todo, más adulto). Claro que, teniendo en cuenta el valor moralista y pedagógico que ha imbuido siempre los cuentos populares, quizás se deba decir que la tarea del guionista ha consistido en insistir en el aspecto adulto de los personajes y sus trasfondos. Al despojarles de las oropelas y los bonitos finales felices, lo que quedan son unos personajes con muchas posibilidades literarias. Pero para aprovecharlos había que tener el valor de convertirlos en personas de carne y hueso. Con todas las virtudes y defectos que eso supone. Sobre todo los defectos. En ese sentido, "Fábulas" me recuerda a otro de mis cómics "de cabecera": "Ruinas", donde Warren Ellis consiguió en 60 páginas demostrar lo cruel que sería el universo de los superhéroes Marvel si sus criaturas se comportasen como personas normales.

Por eso, al leer "Fábulas" uno ha de estar preparado para chocar con personajes a los que conocía de su infancia y que ahora, pasado el tiempo, han perdido esa inocencia que conservaban en nuestra memoria. Príncipes, princesas, humildes fregonas, sastrecillos valientes y un largo etcétera demuestran hasta qué punto pueden ser crueles, traicioneros, ambiciosos y hasta timadores.

Lo más complicado, sin embargo, no es humanizar a todos esos seres de fantasía. Lo que le da valor a la creación de Willingham es haber creado una línea argumental que se desarrolla con firmeza tras cada arco de historias. Después de más de 80 números publicados, lo que sigue impulsando la colección es la idea que sirvió de embrión para todo el universo: la presencia en el mundo real de los protagonistas de los cuentos, exiliados tras haber sido expulsados de sus reinos de ficción por un ominoso enemigo llamado El Adversario. Eso es lo que mueve a los lectores a querer más. Con cada historia no sólo se nos revelan nuevos matices de Blancanieves, Pinocho, El Principe Azul, Ricitos de oro... Willingham también va aproximándonos hacia un conflicto incierto y a todas luces desfavorable para el bando de las Fábulas exiliadas. Porque el enemigo demuestra desde un principio que no va a ofrecer clemencia, y nada ni nadie parece capaz de resistirse al arrollador avance de sus ejércitos.

¿Dará Willingham un final feliz a este cuento, o deberemos llorar a esos protagonistas de los que nos hemos ido encariñando? Aún no se sabe, pero yo prefiero no ser demasiado optimista. La muerte ya se ha llevado a varios personajes de "Fábulas" sin que le temblase la mano al cortar sus cuerdas...

Pero no por ello dejaré de leerlo. Porque necesito satisfacer la curiosidad que se ha despertado en mí.

martes, 20 de abril de 2010

La cruda realidad


Tras un tiempo sin participar, he vuelto a ver publicado uno de mis relatos en NGC3660. En este caso se ha tratado de un relato muy corto, rayano en lo hiperbreve, que mezcla la ciencia-ficción y mi tendencia a la parodia. Lo escribí para participar en una actividad literaria de Mensa (para la cual el tema principal eran los piratas) y, después de quedar sin premio, no quise que se quedara en el olvido.

Así que, si os apetece degustar esta "tapita" literaria, sólo tenéis que pinchar en la imagen. (Los comentarios, preferiblemente en NGC, que se note que alguien lo ha leído) :P




viernes, 16 de abril de 2010

Renovación de Grupo AJEC


Se me había pasado por alto, pero hoy enmiendo el fallo. La página web de Grupo AJEC ha remozado por completo su aspecto, adquiriendo una apariencia mucho más moderna y atractiva para quien se pasee por ella.

Así pues, un buen motivo para repasar el catálogo de la editorial y hacerle hueco a alguna de las obras de la editorial. Por mi parte, me parece que con este cambio de "look" le esperan buenos y frescos vientos a Raúl Gonzálvez.

Venga! Venga!! A visitar la página y descubrir ciencia-ficción de la buena!!

miércoles, 14 de abril de 2010

Recomendado!?!!!?


Acaba de llegarme, Google Reader mediante, la noticia:

"El Secreto de los dioses olvidados" entra en la lista de "Libros recomendados" de la página Literatura Fantástica, en la sección de novedades del 2009 escritas en castellano.

No creo que pueda dejar de dar botes de alegría en lo que queda de día. Ese "muy interesante" de la valoración me ha hecho feliz, feliz, feliz (aunque sea el último de la lista).

