Aún no eres un seguidor del blog?!

jueves, 19 de noviembre de 2009

"Destellos" Antologizados


Aunque la noticia tuvo lugar hace casi una semana, hoy es cuando decido comentarla. Mi participación en el concurso "Tierra de Leyendas" organizado por el foro de la página Sedice se ha cerrado con una 20ª posición entre 53 relatos. El concurso de Tierra de Leyendas posee un elemento muy particular. Los relatos deben ceñirse a dos temas que el autor puede escoger entre una lista propuesta por la organización (la lista se realiza mediante selección por los miembros del foro, pero esto no importa). Aparte de ésto, la votación es secreta y aleatoria por parte de los participantes y aquellos que deseen actuar de jurados.

El resultado final no es para tirar cohetes, desde luego. Durante un tiempo estuve a punto de quedar en el "Top Ten", pero las votaciones hicieron que fuera deslizándome colina abajo hasta conseguir agarrarme a ésta posición. Tampoco puedo quejarme demasiado, porque entre los primeros clasificados se encuentran algunos relatos realmente interesantes que aúnan originalidad y calidad como para que uno tenga que hacer una reverencia y abrirles paso. No todos (el orgullo del autor me impide ver diferencias notables de calidad entre mi obra y ciertos relatos mejor valorados), pero bastantes. Y, en cualquier caso, estoy entre los 37 primeros. Apto para ser publicado en una futura antología con los demás relatos de ésta edición.

Mi relato, "Destellos", es una narración de tintes ciberpunk. Ambientado en un Japón futurista en un futuro indeterminado, el reto era describir la desorientación de un personaje que despierta de pronto en medio del caos de un asesinato múltiple sin recordar qué ha ocurrido.

Lo gracioso (por decir algo) ha venido con los comentarios que he recibido a posteriori, una vez dado el fallo del concurso. Y digo gracioso porque soy alguien que tiende a buscar siempre un último giro argumental que descoloque al lector y le haga leer dos veces el párrafo en cuestión, para confirmar lo que le dicen sus ojos. Afición que me intenta quitar cierto amigo, calificando esos finales de "chim-pún" con la misma intención crítica que Salieri en la película "Amadeus". Pues justo las críticas al relato van en la dirección opuesta. Quienes lo han valorado poco dicen que era un final predecible (además de quien sencillamente no tiene aprecio al género ciber). Total, que cuando intento centrarme en la tensión psicológica del personaje y olvidarme de hacer un final que no sea más que la explicación de todo lo anterior, me dan capones.

Comentarios cítricos aparte, estoy contento con haber quedado entre los publicables. En el mundillo de los autores "por descubrir" es la mejor manera de irse dando a conocer. Y, en todo caso, el puesto final significa que les ha gustado a un poco más de la mitad de quienes tuvieron que valorarlo. Estamos en el camino...

No hay comentarios:

Publicar un comentario