ULTIMA NOTICIA: Acabo de pasarme por la página y, seis horas después, el libro ha sido borrado de la lista. No sé qué criterio se ha seguido para la modificación, ni a quién le debo el "honor", pero se me ha caído el alma a los pies...

ULTIMÍSIMA NOTICIA: Podéis leerlo en los comentarios (gracias, Mariano), pero también os dejo enlace a una versión "íntima y personal" de lo ocurrido.

De nuevo en procelosas aguas...


A día de hoy me embarco de nuevo en esa aventura que es conquistar una editorial. Después de cinco meses dando forma a mi última novela, por fin he conseguido dar por terminado el primer manuscrito. Esta mañana he dejado la copia pertinente en el Registro de la Propiedad Intelectual, y con ése trámite realizado me toca coger fuerzas.

Fuerzas, en primer lugar, para acometer una primera revisión ortográfica y lingüística. Ya mientras esperaba turno en el Registro he descubierto algunas notas discordantes al hojear el texto, y supongo que mi fiel compañero el Word habrá considerado más palabras como neologismos de necesaria acuñación.

Para esta ocasión, de cualquier modo, tengo mejores perspectivas en cuanto al proceso de "pulido del texto". Aunque, por el otro lado, también he añadido nuevas dificultades. El número de lectores dispuestos a leer el borrador y aportar críticas promete ser mayor y más exhaustivo. Gracias a ello, las modificaciones del texto deberían responder ahora a las propuestas que me hagan en lugar de depender únicamente de mi "instinto" (y no desprecio mi instinto porque, al fin y al cabo, me permitió publicar "El secreto de los dioses olvidados").

Sin embargo, la mayor complicación de este nuevo proyecto es su dimensión. Por una parte, pretende ser el germen de una serie de libros. Y por otra, es la presentación de un universo plagado de elementos de fantasía. El mayor reto a la hora de escribir ha sido desvelar datos sobre ese universo, esperando llamar la atención del lector pero sin extenderme en detalles que pretendo exponer en otro momento. Creo que el resultado ha sido satisfactorio, pero es de las dudas que espero resolver con el "grupo de lectura crítica".

Por supuesto, el hecho de embarcarme en una "saga" hace que me vea atado al proyecto para varios años. Sin embargo, aún con ese temor rondándome, lo cierto es que he acabado convenciéndome de la necesidad de hacerlo. Sobre todo porque ese universo fabulado ha ido desplegándose a medida que lo describía y un sólo libro no podría contar todas las aventuras que he imaginado para sus personajes (bueno, a menos que fuera un tocho del calibre de "Un mundo sin fin"). Aunque si algo me preocupa ahora es cómo presentar una obra así a las editoriales, puesto que yo mismo lo siento como un proyecto inacabado. ¿Aceptará un editor publicar el libro, sabiendo que la historia no está concluída, o querrá más?

En otro sentido, los seguidores del blog podéis estar de enhorabuena porque ahora me podré dedicar a añadir reseñas y comentarios mientras espero a que el libro repose. Hasta el principio del verano no creo que vuelva a verme inmerso en la fiebre de la escritura y la corrección.

jueves, 1 de abril de 2010

Otros autores: Igor Kutuzov


Aunque la intención de acabar con mi último proyecto literario me está dejando sin tiempo para actualizar temas en el blog, no me olvido de la única sección "fija". Hoy toca un autor de características exóticas (qué menos se puede decir, al leer su nombre), y que durante este año deberá hacer acopio de uñas mientras espera a la publicación en 2011 de su Antigua Vamurta por Grupo AJEC, en la colección Excálibur Fantástica.



Así pues os invito a conocer ya a este escritor/artista marcial/peridista a través de las respuestas al cuestionario de Párrafos Perturbados, y a indagar más aún si lo deseáis en su Antigua Vamurta.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
Empecé a pensar en publicar en 2006, cuando tuve lista Antigua Vamurta en catalán. Después de ser rechazada por las editoriales, la pasé al castellano y la mejoré, pensando sobre todo en lanzar un e-book. La sorpresa fue que a las pocas editoriales a las que envié el libro nuevamente, respondieron bastante bien y abandoné la idea del e-book.
La motivación era y es compartir una historia, y a través de ella, una manera de ver las cosas, una forma de adentrarse en el alma de los personajes.

2. ¿Cómo ha sido hasta ahora tu experiencia en el mundo editorial?
Muy telemática. En persona, sólo he conocido a una editora. El resto ha sido comunicación vía correo electrónico. Y mi experiencia con Grupo AJEC ha sido así. Muy cordial y enriquecedora, aunque se echa de menos el cara a cara. Ya llegará, supongo. Mi experiencia con editoriales es breve, aunque sí tengo clara una cosa, somos multitud intentando publicar, de ahí quizás su enorme lentitud.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
¡Uy! En todos los rincones de la realidad. Analizo la gente que conozco, me inspiro en otras novelas, en cómics, en películas, en cuadros, incluso en la vieja poesía épica. Y, por encima de otras fuentes, está la historia, como gran generadora de imágenes, gentes, conflictos.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Y la poesía. Si no fuera por la disciplina y el tiempo que requieren, prefiero la novela. Da mucha alegría ese punto y final.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Del periodismo, nada, en cambio, empecé la carrera de historia y esa materia sí tiene una influencia directa. En cuanto a mi profesión, la influencia viene por la fauna humana que he conocido. No dejamos de ser unas bestias curiosas.

6. ¿No crees que actualmente se enfoca demasiado la carrera de escritor hacia la consecución del éxito editorial, sacrificando incluso la calidad literaria?
¿Si Proust se presentara en una editorial con En busca del tiempo perdido, qué pasaría? ¿Le lanzaría ese ladrillo escrito por la cabeza? Espero que no. No hay que olvidar que una editorial es un tipo de industria, que arriesga más cuando mejor le van las cosas, con alguna excepción.
Lo que sí está claro es que para un escritor que empieza, el éxito editorial lo es todo. Blanco o negro, aunque el efecto Internet puede empezar a cambiar esta percepción.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
No me dejo llevar mucho, salvo si me visitan las musas, pero no se puede contar mucho con ellas, pues son caprichosas por naturaleza. La rutina es un buen amigo para el escritor.

8. Por fín eres un autor consagrado... ¿a qué lugar del mundo le pedirías al editor que te enviase “para inspirarte y documentarte”?
¿Eso podría pasar alguna vez? Al Mar Egeo, sin duda. Aquello debe parecerse al paraíso.

9. Algo que puedas contar sobre tu último proyecto literario...
Me he lanzado a escribir Relatos de Vamurta, para completar y enriquecer la novela, y los he empezado a publicar en el blog. Además, he escrito un relato de corte realista, sobre un tipo al que únicamente le queda su bicicleta.

10. ¿Hay algún libro que no hayas sido capaz de acabar de leer?
Antes de abrir el libro, generalmente ya sé algo de él. Aunque, con Código Da Vinci, me desmotivé a la página 30.

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
No es una novela, pero… La cruzada vista por los árabes de Maalouf. Impresionante, un gran fresco. Una nueva mirada sobre aquella mezcla de locura, misticismo, épica y guerra comercial.

12. ¿Con qué personaje literario te identificarías?
Con Hamlet, sin duda, y con Lord Jim, bueno, y con John Silver… Hamlet es el drama del individuo, que sabiendo lo que debe hacer, duda, presionado por la sociedad, por los otros y por su otro yo. O al menos así lo entendí.

13. ¿Permitirías que adaptasen alguna de tus obras al cine?
¿Permitir? ¿Dónde, cuándo? Imagínate poder pasear la mirada por una ciudad o un paisaje que existe sobre el papel, y además, alguien lo transforma en imágenes. Fabuloso, ¿no?

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
No. Practico el judo, el octavo arte y el mejor deporte del mundo. Tras 9 años de parón, volví hace un año y parece mentira lo que se recuerda sin saber que se recuerda. ¿Qué hay en el fondo del cerebro? No lo sé, pero más de los que creemos, seguro.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Llegar a Ítaca, vivir un tiempo allí. Dicen que no hay mucha gente, pescadores y poco más. Ir desde Turquía, pasar por la costa de Síria, cruzar el Líbano, alcanzar a pie Jerusalén. Sentarme frente al Muro de las Lamentaciones y luego darme una vuelta por la ciudad, sentarme en una terraza a degustar un vino. Y algunas cosas más.